Notas de salud

El consumo de frutas y verduras reduce el riesgo de derrame cerebral

   De acuerdo a estudios comer más frutas y verduras reduce el índice de padecer derrame cerebral.

  En total, los estudios analizados se hicieron sobre 760,629 hombres y mujeres, entre quienes hubo 16,981 casos de derrame cerebral.

  El equipo de Yan Qu, quien dirige la unidad de cuidados intensivos en el Hospital Municipal de Qingdao, ha determinado que el riesgo de derrame cerebral disminuyó en un 32 por ciento con cada 200 gramos de fruta consumida al día, y un 11 por ciento con cada 200 gramos de verdura diarios.

  Los efectos beneficiosos de frutas y verduras aparecían sistemáticamente en hombres y mujeres. No se hallaron diferencias significativas en función de la edad (gente con edad inferior a los 55 años o bien por encima de esa edad).

El equipo de investigación tuvo en cuenta factores como el tabaco, el alcohol, la presión arterial, el colesterol, la actividad física, el índice de masa corporal y las variables dietéticas.

 

La hepatitis afecta a la produccion de insulina

 De acuerdo a investigaciones médicas recientes, si el hígado es atacado por un virus propicia que se inflame y endurezca (esto es hepatitis) y no realice algunas de sus funciones principales, entre ellas la participación en la producción de insulina en conjunto con el páncreas. La falta de esta hormona disparará los niveles de glucosa en sangre, al grado de catalogar al afectado como paciente diabético.

   El doctor Paulo López Guillén, titular de la Clínica de Infectología Juan I. Menchaca del IMSS en Jalisco (México). Añadió que los virus que derivan en hepatitis B y C son aún más perjudiciales, ya que tienden a hacer la enfermedad crónica y dañar al hígado paulatinamente.

  El especialista advirtió que en alto porcentaje la hepatitis cursa sin síntomas evidentes, por lo cual es importante la realización periódica de estudios de laboratorio.

  Recomendó especialmente las evaluaciones periódicas a las personas que hayan recibido transfusiones sanguíneas antes de 1986, así como quienes tengan piercings y tatuajes, o incluso aquellos adictos a drogas intravenosas, porque el virus C de la hepatitis se concentra en la sangre.

  Una vez que el virus C de la hepatitis ingresa al organismo, "en el 95 por ciento de los casos se queda, y puede pasar mucho tiempo antes de que se exprese, de ahí que se le considere crónico; en el cinco por ciento restante, las personas que entran en contacto con el microorganismo forman anticuerpos que impiden al virus instalarse en el hígado y por lo tanto "no quedan ni como portadores ni mucho menos llegan a enfermar", puntualizó el especialista.

  Sobre la forma de contagio de la hepatitis B, el médico dijo que su mecanismo de transmisión es muy similar al del VIH e incluye la vía sexual y la sanguínea, de manera que es sumamente riesgosa.

Advierten que obesidad reduce esperanza de vida entre 8 y 14 años

 Recientes estudios señalan que las personas obesas tienen una esperanza de vida entre 8 y 14 años menor que las que no la padecen, principalmente por la actual forma de vida, el fácil acceso a las comidas rápidas y el poco ejercicio, de acuerdo al doctor Raúl Morín Zaragoza, fundador de la Academia Mexicana para el Estudio de la Obesidad.

“Estamos perdiendo 14 años de esperanza de vida, es decir, que una persona obesa va a vivir 14 años menos. Cada vez que controlamos el peso de un obeso disminuimos 10 veces la probabilidad de que se haga diabético, diez veces de que sea hipertenso y cuatro veces de que desarrolle un cálculo biliar. Sin embargo, la gente se está muriendo de diabetes", puntualizó el experto.

   El especialista refirió que en cualquier empresa,  las horas de labor perdidas de quien tiene sobrepeso u obesidad estarán estrechamente involucradas con problemas de lumbalgia y artrosis, porque el dolor será una de las causas de menor productividad; otros padecimientos derivados son los metabólicos y cardiovasculares, de manera que las compañías tendrían que destinar mayor inversión en la atención médica implícita en los problemas del empleado, expuso.

    El fundador de la AMEO detalló que los obesos tienen altas posibilidades de desarrollar diabetes mellitus, cuya afección al no estar controlada provocaría mayores complicaciones que disminuyen las aptitudes para realizar las actividades laborales.

"La obesidad es una enfermedad incurable que la Organización Mundial de la Salud definió como mortal; una persona obesa sigue siéndolo toda su vida aunque alcance el peso normal, porque la posibilidad de recaer es alta.

 "Es un problema de salud pública cuyo control implica cambios en el estilo de vida, que deben ser acompañados de apoyo nutricional, físico, psicológico, farmacológico y cirugía, cuando sea necesario", finalizó Zaragoza.

El brócoli protege contra la contaminación

  El brócoli, es un vegetal con muchos beneficios para la salud, y no sólo eso de acuerdo a investigadores este alimento ha demostrado ser, en forma de bebida, una magnífica forma de desintoxicar el cuerpo humano de algunos compuestos que van a parar a su interior cuando la persona vive o trabaja en una zona muy castigada por la contaminación, como por ejemplo un área por la que circula un tráfico muy denso de automóviles, camiones. El hallazgo puede que haya abierto la puerta a una nueva, barata y fácil estrategia alimentaria de prevención contra enfermedades promovidas por la polución.

  Esta demostración de la capacidad antipolución del brócoli se realizó en un ensayo clínico en China. En la investigación también trabajaron científicos de la Universidad de Pittsburgh en Pensilvania, y la Escuela Bloomberg de Salud Pública adscrita a la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, todas estas entidades en Estados Unidos.

En el ensayo clínico, han constatado que el consumo diario de media taza de bebida de brócoli producía de forma rápida, significativa y sostenida niveles más altos de excreción de benceno, una sustancia con efectos cancerígenos en el Ser Humano, y acroleína, que, entre otras cosas, provoca irritación pulmonar. 

   La contaminación del aire, un problema mundial cada vez mayor, causa 7 millones de muertes al año en el mundo, según los inquietantes cálculos de la Organización Mundial de la Salud, y en los últimos años ha llegado a niveles peligrosos en muchas partes de China.

   En estudios anteriores se comprobó que las dietas ricas en vegetales crucíferos como por ejemplo el brócoli, la col (repollo), y la col de Bruselas (repollito de Bruselas), reducen el riesgo de enfermedades crónicas degenerativas, incluyendo al cáncer.

   El brócoli, ya sea en forma sólida o en forma de bebida, es una fuente de un compuesto que al consumirlo genera sulforafano (una sustancia anticancerígena). El resultado es que se genera un incremento de enzimas que aumentan la capacidad del metabolismo para suprimir del cuerpo compuestos contaminantes como el benceno y la acroleína.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux