Medio ambiente

Vive verde Bolsillo Feliz!

Algunos tips que te ayudarán a ahorrar dinero

   Nadie había contado antes que ayudar el planeta además de ser bueno para el ser humano también lo es para nuestro bolsillo. Por eso aquí te daremos algunos tips básicos que te ayudarán a ahorrar dinero y a ser un consumidor más responsable… ¿maravilloso no?

- Desconectar los aparatos electrónicos cuando no los estamos utilizando nos ayuda a evitar que consuman energía y nos ayuda a evitar un gasto innecesario en energía eléctrica.
- Secar la ropa colgada en lugar de usar secadora además de ahorrarnos dinero y energía hace que la ropa no se maltrate y dure por más tiempo.
- Usar servilletas de tela nos ayuda a ahorrar dinero al no comprar paquetes de servilletas constantemente y además evita la tala de árboles. Las servilletas de tela puedes además lavarlas con un detergente biodegradable y así tampoco se contamina el agua.
- Lavarse los dientes con la llave cerrada ayuda a no desperdiciar tontamente el agua.
- Comprar artículos de segunda mano nos ayuda a ahorrar gran cantidad de dinero comparado a comprar cosas nuevas y además: pintarlas, repararlas, etc… puede ser un gran proyecto para compartir tiempo en familia.
- No precalentar el horno si no es necesario ni abrir la puerta constantemente para revisar la comida, esto hace que se escape el calor y se consuma mucha más energía.
- Reutilizar el papel periódico, el papel regalo, etc… Nos ayuda a no gastar en papeles innecesarios y además ejercita nuestra imaginación a la hora de envolver regalos, también nos hace tener los empaques más originales de la fiesta.
- Comprar una botella de agua reusable, pueden ser las de acero inoxidable, nos ayuda a no gastar dinero constantemente en botellas de plástico que además contaminan el medio ambiente y algunas marcas las llenan de agua de la llave sin que lo sepamos.
- Duchas más cortas o en pareja son la excusa perfecta para compartir un rato juntos mientras disminuimos el consumo de agua y energía.
- Puedes planear una actividad sencilla a la semana en la que toda la familia participe para ahorrar dinero y ser más cuidadosos con el planeta, por ejemplo: toma una caja usada y píntala de forma divertida para que sea el lugar de recoger las hojas de papel usadas y luego organicen una tarde para crear envolturas creativas con el papel reutilizado.

La basura en las calles, nos contaminan cada vez más

  Este es un gran problema que nos afecta a todos los que vivimos en este planeta, al arrojar basura a la calle, por mínimo que sea, daña nuestra naturaleza.

  Los adultos son los que primero tienen que tomar conciencia, y dar un buen ejemplo a los más pequeños. Ya que es muy feo ver que va caminando una familia en un parque y el pequeño tira el envoltorio del dulce que termina de comer o la botella del jugo que tomó, y a este acto los padres no le llamaron la atención.

  Todos producimos basura, aunque nunca pensamos en el daño que causa tirarla en la calle. El mal aspecto de la basura no es lo único negativo, también genera malos olores, infecciones y con el tiempo se transforma en un riesgo para la salud.

  La mejor solución es reducir la basura que producimos. Por ejemplo, no tirar latas en la calle. Lo único que tenemos que hacer es comprimirlas y almacenarlas hasta tener una gran cantidad de ellas, llevarlas a un centro de reciclado y venderlas para darles un uso más productivo.

  Tenemos que pensar en nuestro futuro y el de nuestros hijos, no queremos más basura ni un país contaminado. Busquemos soluciones a un gran problema, únete y participa en el cuidado del medio ambiente. Ten en cuenta estos tips:
 • Guarda las envolturas en el bolsillo y tíralas  cuando pases cerca de un depósito de basura.
 • Saquemos las bolsas de basura SOLO cuando pase el camión recolector de la basura, si es que en su casa no hay un bote comunitario.
 • No generemos más basura, Reciclemos.
• Re usar las cosas. Si tenemos periódicos en casa que no nos sirven, entonces podemos armar con los mismos y con ayuda de una engrampadora, bolsas de papel, los cuales podremos usar para guardar otras cosas.

¿Cómo influye la deforestación en el ambiente?

Si se elimina un bosque, disminuye la capacidad de la superficie terrestre para controlar su propio clima y composición química

   Una de las mayores amenazas para la vida del hombre en la Tierra es la deforestación. Desnudar el planeta de sus bosques y de otros ecosistemas como de su suelo, tiene un efecto similar al de quemar la piel de un ser humano. Los bosques ayudan a mantener el equilibrio ecológico y la biodiversidad, limitan la erosión en las cuencas hidrográficas e influyen en las variaciones del tiempo y en el clima. Asimismo, abastecen a las comunidades rurales de diversos productos, como la madera, alimentos, combustible, forrajes, fibras o fertilizantes orgánicos.

   Una de las funciones más importantes de los árboles es su capacidad para la evapo-transpiración de volúmenes enormes de agua a través de sus hojas. Este vapor asciende y se condensa para formar las nubes; posteriormente, la precipitación de lluvia permite el crecimiento de los árboles y de sus raíces.

  Por otro lado, los desechos de las hojas se pudren en el suelo, y los nutrientes son reciclados rápidamente por las bacteria del terreno, cerrándose así el ciclo. Por lo que, si se eliminan los árboles, la lluvia cesará. Sin la lluvia, la tierra empezará a morir, se producirá una fuerte erosión y la zona de bosque se convertirá en un desierto.

  Un ejemplo de este fenómeno es el desierto de Harrapan, en Pakistán. Inicialmente se trataba de una zona rica en bosques, que disfrutaba de un régimen de lluvias adecuado. Los bosques fueron talados gradualmente por los ganaderos. La precipitación de lluvia se mantuvo en la región, hasta que la tala masiva afectó a más de la mitad del territorio. Como consecuencia, las lluvias cesaron y el área se volvió árida y los bosques de sus alrededores murieron también. En la actualidad la zona es un semidesierto, capaz de mantener tan sólo a una pequeña cantidad de personas y otros organismos que antes vivían del bosque.

  La deforestación, puede ocasionar la extinción local o regional de especies, la pérdida de recursos genéticos, el aumento de plagas, la disminución en la polinización de cultivos comerciales o la alteración de los procesos de formación y mantenimiento de los suelos (erosión). Asimismo, impide la recarga de los acuíferos y altera los ciclos biogeoquímicos.

  Como causas fundamentales de la deforestación pueden citarse el cambio del uso del agua para actividades ganaderas y agrícolas, los incendios y enfermedades forestales o la tala incontrolada de árboles.

 En la actualidad, la deforestación de los bosques tropicales constituye una auténtica amenaza. Si se analizan las tasas de deforestación de las distintas áreas ecológicamente importantes —bosques tropicales húmedos, bosques tropicales secos, bosques de llanura, bosques de montaña—, se puede concluir que, en los últimos años, este proceso ha resultado mucho más intenso en las zonas secas y semiáridas, especialmente en las montañas, que en las regiones húmedas.

  Por lo que tenemos que tomar conciencia en cuidar el planeta, para mantenerlo por más tiempo.
 

La calidad del aire compromete la salud de los niños

  Recientemente se ha realizado un estudio sobre la contaminación en el aire, que afecta principalmente a los niños.

  Los niños respiran más rápidamente que los adultos. Proporcionalmente, sus pulmones inhalan tres veces más aire que un adulto. Además, el hecho de que estén en fase de crecimiento hace que las agresiones que sufren -al respirar las partículas que se quedan en sus pulmones o el alquitrán del tabaco que destruye los alveolos- tengan un mayor impacto.

  Una buena medida para el cuidado de los pequeños de la contaminación es alejarse de las calles con tráfico, vivir cerca de una calle con mucho movimiento vehicular aumenta hasta un 40% el riesgo de tener problemas respiratorios en los niños. Pero cuando uno se aleja, aunque sea unos pocos metros, y cambia esa relación con el tráfico, el riesgo disminuye en la misma proporción.

  Crecer cerca de la autopista conlleva, además, tener vías respiratorias más pequeñas. “Desde un punto de vista médico, las partículas que más nos preocupan son las finas, porque tenemos evidencias de que entran en el cuerpo humano. Hay estudios sobre autopsias que indican que se encuentran en el cerebro. Son las que, están produciendo, inflamación, coagulación y son los que nos parecen que son las culpables de por qué la contaminación es tóxica”.

  El asma es el principal exponente de esta influencia ambiental: “es la enfermedad crónica por excelencia entre los niños”. El tráfico y los coches aparecen como una de las piezas clave del crecimiento del asma. Ésta es una de las teorías manejadas para explicar el aumento de esta enfermedad (una predisposición genética a reaccionar exageradamente a uno o muchos desencadenantes con brocoespasmos).

 El aumento de autos con motor diesel ha hecho crecer en la misma proporción la cantidad de partículas emitidas por esta combustión “que adheridas al polen, por ejemplo, interactúan y aumentan la intensidad de la reacción alérgica”.

  Otro de los desencadenantes es el tabaco, “que también lo tienen a la altura de la nariz cuando están en casa”. Los niños que viven en hogares donde se fuma inhalan el humo equivalente a fumar entre 60 y 150 cigarrillos al año. Eso ocurre en el 22% de hogares. Las consecuencias de esa exposición son, entre otras, hasta un 70% más de infecciones respiratorias.

  Por eso, las medidas más prácticas para evitar este daño ambiental en la salud es evitar el tabaco todo lo posible en casa. También la humedad, que no debería pasar del 50%.  “Son medidas sencillas y se pueden tomar; hay que evitar que convirtamos a los niños en fumadores pasivos, porque esa destrucción que provoca el tabaco no tiene arreglo”.

    Es fundamental aprender a cuidar el planeta para protegernos de las enfermedades respiratorias.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux