HOMBRE Y MUJER - Sexo y sexualidad

Sexualidad en Desacuerdo

A muchas parejas les cuesta ponerse de acuerdo en
la convivencia cotidiana y a la hora del sexo, esto se
hace más notorio. Generalmente el esposo acusa a
su mujer de que ella nunca pide lo que quiere y que
además se enoja porque él no lo adivina, discuten
y se enciende la mecha de la pelea. Para beneplácito
de los hombres, déjenme decirles que en esta
ocasión, tienen razón. El caso es, que según me lo
manifiestan algunas mujeres, ellas sienten como si
no tuvieran derecho a pedirle algo a su marido, o
como si temieran que pueda enojarse o decirles que
no. Aunque así como anteriormente le di la razón
a los caballeros, ahora hay que reconocer que es
patético que estas mujeres asocian su matrimonio a
conceptos como: tolerar, soportar, sacrifico, trabajo
pesado, entre otras. Mi sugerencia es que esta situación
debe cambiar, porque no se puede vivir relegado
a un segundo puesto en una relación de dos.

Es obvio, que esta forma de pedir, esconde una
baja autoestima; las necesidades y deseos de la mujer
como esposa, son tan importantes como los de
su marido. Nuestra sociedad esconde formas engañosas
de igualdad de derechos y por una cuestión
de herencia cultural en la mujer, hace que ésta pida
de forma indirecta, todo aquello que no sea de primera
necesidad, y las necesidades sexuales de la
mujer, para esta cultura, lamentablemente, no son
de primera necesidad.

Este estilo de ser “secundona”, en la relación de
pareja, responde al reparto de papeles que desde un
pasado arcaico, le ha tocado vivir a la mujer; y por
salud mental de las nuevas generaciones, tenemos
que cambiar.

También, en esta dificultad de la mujer, de expresar
sus necesidades, influye el estilo de comunicación,
diferente en hombres y mujeres. Ellos utilizan la
palabra para informar y van al punto, y nosotras
para comunicar damos vuelta y planteamos el escenario.
Pero las cosas pueden equilibrarse. Para que la
petición de la mujer sea eficaz ha de ser directa y
concisa; y ella misma debe estar convencida cabalmente,
de que lo que pide es justo; y crear el momento
apropiado para exponérselo a su marido, sin
acusaciones.

La lejanía del marido a nivel comunicacional, lleva
a la pareja a distanciarse emocionalmente, y los
encuentros sexuales comienzan a ser cada mes más
espaciados. La mayoría de estas mujeres, percibe a
su cónyuge como alguien ausente, incapaz de expresar
sentimientos y emociones. En la consulta,
generalmente, ellas describen a sus maridos como
niños inseguros, desconectados de sus sentimientos,
que prefieren aislarse frente al televisor o salir
con los amigos, antes que compartir con su pareja.

Para la mayoría de las mujeres de nuestra cultura, el matrimonio se presenta
como el gran sueño; desde niñas, el deseo del matrimonio aparece alimentado
en la vida de la mujer; algo así, como ser mujer equivale a dar por hecho que un
día tiene que casarse y tener hijos, pero por ningún lado se menciona, que debe
buscar su pareja biológica por derecho a satisfacer sus necesidades humanas.
Alrededor del matrimonio se organiza estructura y desarrolla gran parte de
la realización personal de la mujer, sin hacer mención del sexo como placer al
cual el cuerpo y la mente tienen derecho; y la niña crece mujer con una sexualidad
inhibida, que en manos de un marido no informado, se vuelve el hastió
sexual el matrimonio.

Cuando dos personas se conectan por primera vez, inician una especie de danza
sutil de sincronización de movimientos, posturas, tono de voz, el tiempo
que hablan y hasta las mismas pausas entre la pregunta de uno y la respuesta
del otro. Así es la empatía entre los seres humanos. Esto es lo que se llama comunicación
emocional, de suma importancia para la vida sexual de la mujer.

Dicho de manera sencilla, es el lenguaje del corazón, en realidad se trata de la
capacidad de entender las emociones ajenas. Es un estilo de comunicación más
intuitiva que racional, implica sentimientos, es el estilo femenino de comunicación,
el cual, el hombre necesita desarrollar, porque culturalmente le ha sido
muy criticado este ejercicio.

A la hora de tener sexo estos desacuerdos en la forma de comunicarse, se
suman y es el desastre; por eso estoy segura, que el sexo más moderno, más
desprejuiciado y erótico es el que vence los prejuicios culturales, donde la
igualdad de derechos, permite decir a cada uno de los miembros gozar, cuando
y como, plenamente de su sexualidad.

Amigos lectores, les invitamos a la conferencia
“El Placer también se aprende”, que dará la doctora Myriam Balbela, Sexóloga
del Show de Piolín por la Mañana y colaboradora de El Aviso-Magazine.
Se hablará de temas tan importantes como son:
1.- El mecanismo secreto del deseo sexual.
2.- Técnicas para aumentar el deseo sexual femenino.
3.- Como prolongar el placer sexual masculino.

La cita es el domingo 27 de Julio a las 3:00 pm., en el Auditorio de FIRM
INTERNATIONAL.

5211 E. Washington Blvd. Suite 5 (esquina Atlantic) City of Commerce, CA
90040
Información: Tel. 818 982 5835 ó www.dramyriam.com.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux