Alimentos y nutrición

8 Reglas de la cocina que no puedes ignorar

  Eres de las personas que adora estar en la cocina, disfrutando cocinar, ¡excelente!, pero ojo

 con la limpieza que le das a tu paraíso gastronómico, que pudieras poner en riesgo tu salud y la de los demás. 

  Por eso, en esta ocasión, aunque no tocaremos un tópico de Alimentos, pero sí algo igual de importante, como son las 8 reglas de cocina que no puedes ignorar... Así que ¡Pon atención! y sigue estos consejos para mantener tu cocina como un lugar hermoso, delicioso y  libre de gérmenes... Y es que al preparar esos ricos platillos, ten cuidado, de no usar toallas sucias o fregaderos apestosos, porque cuando se apoderan de tu cocina, la cambian de un lugar de maravillas culinarias a una zona de desastres. 

    Una cocina libre de bacterias 

 Mantén los huevos en una repisa, no en la puerta del refrigerador

La puerta es la parte más caliente del refrigerador –para prevenir las fluctuaciones de temperatura que puedan provocar el crecimiento de bacterias, almacena los huevos en su cartón, pero ponlos en la repisa (o separador) de hasta abajo – que suele ser la más fresca.

   Mete tu esponja al microondas

 ¿Qué, no metes tu esponja al microondas? No te preocupes, al principio también pensamos que sonaba raro. Pero resulta que calentar la esponja de tus trastes durante 60 segundos –con vinagre y jugo de limón, si así lo quieres– ayuda a matar bacterias (hasta el 99.9 por ciento de ellas, en una prueba de Good Housekeeping). Por supuesto, siempre puedes sumergir la esponja en una solución con cloro y meterla al lavavajillas o simplemente usar una nueva.

   Los cuchillos para picar NO van en el lavavajillas

El ciclo de limpieza puede arruinar esos lindos y afilados cuchillos. En lugar de eso prueba lavarlos a mano con agua caliente y jabón para los trastes.

Evita reutilizar tus trapos y/o toallas para trastes

"Puedes pensar que estás limpiando la parte de arriba del mueble o mesa donde se pondrá la comida", dice Kelly Reynolds, investigadora del University of Arizona of Public Health. "Pero si estás usando un trapo de cocina sucio, lo que en realidad podrías estar haciendo es implantar cientos de miles de bacterias". Idealmente, deberías comenzar por usar una toalla limpia cada vez que laves los trastos. Pero para obtener más usos seguros entre lavadas, sumerge la toalla en una solución de cloro diluido y déjala secar.

 Arregla cualquier ‘imán’ que atraiga cucarachas

  Los insectos aparecen cerca de las fuentes de agua y comida, lo que hace que el fregadero que gotea en tu cocina sea una alfombra de bienvenida para las cucarachas y otros insectos. Si ves óxido alrededor del desagüe –o simplemente has ignorado ese "inofensivo" goteo en el grifo– haz que te lo arreglen lo más pronto posible.

     Los pisos de madera no son indestructibles

 Colocar un simple tapete frente al fregadero protegerá tus pisos de madera del roce de los zapatos, manchas por goteo y golpes por cubiertos caídos.

   Recuerda que el filtro de agua de tu refrigerador también se ensucia

  No, tu refrigerador no es un nimbo –su filtro necesita ser reemplazado para continuar dándote agua de calidad. Su tiempo de vida varía dependiendo de cuánta agua uses, pero la mayoría de las fuentes señalan que el filtro debe reemplazarse aproximadamente cada seis meses. En el caso de Frigidaire Side-By-Side, el proceso involucra una sencilla maniobra de sacar y meter.

    No rocíes productos para limpiar sobre mesas,

 tablas o muebles de cocina.

 ¿Alguna vez has notado cómo al rociar Windex directamente sobre mesas o muebles de cocina provoca que partículas vuelen hacia tu rostro? Sí… tal vez quieras rociar el trapo primero.

  No es difícil tener una cocina limpia y libre de bacterias, solo pon en práctica estas reglas que te paso y disfruta de tus platillos sin peligro alguno.

 

Alimentos que ayudan a tener un cuerpo más saludable!

   Mantener una buena alimentación, junto con el ejercicio físico, es la clave para estar libre de cualquier enfermedad. Somos lo que comemos y por tal importancia necesitamos saber cuáles son los nutrientes esenciales que necesitamos para preservar nuestro cuerpo sano y fuerte. A continuación te sugerimos algunos de los alimentos que te ayudarán a tener un cuerpo más saludable. 

   Alimentos que mantiene tu cuerpo saludable

Melón 

 Si quieres que tus senos tengan algún parecido a dos melones, no tendrás que pasar por el quirófano. Solo procura una dieta rica en vitamina C. Para ello, consume melón y los cítricos que más te agraden; y de paso, estarás previniendo el cáncer de mama.

Ruibarbo y col china

 Por un lado, el ruibarbo aporta cantidades significativas de vitamina K, que es un 

 

nutriente que activa a tres de las proteínas implicadas en la salud ósea. Por el otro, la col china es una de las mejores fuentes de calcio y este es vital para mantener los huesos densos y fuertes.

Aceitunas

  Un estudio llevado a cabo en Italia reveló que las mujeres que consumían aceitunas con asiduidad tenían un 30% menos de riesgos de desarrollar cáncer de ovarios. Se sospecha que las grasas saludables que poseen las aceitunas serían las responsables de tan grande beneficio.

Nueces

  Si de aportar omega-3 se trata, las nueces son verdaderas estrellas. Y es que esta variedad de frutos secos es una fuente inigualable de este ácido graso saludable. Este facilita la comunicación neuronal, mejora la salud nerviosa y potencia la memoria y el funcionamiento cerebral en general.

Zanahorias

  Las zanahorias tienen mucho betacaroteno, que es la sustancia química que el cuerpo transforma en vitamina A. Este nutriente es indispensable para mantener en perfecto estado de salud la córnea, que es el tejido transparente que recubre al ojo y lo protege de gérmenes, polvo, inflamaciones e infecciones.

Uvas

  Las uvas son buenas para el corazón. Esto se debe a que contienen flavonoides, que son sustancias químicas que, de acuerdo a los científicos, contribuyen a prevenir las enfermedades cardíacas y otros tipos de aflicciones, como el cáncer y la degeneración cerebral.

Boniatos

  Una vez en el organismo, los boniatos liberan sus azúcares al flujo sanguíneo de forma gradual. Esto permite que el páncreas trabaje sin esforzarse demasiado, lo que contribuye a preservar su salud. Asimismo, contribuye a preservar los niveles de azúcar en sangre estables. 

Lentejas

   Ricas en minerales y vitaminas, como los garbanzos son muy ricas en fibras por lo que tienen las mismas cualidades. Consumiendo media taza diaria se reduce el colesterol en un 10 por ciento. También reduce los niveles de azúcar en la  sangre.

  El consumo de estos alimentos no solo te mantendrá un cuerpo saludable también te ayuda a mantener un peso ideal. Por lo mismo te recomiendo su consumo, y goza de una vida feliz y libre de enfermedades!

3 Claves para lograr tu peso ideal

  Las fiestas decembrinas ya están a la vuelta de la esquina y seguramente querrás lucir espectacular, sobre todo con tu peso ideal, y para eso te recomiendo seguir estas tres medidas básicas que te ayudarán a lograrlo, y sin necesidad de alguna costosa operación quirúrgica o una dieta que te mate de hambre.

 Un punto a tu favor es el tiempo, sí, porque son casi dos meses los que faltan para lograr esa figura envidiable en estas fiestas.  

   Ahora sí, presta atención que te diré las tres claves.

 De acuerdo a un estudio del Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinston, llegaron a la conclusión después de estudiar a un grupo de mujeres con sobrepeso u obesas que fueron puestas a dieta durante un año.

  Este estudio tenía como objetivo medir el impacto de varias conductas utilizadas para perder peso. Los estudios clínicos comprueban que restringir las calorías totales es más importante en el proceso de adelgazamiento, que la composición de la dieta. Siendo así, que hay 3 formas comprobadas y efectivas de restringir calorías, y estás son:

Apuntar las calorías consumidas

Las personas que mantienen un diario de la dieta, con apuntes de todo lo que consumen y sus respectivas calorías, han perdido más peso que las personas que no apuntaron su consumo. Al escribir lo que se consume, controlas mejores las calorías porque estas se hacen más visibles.

Por nada te saltes las comidas

Si aún crees que dejar de desayunar o cenar adelgaza, te equivocas. Saltar comidas o comer en horarios aleatorios te hace perder menos peso. Comer siempre en el mismo horario condiciona el organismo a trabajar de acuerdo con este ritmo, tu metabolismo no ahorrará calorías para preservar el buen funcionamiento de sus funciones.

Evita sobre todo comer fuera de casa

  Comer en casa te hace tener más control sobre los ingredientes y formas saludables de preparación, lo que se refleja en menos calorías y menos peso corporal. Y sobre todo es más saludable que comer en la calle, así no sólo pierdes peso, sino también te libras de cualquier enfermedad.

  Al final de 1 año, las personas que comieron solamente en casa perdieron en media 11% más peso que al iniciar la dieta.

  Para encontrar qué conductas podrían ayudar a ese objetivo se llevó un registro durante un año de 123 mujeres obesas o con sobrepeso de entre 50 y 75 años.

  Todas las participantes tenían un estilo de vida sedentario.

  Para el estudio se les dividió al azar en dos grupos: uno seguiría una dieta de restricción calórica durante un año y el otro grupo seguiría la dieta de restricción calórica junto con una rutina de ejercicio.

   Asimismo se les dieron una serie de consejos básicos para lograr su pérdida de peso.

  En particular, se les recomendó que al llenar su diario de comidas fueran honestas y registraran todo lo que comían, que fueran precisas y registraran las porciones, que completaran detalles sobre la preparación de los alimentos y fueran consistentes, es decir que llevaran siempre su libreta para anotar su consumo.

  En conclusión, para quienes están tratando de perder peso el principal consejo, basados en este estudio, es que mantengan un diario de comidas para ayudarse a cumplir su objetivo diario de consumo, así podrás manejar mucho mejor qué es lo que comes, y al leer estos apuntes, si te sobrepasaste en comer demás, te sentirás culpable pero tienes la oportunidad de cambiarlo para el siguiente día.

Alimentos de estación ricos y más saludables

 Consumir alimentos de temporada, no sólo es más barato también son más sanos, a la vez que huelen, y saben súper delicioso.

  Los alimentos propios de cada estación, pueden convertirse en una dieta más variada y nutritiva, y con un sabor más destacado. Las frutas y verduras del verano contienen mucha agua. Las de otoño e invierno, contienen más vitamina C, y las de primavera, gracias a su variedad de colores, nos aportan muchas otras vitaminas.

   Las principales ventajas de consumir alimentos de temporada :

   Más sanos y sabrosos, se cultivan en suelos ricos, con el clima adecuado y completando su calendario natural. En el momento de su recolección mantienen intactas todas sus propiedades nutricionales, textura, olor y sabor.

   Más baratos, durante ciertos periodos del año, la disponibilidad en las tiendas de estos productos es mayor. Y al aumentar la oferta, disminuyen los precios.

  Más ecológicos, porque respetamos el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos, evitando la implantación de monocultivos intensivos que agotan el suelo. Y además se reduce el gasto energético al minimizar la necesidad de transporte, distribución y almacenaje.

   Calendario natural de los alimentos

 Enero: zanahoria, limón, lubina, piña, apio, trufa, espinacas, salmón, repollo.

 Febrero: faisán, almendras, chirimoya, pomelo, alcachofa, borraja, plátano, bacalao, kiwi.

 Marzo: lenguado, achicoria roja, escarola, salsifí blanco, ajo tierno o ajete, espárrago triguero, aguacate Pinkerton, lima, bacaladilla.

 Abril: ciruelas, atún, kiwano, fresones, nabo, verdel o caballa, guisante, espárrago, fresa, acelga, chicharro, lechuga.

 Mayo: granadilla dulce, guindas, langostinos, níspero, judía verde o vaina, sardina, cordero, endibias, sepia.

 Junio: raya, brevas, calabacín, cereza, bonito, pepino, cabracho, albaricoque, habas tiernas, boquerón.

 Julio: anguila, guayaba, minicalabacín, sandía, nectarina, pimiento verde, melón, rábano, merluza, langosta, melocotón.

 Agosto: berros, tomate, pulpo, higo, frambuesa o fresa del bosque, cangrejo de río, calamar, cebolla, almejas.

 Septiembre: uvas frescas, tomates cherry, moras, pimiento morrón, codorniz, berenjena, pato salvaje, manzana, pochas, congrio, arándanos, trucha, remolacha.

 Octubre: liebre, carpa, membrillo, champiñón, jabalí, palometa, coles de Bruselas, pera, pez espada, granada.

 Noviembre: cerdo ibérico, calabaza de invierno, becada, col lombarda, mandarina, hongos, naranja, conejo, coco.

 Diciembre: maracuyá, perdices, tiburón, ajo blanco, cebolla,  brécol, coliflor, mango, castaña, cardo, mejillones, papaya, salmonete.

 

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux