CIENCIA Y TECNOLOGIA - Tecnología al día

Nuestro cerebro es capaz de predecir hechos, segundos antes que ocurran; según rebela un reciente estudio.

Científicos Holandeses han demostrado que nuestro cerebro es capaz
de presentir cosas que aún no han ocurrido. Un Equipo de la universidad
de Amsterdam dirigido por el Psicólogo Dick Bierman ha analizado
en un grupo de voluntarios la reacción en diferentes áreas de
sus cerebros utilizando la tecnología de resonancia magnética a su vez
mostrándoles imágenes al azar. Algunas de carácter neutro, otras violentas,
y algunas eróticas.

Detectaron que a cada imagen que percibían a los voluntarios se les activaba
una región específica en el cerebro, relacionada con una emoción en
concreto.

Los Investigadores se mostraron muy atentos en cuanto se dieron
cuenta de que este órgano se activaba unos segundos antes de que la
imagen saliese en pantalla. Es decir de algún modo era capaz de prever
algo que todavía no había ocurrido.

Bierman manifestó la satisfacción que sentían al comprobar que las
personas pueden “sentir” los sucesos antes de que ocurran. Ahora deseamos
seguir la investigación para determinar que tipo de personas es
particularmente bueno para esto.

Y es que según los trabajadores en este experimento y Bierman han
dicho que la clave podría estar en la información que fluye temporalmente
en dos sentidos: hacia el futuro, tal como percibimos la vida
ordinaria, y hacia el pasado, como podría suceder en el caso de los
presentimientos.

Así, los datos del futuro podrían viajar en dirección contraria al flujo
del tiempo al que estamos acostumbrados, es decir, hacia el pasado.

Células de perros podrían ayudar
a combatir cáncer de huesos

Un grupo de científicos de Edimburgo ha descubierto una célula madre en los
perros que podría derivar en el hallazgo de nuevos tratamientos para combatir
el cáncer de huesos en los niños.

El estudio que publicó la revista Veterinary Journal revela que el osteosarcoma,
un tipo de cáncer de huesos, en los perros es molecularmente similar al
cáncer óseo que sufren los infantes.

El osteosarcoma es la forma de tumor de hueso más común en la gente joven,
y alrededor de un 2 por ciento de cánceres infantiles son de ese tipo.
David Argyle, de la Royal Vet School señaló que identificaron esa célula “al
hacer que crecieran células en condiciones particularmente duras y mientras
que otras células cancerígenas terminaban muriendo, ésta lograba sobrevivir”.

Las células madre cancerígenas emiten copias de la enfermedad y permiten así
que ésta se extienda por todo el cuerpo. Aunque esta célula es muy resistente a
los tratamientos, si se identifica, es más fácil dar con un tratamiento efectivo.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux