CUIDAR EL HÍGADO

Share

El hígado realiza más de 500 funciones. Es casi milagroso, y de vez en cuando necesita cuidados. Se encarga principalmente de equilibrar la sangre. La limpia y la llena de los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Crea nutrientes y metaboliza las sustancias que le hacemos llegar vía boca y estómago. También genera reservas y las almacena. El hígado puede ensuciarse y dejar de funcionar correctamente, de allí la importancia de limpiarlo.

Algunos de los síntomas de un hígado que requiere limpieza son: la ictericia o piel amarilla, los calambres estomacales e hinchazón, el reflujo gástrico, la diarrea dolorosa, el mal aliento combinado con manchas blancas en la lengua, intolerancia a las grasas, dolores de cabeza y fatiga con pérdida de apetito. Para reparar el hígado va a necesitar unos días. Acá le va el remedio casero:

INGREDIENTES:

  • Jugo de manzana orgánico
  • Aceite de oliva virgen
  • Limones jugosos.
  • Cáscara sagrada para hacer té.

PREPARACIÓN:

  • Lo mejor es preparar cada bebida en el momento para lograr mejores resultados.
  • Para extraer el jugo de manzana se recomienda un extractor o una licuadora y después colar.

USO:

  1. En las noches del cuarto y el quinto día, deberá tomar por las noches un té de cáscara sagrada. Si no puede hacer la dieta cinco días, hágala en tres.
  2. El jugo de manzana contiene ácidos que ayudan como solventes al hígado y le ayudan a desprenderse de toxinas y grasas. Lo mismo aplica para el limón.
  3. El aceite de oliva ayuda igualmente a disolver las grasas malas, además de contener nutrientes buenos para remover impurezas.
  4. La cáscara sagrada es un laxante que le ayudará a expulsar las grasas y toxinas que su hígado vaya soltando durante el tratamiento.
  5. Terminados los cinco días (o los tres), podrá retomar una dieta ligera con caldo de pollo, arroz hervido, verduras y fruta. Deberá sentir que tiene más energía y deberá quitársele la pesadez después de las comidas.
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux