El director de Goya respalda las mentiras de Trump y desata un nuevo clamor de boicot contra sus productos

Share

Trump es “el verdadero, el legítimo y todavía actual presidente de Estados Unidos”, dijo Robert Unanue durante un evento conservador. Le contamos sus palabras y las consecuencias.

Robert Unanue, director ejecutivo de Goya Foods, la autodenominada mayor compañía de alimentos propiedad de hispanos en el país, afirmó el domingo que, en su “opinión”, Donald Trump sigue siendo el “legítimo” presidente de Estados Unidos.

El Consejo de Administración de Goya decidió en en enero silenciar a Unanue después de que defendiera en declaraciones a la cadena Fox News la falsa teoría conspirativa sostenida por Trump de que las elecciones presidenciales fueron fraudulentas.

Pero el domingo, durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por su sigla en inglés) que se celebró en Orlando, Florida, y poco antes de la intervención de Trump, Unanue aseguró:”Es un honor estar aquí. Pero mi mayor honor hoy será que, creo que estaremos en el mismo escenario, con el que es, en mi opinión, el verdadero, el legítimo y todavía actual presidente de Estados Unidos: Donald J. Trump”.

“Todavía tenemos fe en que la mayoría de la gente en Estados Unidos votó por el presidente”, afirmó Unanue en referencia a Trump, que perdió ante Biden por más de siete millones de votos.

Coincidiendo con la toma de posesión del nuevo presidente, Joe Biden, el pasado 20 de enero, Unanue aseguró al canal Fox que la victoria de Biden no había sido verificada, lo cual no es sólo falso sino alocado y ridículo. 

“Creo que esta es una misión cumplida por el sindicato, la asociación, el conglomerado de las redes sociales, las grandes tecnológicas, los grandes medios y el gran Gobierno para marcar el comienzo de un nuevo orden mundial”, declaró Unanue entonces.

“La guerra viene ahora que el presidente se va, todavía van a ir contra Estados Unidos, la clase trabajadora”, agregó dentro de un desvarío sin absolutamente ningún sentido.

El directivo logró eso sí ser invitado a la conferencia CPAC 2021, en la que Trump ofreció su primer discurso público tras concluir su mandato de cuatro años con el récord histórico de ser sometido en dos ocasiones a un procedimiento político de destitución por el Congreso. 

El año pasado la empresa alimentaria enfrentó por el mismo motivo un boicot impulsado por la comunidad latina, encabezada por figuras políticas como la demócrata Alexandria Ocasio-Cortez o culturales como el compositor y dramaturgo Lin-Manuel Miranda.

“Estamos realmente bendecidos de tener un líder como el presidente Trump, que es un constructor”, dijo Unanue, “eso es lo que hizo mi abuelo, vino a este país a construir, crecer, prosperar. Tenemos un increíble constructor y oramos por nuestro liderazgo, nuestro presidente y nuestro país”, manifestó Unanue en julio en la Casa Blanca.

Los comentarios de Unanue levantaron la polémica en las redes sociales con la etiqueta #BoycottGoya en Twitter.

Joy Behar, cómica, presentadora de televisión y actriz,  publicó en su cuenta de Twitter, donde cuenta con más de un millón de seguidores: “No más garbanzos de Goya para mí”.

Unanue se defendió calificando el boicot como una “censura” de su discurso.

Los partidarios de Trump, mientras tanto, contrarrestaron la campaña posando con productos Goya. Trump fue fotografiado con latas de la compañía sobre el escritorio Resolute, la mesa ubicada en el Despacho Oval de la Casa; y su hija Ivanka publicó una foto sosteniendo una lata de frijoles negros de la marca.

Las publicaciones de la familia Trump pudieron haber violado una norma ética que establece que los empleados del poder ejecutivo no pueden utilizar su cargo para promocionar un producto.

La ley establece que un empleado “no utilizará su cargo público para su propio beneficio privado, para la promoción de ningún producto, servicio o empresa”.

En el escenario de Orlando, Unanue remató el domingo su intervención afirmando sin fundamento que “no solo las elecciones presidenciales” sino que las de Georgia celebradas la primera semana de enero, tampoco fueron “legítimas”. El ejecutivo también atacó de manera infundada el voto por correo. 

“Como ciudadano de Estados Unidos, creo que se me permite votar una vez: no dos, tres o diez veces”, declaró falsamente el empresario, que sin embargo no puso en cuestión las victorias en el Congreso o en las gobernaturas de estados de candidatos republicanos.

Con información de EFE y The Washington Post.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux