DE FAMILIA Y HOGAR - Turismo e historia

Benito Juárez

“Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz...” Es la inmortal frase de este célebre presidente mexicano, que ante los recientes hechos se agranda como nunca antes.

Nacido el 21 de marzo de 1806 en el poblado se San Pablo Guelatao, Oaxaca, Benito Pablo Juárez García, fue un político de origen zapoteca y presidente de México por varias ocasiones (1861-1872). Se le conoce como el “Benemérito de las Américas” (título concedido por el Congreso de los Estados Unidos de Columbia el 2 de mayo de 1867). Y aunque no es de su real autoría, a él se le atribuye la frase “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”... Y ante los recientes acontecimientos sucedidos en Sudamérica, esas palabras cobran una inusitada vigencia.

SU VIDA
Los padres de Benito, Marcelino Juárez y Brígida García, fueron agricultores, que murieron cuando él tenía apenas 3 años, quedando huérfano y bajo el amparo de sus abuelos y hermanas, Rosa y Josefa, aunque finalmente terminó bajo la custodia de su tío, Bernardino Juárez.

A partir de allí, trabajó como peón del campo y como pastor de ovejas hasta la edad de 12 años, cuando huyó a la ciudad de Oaxaca, en busca de su hermana Josefa, quien servía como cocinera, ella lo recibió y lo inició como trabajador doméstico. Al llegar a la gran ciudad, Juárez hablaba sólo su lengua natal, el zapoteco, y no sabía leer ni escribir. Poco después conoce al fraile Antonio Salanueva quien le da la oportunidad de ingresar como aprendiz de encuadernador. Por su inteligencia y su facilidad en el aprendizaje, impresionó al clérigo y por eso lo ayudó a ingresar en el Seminario de Santa Cruz, único lugar en donde se podía estudiar la secundaría.

Allí, inició sus estudios en latín, filosofía y teología, aunque se inclinó más por el Derecho antes que por el sacerdocio. Posteriormente, ingresó al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, en donde realizó los estudios para obtener la licenciatura en derecho. Finalmente, en 1833, obtuvo su título de abogado. Durante esta época comenzó su carrera política en la cual siempre profesó y defendió ante todo sus ideas liberales. Durante esta época también ingresó a la masonería.

ÉXITOS EN LA POLÍTICA

Para 1847, se convirtió en gobernador de Oaxaca. Durante su gobierno se caracterizó por lograr el equilibrio económico y la realización de obras públicas. Tras alcanzar la presidencia, Juan Alvarez, lo nombró Ministro de Justicia e Instrucción Pública en 1855. En 1857, durante el gobierno de Ignacio Comonfort, fue nombrado Ministro de Gobernación y posteriormente Presidente de la Suprema Corte de Justicia.

En 1858 se convierte en Presidente de la República Mexicana por primera vez. Duró en el cargo catorce años. En julio de 1859 emitió en Veracruz las leyes conocidas como “Leyes de Reforma”.

El respeto y fama de este personaje se debió a la fuerte forma en que sostenía sus convicciones, sobretodo aquella de que “Los hombres no son nada, los principios lo son todo”. Así, firme en sus creencias, supo defender la Patria, las instituciones, la soberanía y sobre todo, al pueblo mexicano, quien siempre le brindó su apoyo.

Por todas estas razones, y muchas otras más, Benito Pablo Juárez García es una de las figuras más prominentes dentro de la historia mexicana.

Con su ejemplo y trayectoria, Juárez enseñó al pueblo mexicano que, con tenacidad y perseverancia es posible alcanzar cualquier cosa, siendo él la imagen clara de ésto, pues proviniendo de familia humilde, sin conocer ni una palabra del español y con todo tipo de adversidades, consiguió los más grandes logros políticos y personales.

Hasta la fecha, se le considera un héroe de la nación y pionero de libre pensamiento. El 18 de junio de 1872, Benito Juárez murió de angina de pecho.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux