LOADING

Type to search

VITAMINA A CLAVE PARA LE SALUD Y LA BELLEZA

Share

La vitamina A, presente en distintos alimentos, es esencial para la visión. Esta vitamina también se utiliza en dermatología para tratar varias alteraciones de la piel. Los especialistas nos explican cómo funciona esta polifacética sustancia.

La vitamina A es un término genérico que se utiliza para describir a los compuestos que presentan la actividad biológica del retinol.

Clara Joaquim, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), explica que existen dos formas principales de vitamina A.

Por un lado están los retinoides (retinol, retinal, ácido retinoico) que provienen de fuentes animales y son las formas más activas. Por otro lado, están los carotenoides (provitamina A), de origen vegetal. “El β-caroteno es el único que pueden metabolizar a retinal en los mamíferos, paso necesario para su absorción”, puntualiza.    

La vitamina A es muy importante para la visión. En este sentido, la doctora Joaquim manifiesta que la vitamina A “participa en el proceso de visión, tanto en la fototransducción como en la visión de los colores, ya que el retinal se incorpora a las células fotorreceptoras”.

La fototransducción es el proceso mediante el cual la información captada por las células fotorreceptoras del ojo se transforma en señal eléctrica y es enviada al cerebro que la reconoce e interpreta.

VITAMINA EN ALIMENTOS ANIMALES Y VEGETALES.

La endocrinóloga explica que los alimentos de origen animal que más vitamina A contienen son: la carne (sobre todo vísceras como el riñón o el hígado), la yema del huevo y los productos lácteos como la mantequilla.

En cuanto a los alimentos de origen vegetal ricos en vitamina A, están los vegetales de hoja verde, el boniato, la zanahoria y las verduras y también las frutas de colores intensos como el pimiento.

La doctora indica que “para obtener un aporte adecuado de vitamina A, la dieta debe ser variada e incluir huevos, lácteos, vegetales de hojas verdes como las espinacas; hortalizas como la zanahoria o el tomate; y frutas como el albaricoque o el mango”.

La toma de suplementos de vitamina A debe hacerse siempre bajo la prescripción de personal sanitario especializado, pues el exceso de vitamina A puede tener consecuencias negativas para el organismo.

En este sentido, la doctora Joaquim detalla que “la ingesta de vitamina A procedente de las plantas, raramente puede causar toxicidad, ya que el paso de β-caroteno a retinal es dependiente de los niveles de vitamina A” del organismo”.

“En cambio, la ingesta de retinoides provenientes de productos animales y de los suplementos nutricionales sí puede causar toxicidad”, aclara.

La endocrinóloga subraya que la toxicidad suele aparecer como consecuencia de la ingesta de grandes cantidades de suplementos sintéticos de retinol, aproximadamente 50.000 UI (unidades internacionales) al día.

CUIDADO DE LA PIEL.

Por otro lado, la vitamina A es una sustancia muy apreciada para el cuidado de la piel. “Los dermatólogos hablamos de retinoides tópicos para referirnos a todas aquellas moléculas derivadas de la vitamina A que tienen propiedades antienvejecimiento”, precisa Cristina García Millán, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

“Los retinoides tópicos han demostrado su eficacia y seguridad en el tratamiento del envejecimiento y fotoenvejecimiento. También existe evidencia que respalda el uso de los retinoides tópicos, en monoterapia o en combinación con otros agentes tópicos, en el tratamiento de los trastornos pigmentarios como el melasma, los lentigos solares y la hiperpigmentación postinflamatoria”, expresa.

No obstante, destaca que hay que adaptar la concentración a la edad, al estado de la piel y a los objetivos que se quieran conseguir.

La vitamina A está presente en multitud de productos. “Podemos encontrar fármacos con tretinoína para el tratamiento del acné y muchos cosméticos (serums, cremas, etc.) con distintas concentraciones de retinol”, apunta.

La especialista indica que es preferible aplicarlos por la noche.

Sin embargo, las embarazadas deben tener ciertas precauciones, precisa la dermatóloga.

Por Purificación León.

EFE/REPORTAJES

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux