DE FAMILIA Y HOGAR - Turismo e historia

LAS POSADAS

Rezos, cánticos, piñatas, ponche, suelen ser parte de una tradición que se celebra en algunos países de Latinoamérica. Con más de 400 años de antigüedad, esta festividad tiene como fin el de revivir las penurias que pasaron José y la virgen María antes del nacimiento de Jesús; estas son:

 No todos los países la tienen, sin embargo en México las posadas son una tradición inevitable en época navideña. Al respecto, los expertos en temas históricos dicen que las posadas tienen su origen en el pueblo de San Agustín Acolman, Edo. de México, donde se establecieron los monjes agustinos, quienes implementaron esta tradición.


 Se cuenta que en 1587, el fraile Diego de Soria obtuvo un permiso especial del Vaticano que le autorizaba la celebración en la Nueva España de unas misas llamadas de aguinaldo, del 16 al 24 de diciembre, y que se llevaban a cabo en los atrios de las iglesias, en cuyo marco se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad.


 Como atractivo se agregaban a la celebración luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos, así como cantos populares que se ejecutaban en diferentes festejos, y que a la fecha son retomados por los mexicanos.  Hoy, después de 400 años, se siguen celebrando las posadas durante las mismas fechas, tiempo durante el cual se representa simbólicamente el peregrinar de José y María, a su salida de Nazaret, culminando en la Nochebuena con el nacimiento del niño Jesús.

EL CONTENIDO
Para la organización de las posadas, cada familia en una calle, barrio o comunidad, se turna una noche y celebra con una posada en su casa.  En cada casa hay un Nacimiento. Los anfitriones representan a los hosteleros y los niños del barrio, así como los adultos, representan a “Los Peregrinos” quienes piden posada con un cántico. Todos llevan en sus manos velitas encendidas. Cuatro personas son las encargadas de llevar a Los Peregrinos, que son dos pequeñas estatuillas de San José jalando a un burro en el cual va montada de lado la Virgen María. La  procesión va guiada por una vela dentro de un “farolito”.


Los Peregrinos piden posada en tres diferentes casas pero solamente la tercera les dejará entrar. Esa es la casa a la que le corresponde la posada esa noche. Cuando los hosteleros les permiten pasar, el grupo de invitados entra en el hogar y se arrodilla alrededor de el Nacimiento y reza el Rosario, además se cantan canciones tradicionales de Navidad, como Noche de Paz.


Después de todos estos rezos, sigue la fiesta para los niños. Se les celebra con una Piñata, la cual está llena de cacahuates, naranjas, mandarinas, cañas de azúcar, y a veces caramelos envueltos. Por supuesto, también hay cánticos para entonar mientras que el niño en turno trata de romper la piñata con un palo y con los ojos vendados. 

 

Anteriormente, la Piñata se hacía con un jarro de barro y se decoraba con papel crepé de diferentes colores. Hoy en día, las piñatas están hechas de cartón y de papel maché y se decoran con papel crepé. Este cambio fue hecho para evitar que los niños se cortaran las manos cuando se tiraban al suelo a recoger las frutas y los dulces al quebrar la Piñata ya que los pedazos de barro rotos eran peligrosos. 

Para los adultos siempre hay “Ponche con Piquete”, es una bebida caliente hecha a base de frutas de la estación con trozos de canela y con un poco de licor  (ron, tequila, mezcal, cognac, jerez, etc.).  Como parte complementaria de esta tradición, está la Cena de Navidad en familia, en donde aparte de disfrutar los platillos típicos de la temporada, lo más importante, es poner al Niño Jesús en el pesebre en el Nacimiento.  Las familias tradicionales no dan a sus hijos regalos en esta fecha, sino que los niños reciben los juguetes hasta el 6 de enero, “el Día de Reyes” o Los Reyes Magos.., pero esa es otra historia, de estas Tradiciones y Costumbres!!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux