LOADING

Type to search

MALUMA Y RICKY MARTIN IMPLICADOS EN ESTAFA ¡MILLONARIA!

La Koralillo
Share

Tal parece que tenemos a otro estafador como Larry Ramos, un tal Marcelo Pelegri, dizque empresario argentino, que hizo de las suyas en Sudamérica y España. Y resultó ser esposo de Grecia Colmenares la actriz venezolana que interpretara la exitosa novela Topacio.

De acuerdo a Jorgito Carbajal, la pareja tuvo un hijo Gianfranco Pelegri Colmenares, cuando este era pequeño Grecia y Marcelo se divorcian. Después, hijo y padre se asociaron y llegaron a estafar a un sinfín de personas.

Ahora ambos están siendo demandados en Bolivia y España por estafa millonaria.

Entre sus tantas tranzas, Marcelo Pelegri, pidió dinero a mucha gente diciéndoles que era para la fundación Save the Children, donde llegó a crear unas pulseras con el nombre de Ricky Martin, quien hasta posó con las pulseras que según eran de oro, pero no tenía nada de oro. Para las pulseras de Maluma llegó a quitarle todo su dinero a Nora Kriegshaber una argentina quien está demandando a Marcelo.

No se sabe si Ricky Martin y Maluma sabían de esta estafa, pero lo tendrán que declarar en España donde al parecer están escondidos este par de estafadores.

EDUARDO VERÁSTEGUI Y SU OSCURA HISTORIA CON TOÑO BERUMEN

Diariamente reza el Santo Rosario en vivo y recientemente cumplió un año de rezarlo, pero ¿por qué reza? ¿será por el mundo o por borrar sus pecados?

Eduardo Verástegui, entró al mundo del espectáculo siendo un joven y llegó a formar parte del grupo Kairo, fue aquí que conoció a su maestro Toño Berumen, el hombre que manejaba todos los medios.  De acuerdo a Chisme No Like, Berumen de la mano de Televisa, llevó a la fama a varios grupos como Kairo, M5, Magneto, Mercurio, así como de los cantantes Alex Sirvent, Eduardo Verastegui y Fey. Era dentro de este medio que el empresario mexicano cometía los abusos sexuales. En donde participaba Eduardo Verástegui, quien lo acompañaba en sus orgías, con la mayoría de los integrantes de los grupos ya mencionados. Tanto Toño como Eduardo tenían el fetiche de buscar jóvenes muy religiosos y católicos.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux