Notas de salud

Tratamiento efectivo en contra del pterigion

 El pterigion es un tumor no canceroso que en algunos países afecta hasta a un 25 por ciento de la población, se desarrolla en la conjuntiva blanca del ojo y que con el tiempo invade la córnea. A medida que el crecimiento se extiende, los pacientes pueden desarrollar problemas de visión, así como un malestar significativo por complicaciones como sequedad ocular, inflamación, irritación y sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

  Además, debido a su ubicación en los ojos, el pterigión da a éstos un aspecto antiestético que agrega más malestar a los afectados por este trastorno.

   Hasta ahora, la cirugía ocular era la única opción curativa, ayudada por medicamentos para disminuir los síntomas de la dolencia. Sin embargo, incluso después de la cirugía ocular, no es raro que el pterigión resurja.

  En una nueva investigación, realizada por Moshe Rogosnitzky y Carol A. Bienstock, del Instituto MedInsight de Investigación, así como Beth H. Carlock de la empresa VisionWorks, ambas entidades con presencia en Estados Unidos, se ha comprobado que la aplicación de gotas oftálmicas que contienen dipiridamol, un medicamento antianginoso, ha conducido a la desaparición casi total de un pterigio inflamado en una mujer de 35 años sin otros problemas de salud. La administración de gotas oculares de dipiridamol resolvió completamente la inflamación asociada y otros síntomas.

  El dipiridamol es un fármaco en uso desde hace 55 años para tratar otras afecciones, pero ahora se le ha descubierto este nuevo efecto beneficioso.

  El siguiente paso en esta línea de investigación será pasar a los ensayos clínicos, para validar la eficacia de este medicamento en casos de pterigión y otros trastornos oculares comparables.

 

Contra el dolor crónico, veneno de caracol

  Un equipo de científicos creó nuevas sustancias a base de una pequeña proteía que se encuentra en el veneno de caracol cono, y que en su momento podrían conducir al desarrollo de medicamentos orales seguros y efecicaces para el tratamiento del dolor crónico.

  El hallazgo explica los poderes analgésicos de esta toxina natural, y podría acabar llevando al desarrollo de formas sintéticas de Vc1.1, para tratar ciertos tipos de dolor neuropático en humanos.

El dolor neuropático, una forma de dolor crónico que sucede en conjunción con daños (o por una disfunción) en el sistema nervioso, puede ser incapacitante y difícil de tratar, y la comunidad médica está ansiosa por encontrar métodos mejores para mitigar los efectos de este trastorno que puede llegar a ser grave. El dolor neuropático está asociado con cambios en la transmisión de señales entre neuronas, un proceso que depende de varios tipos de canales iónicos de calcio dependientes de voltaje (VGCCs, por sus siglas en inglés). Sin embargo, debido a la importancia de estos canales en la mediación de la neurotransmisión normal, usarlos como blanco farmacológico contra el dolor neuropático podría llevar potencialmente a efectos secundarios demasiado problemáticos.

En estudios anteriores, el equipo de David Adams, de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia, mostró que la Vc1.1 actuaba contra el dolor neuropático en ratones. Estos investigadores hallaron que, en vez de actuar directamente bloqueando a los canales iónicos de calcio dependientes de voltaje, la Vc1.1 actúa a través de receptores de GABA tipo B (GABAB) para inhibir los canales de tipo N (Cav2.2).

Este esquema muestra el mecanismo propuesto por el cual la conotoxina Vc1.1 reduce la sensación del dolor a través de la inhibición indirecta de los canales neuronales iónicos de calcio dependientes de voltaje, de tipo R (Cav2.3). 

 

Una buena flora intestinal, es de gran ayuda para combatir el cáncer

 Cada organismo vivo en nuestro cuerpo está habitado por una comunidad compleja de microorganismos beneficiosos que son esenciales para su desarrollo, su buena salud y sus interacciones con el ambiente. Unos microorganismos protegen contra microbios perjudiciales a los seres en cuyo interior habitan. Otros microorganismos son esenciales para los organismos en que viven porque les ayudan a digerir algunos de sus alimentos o les proporcionan estos directamente. A cambio, el organismo anfitrión ofrece a su comunidad bacteriana un lugar estable y seguro para vivir. Estas asociaciones mutuamente beneficiosas se denominan simbiosis.

   De acuerdo a una investigación realizada por el equipo de Romina Goldszmid y Giorgio Trinchieri, del Instituto Nacional del Cáncer, uno de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, revela que la comunidad beneficiosa de microorganismos que normalmente vive en el intestino, la conocida como flora intestinal, o microflora intestinal, es además necesaria para que la persona, si enferma de cáncer, obtenga de su cuerpo la mejor reacción posible a terapias comunes para tratarle su tumor.

  En el estudio, que se hizo sobre ratones, los científicos constataron que la inmunoterapia anticáncer, que en condiciones normales ralentiza el crecimiento de los tumores cancerosos y prolonga la supervivencia del individuo enfermo, daba resultados claramente peores en ratones sin gérmenes (ratones desprovistos por completo de esos microorganismos), o en ratones que sí los tenían inicialmente pero que fueron tratados de manera muy rigurosa con antibióticos para eliminar todas las bacterias de sus intestinos. El mismo empeoramiento de resultados se observó en fármacos fundamentales para la quimioterapia, tales como el oxaliplatino y el cisplatino, aplicados a ratones de esos grupos.

Los resultados de esta investigación, aunque se haya hecho en ratones, probablemente sean una señal de aviso de que no hay que pasar por alto la ayuda potencial que pueden ofrecerle a un enfermo humano de cáncer esos microorganismos beneficiosos que moran en su interior.

El consumir té ...¡alarga la vida!

 Tomar una taza de té, no sólo es relajante y rico, sino que además tiene grandes propiedades que favorecen nuestra salud. Y esto lo confirma un reciente estudio que asegura que su consumo  habitual reduce la posibilidad de una muerte provocada por causas no cardiovasculares.

Estos son los resultados de una nueva investigación, presentados en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología celebrado en Barcelona, Catalunya, España, indican que el consumo habitual de té reduce en un 24 por ciento la mortalidad provocada por causas no cardiovasculares.

  El estudio, realizado por el  equipo del profesor Nicolas Danchin, del Hospital Europeo Georges Pompidou en París, Francia, se hizo sobre 131.401 personas de edades comprendidas entre los 18 y los 95 años. Durante un seguimiento posterior de 3,5 años como promedio, hubo 95 muertes por causas cardiovasculares y 632 por otras causas. Se clasificó el consumo de café o té en una de tres categorías: ninguno, de 1 a 4 tazas cada día, o más de 4  diarias.

   Se constató que los hombres tienden a beber mucho más café que las mujeres, mientras que estas últimas suelen beber más té que los hombres.

 El café mostró una cierta tendencia hacia un incremento en la mortalidad por causas cardiovasculares en los sujetos con un consumo muy alto de café, en comparación con quienes no lo bebían, pero el efecto no fue significativo.

El té redujo de manera notable el riesgo de muerte por causas no cardiovasculares.

   El consumo habitual de té parece reducir la mortalidad provocada por causas no cardiovasculares. 

  Curiosamente, la mayor parte del efecto del té sobre la mortalidad no relacionada con causas cardiovasculares se encontró en fumadores o exfumadores.

 La cuestión que no ha sido aclarada en este estudio es, tal como reconoce

 Danchin: ¿Refleja el consumo de té un estilo de vida que incluye algunos hábitos buenos para la salud que son los responsables de ese descenso de mortalidad prematura por causas no cardiovasculares? ¿O es el té, por sí mismo, lo que mejora el resultado?

           Más beneficios del consumo de té:

  Pérdida de peso:

 Beber té verde genera un aumento en el gasto de energía, equivalente a la quema de 100 calorías aproximadamente  en un período de 24 horas. Esto, combinado con un aumento en la oxidación de grasa en la sangre, podría explicar por qué alguien puede perder hasta 2 kilos en 12 semanas.

  Beneficios para el corazón:

  Si no puedes mantenerse alejado de alimentos grasosos, el Dr. Claudio Ferri de la Universidad de L’Aquila, en Italia, sugiere que después de una hamburguesa es recomendable tomar una taza de té negro.

 Llegó a esta conclusión, luego de observar la capacidad de la bebida para dilatar las arterias de ratas de laboratorio, lo que reduce la presión arterial.

   Fuerza ósea y muscular:

  Un análisis de la Universidad Tecnológica de Texas Health Science descubrió sus aportes en mujeres posmenopáusicas, quienes tienen más riesgo de sufrir osteoporosis.

  Tras un régimen alimenticio junto al té y el Tai Chi, la fuerza ósea de las mujeres aumentó y se redujo la inflamación.

  La doctora Leslie Chen explicó que aunque la osteoporosis es incurable, los flavonoides y antioxidantes encontrados en el té verde pueden trabajar en la mitigación de sus efectos y reducir el riesgo de fracturas.  -•-

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux