Para vivir mejor

Seis hábitos que pueden evitarte ataques al corazón

  Ya es la tercera semana del 2015, y muchos de seguro están realizando con ganas esos propósitos de año nuevo, y si entre tu listado está el llevar un mejor estilo de vida, te recomiendo leer lo siguiente.

Un nuevo estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, pone de manifiesto la importancia de uno de los retos más típicos: llevar un estilo de vida más sano.

   Los autores, investigadores de la Universidad de Indiana, la Escuela de Salud Pública de Harvard y del Brigham and Women's Hospital, siguieron a casi 70,000 mujeres durante dos décadas (cada dos años desde 1989 a 2009) y concluyeron que podrían evitarse tres cuartas partes de los ataques cardíacos adoptando seis hábitos saludables:

 1. No fumar.

 2. Mantener un índice de masa corporal normal.

3. Practicar alguna actividad física al menos 2.5 horas a la semana.

4. Tomar como máximo una bebida alcohólica al día... si puedes no tomar, mejor!

5. Ver menos de siete horas de televisión a la semana.

6. Llevar una dieta equilibrada y de calidad.

"Aunque la mortalidad por enfermedades del corazón en EE UU ha estado en constante disminución durante las últimas cuatro décadas, las mujeres de 35 a 44 años no han experimentado la misma reducción", explica Andrea K. Chomistek, autora principal del artículo.

"Esta disparidad puede explicarse por estilos de vida poco saludables; por eso queríamos saber qué proporción de casos podría atribuirse a estos hábitos”, añade la científica de la Universidad de Indiana.

 Durante el seguimiento, 456 mujeres tuvieron ataques cardiacos y 31,691 fueron diagnosticadas con uno o más factores de riesgo cardiovascular, como diabetes tipo 2, presión arterial alta o colesterol alto en la sangre. La edad media de las mujeres al comienzo del estudio fue 37.1 años; 50.3 años para el diagnóstico de enfermedad cardiaca y 46.8 para el diagnóstico con un factor de riesgo.

 Las mujeres que se adhirieron a las seis prácticas tenían un riesgo un 92% menor de ataque al corazón y un 66% menor de desarrollar un factor de riesgo para enfermedades cardiacas.

 Para los autores, este menor riesgo supondría que se podrían haber evitado tres cuartas partes de los ataques cardiacos en las mujeres más jóvenes si todas ellas hubieran seguido estilos de vida saludables.

  Para las mujeres que fueron diagnosticadas con un factor de riesgo, el cumplimiento de al menos cuatro de los principios se asoció con un riesgo menor de enfermedades del corazón.

    Además, no fumar, practicar ejercicio físico, comer bien y mantener un peso adecuado se asociaron de forma independiente con un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, las mujeres que consumían cantidades moderadas de alcohol –una bebida al día de media– eran las que corrían menor riesgo en comparación con las abstemias y las más bebedoras.

Tal y como concluye Chomistek, "las mujeres deben adoptar estas prácticas, sobre todo si ya están tomando medicamentos para un determinado factor de riesgo como la hipertensión o el colesterol alto. Es una manera fácil de prevenir futuros problemas de corazón". 

 Recuerda, las enfermedades del corazón y las muertes a causa de ellas, pueden prevenirse mediante el mantenimiento de tu salud, encontrar un equilibrio en la vida entre el trabajo y otras actividades, abandonar el sofá y salir a caminar al aire libre. Una buena opción es que dejes de ver los deportes por televisión y en su lugar practícalos tú mismo.

  Si entre tus propósitos de este nuevo año está mejorar tu estilo de vida, nada pierdes con poner en práctica estos seis hábitos que te ayudarán a evitar un posible ataque cardíaco.

Ejercitarse minimiza depresión por estrés

  Es sabido que el ejercicio físico posee una gran cantidad de beneficios para la salud humana, incluso, de acuerdo a un estudio, el ejercitarse te ayuda a aliviar la depresión generada por el estrés. 

   Pruebas en ratones, realizadas por los investigadores del Instituto Karolinska de Suecia, muestran cómo el ejercicio físico induce cambios en el músculo esquelético –un tipo de músculo unido al esqueleto– que ocasionan la limpieza de una sustancia que se acumula en la sangre durante los momentos de estrés y que es perjudicial para el cerebro.

   “Aunque seguimos sin saber qué es la depresión, nuestro estudio forma parte de una pieza más del rompecabezas, ya que damos una explicación a los cambios bioquímicos que protegen al cerebro del estrés, gracias al ejercicio físico”, explica una de las investigadoras.

  Anteriores investigaciones ya mostraron que la proteína PGC-1α1 se incrementa en el músculo cuando se realiza ejercicio. En este trabajo los investigadores utilizaron ratones genéticamente modificados con altos niveles de PGC-1α1 en el músculo esquelético, que desarrollaron músculos bien entrenados (incluso sin ejercicio).

  Tanto estos ratones como los que no fueron modificados con la proteína fueron expuestos a un ambiente estresante, como ruidos altos, luces intermitentes y alteraciones en el ritmo circadiano. Después de cinco semanas, los ratones sin tratar mostraron un comportamiento depresivo, mientras que los ratones genéticamente modificados no presentaban dichos síntomas.  

   La proteína PGC-1α1, que se activa en el músculo por el ejercicio aeróbico, regula la expresión de los genes KAT. Por ello, los científicos descubrieron que los ratones con altos niveles de dicha proteína en los músculos también tenían altos niveles de la enzima KAT.

   Esta enzima convierte a la quinurenina –una sustancia que se genera en momentos de estrés– en ácido quinurénico, incapaz de pasar de la sangre al cerebro y, por tanto, no afecta a este órgano. Aunque no se conoce la función exacta de la quinurenina, los pacientes con enfermedades mentales tienen altos niveles de esta sustancia.

Tips para mejorar tu salud!

 Todos queremos tener buena salud, porque sin ella no somos nada, y para lograrlo es necesario modificar algunos de nuestros hábitos para así disfrutar de una vida sana y plena, por lo mismo te paso unos tips muy sencillos que te ayudarán a tener un cuerpo pleno!

     Consejos para mejorar tu salud

-Frutas de color rojo

Si tienes antojos, olvida esas papitas fritas, y opta por unas cuantas frutas de color rojo intenso como cerezas, arándanos, uvas… Contienen fitonutrientes que te ayudan a prevenir alergias y enfermedades respiratorias, y lo mejor de todo es que puedes comer cuantas quieras sin aumentar de peso. 

- Una rica ensalada

Acompaña tus comidas con un primer plato de ensalada. Sí, además de cuidar tu línea, también te servirá para tener una mejor digestión y aportar vitaminas derivadas de los vegetales a tu cuerpo.

-Snacks saludables

Permítete comer entre comidas algunos alientos como crudités, almendras, hummus, o pitas integrales, no solo te aportara equilibrio en cuanto a los niveles de azúcar, sino que evitarán que llegues con demasiado apetito a las comidas principales. 

-Agua

El agua no puede faltar en tu vida, debes beber unos dos litros diarios de este preciado líquido.  Eso sí, no te excedas en la cantidad porque tiene sus consecuencias.

-Caminar

Ve a caminar, decir que no tienes tiempo siempre es una buena excusa, pero la realidad es que hace muy bien. La clave es que sea algo de todos los días, por lo menos media hora. 

-Correr

Salir a correr al menos 3 días a la semana mejorará tu salud cardiovascular, tonificará tus muslos y piernas y te liberará del estrés. Puedes comenzar por una caminata a paso rápido, luego de unos días empiezas a trotar y cuando te sientas lista, puedes comenzar a correr.

-Bailar

Poner tu cuerpo en movimiento al compás de la música mejora tu estado de ánimo, activa la circulación sanguínea, tonifica tu cuerpo y te hace quemar calorías. Bailar en una excelente forma de cuidar la salud física mientras te diviertes. 

 

¡Sí se puede! Cumple todos tus restos este 2015

    Se termina otro año más, y con ello se inicia la clásica lista de los propósitos nuevos, que este 2015 ¡sí cumpliremos!

 Algunos quisieran borrar los tiempos malos de este año viejo que pasó, otros por el contrario dan gracias y reflexionan todas sus vivencias. Pero sean buenas o malas las experiencias vividas, se inicia un nuevo año lleno de nuevas oportunidades que no podemos dejar pasar, y para ello qué mejor que realizar una lista con nuevas metas a seguir.

         Nuevos retos para este año que ya empieza

     Márcate unos objetivos

   Comprarte un carro, abrir un negocio, dejar de fumar, o adelgazar, pueden ser algunos de las intenciones para el año que comienza. Para ello, en primer lugar, hay que realizar una toma de conciencia de la situación actual. A través de una valoración, el individuo puede hacer un análisis de cómo está en el momento presente y hacia dónde quiere progresar. 

  Posteriormente, el siguiente paso será determinar los objetivos de manera clara y concreta. Esta parte es fundamental para encaminarse en el sentido adecuado y tomar las acciones pertinentes para lograrlo.

Constancia a lo largo del tiempo

Durante todo este camino surgirán estados de desánimo y muchas dificultades a los que habrá que hacer frente con la mejor determinación. En todo momento se debe tener presente cuál es el objetivo con el fin de, si es necesario, tomar medidas para redirigir los pasos.

Hay que señalar que proponerse una meta requiere tener un perfil de personalidad de gran fortaleza. Afrontar nuevos retos exige superarse durante un largo periodo de tiempo y sólo se obtendrá la satisfacción de lograr el objetivo al final de un largo recorrido. Sin embargo, la gratificación del resultado compensa todo el sacrificio realizado anteriormente.

   Superación personal y motivación

 Nunca rendirse cuando surgen las primeras dificultades y tener la constancia suficiente, no sólo ayuda a lograr los objetivos, sino que ayuda a reafirmar la personalidad y aumentar la autoestima, con lo que la estabilidad emocional de la persona se beneficia enormemente.

    La motivación se podría definir como los estímulos necesarios para llevar a cabo una tarea y culminar las expectativas. Sin embargo, es muy fácil caer en la desmotivación cuando aparecen los primeros obstáculos, apartándote de tus metas. Sé  fuerte, y perseverante. 

   Aprovechar las experiencias ajenas. Aprender de los éxitos de los demás y estar atentos para descubrir qué actitudes y modos de obrar contribuyeron siempre a que otras personas lograran sus objetivos. 

   Actitud mental positiva. Es la capacidad para ver siempre el vaso medio lleno, en lugar de verlo medio vacío. Tener en claro que en las peores circunstancias siempre hay algo provechoso, algo valioso que descubrir.

       ¿Cómo mantener la motivación?

   Existen diferentes técnicas que ayudan a mantener la ilusión por alcanzar unos objetivos:

-Pensar en los beneficios que se pretende alcanzar.

-Observar el ejemplo de otras personas.

-Intentar divertirse con el reto.

-Buscar incentivos tanto internos como externos.

-La obtención de resultados. 

    En definitiva, proponerse alcanzar unos objetivos es un proceso en el que juegan un papel clave la determinación, la constancia, el positivismo y la motivación. Incluso, aunque no consigamos nuestras metas, la satisfacción de haberlo intentado nos hará sentir mejor con nosotros mismos, y eso es un gran paso que al final nos motivará a conseguir lo que deseamos.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux