HOMBRE Y MUJER - Sólo para ellos

Padre por primera vez!

Ellos también experimentan esa sensación única!

 Para un hombre esa noticia de ser padre por primera vez al igual que la mujer, está llena de contradicciones y dudas. Principalmente con su situación financiera, y ese inmenso temor de si será buen padre.  Estos sentimientos son normales y, aunque muchos hombres no lo confiesen suele pasarle a todos los nuevos padres.

 Lo principal en estos momentos es planear las responsabilidades que tendrán ambos padres, los tiempos que el hombre era el sostén del hogar quedó atrás, ahora ellas también comparten ese rol y por ende necesitan estar dedicados a la crianza de sus retoños. 

 Ahora el hombre se acerca más a los hijos, pasea y dialoga con ellos, teme menos al contacto con el bebé y ya no es el ansioso padre que espera afuera de la sala de partos, sino el hombre dulce que ayuda a pujar a su mujer dentro y recibir a su hijo.

 Las ansiedades y temores del hombre se refieren por lo general a la integridad de su hijo y su estado dentro del vientre de su esposa, a la salud física de  ella, a cual será su rol frente al parto, duda acerca de la capacidad del médico, siente ansiedad frente a como será su desempeño como padre y esposo y se preocupa frente a la situación económica futura.

 El hombre vive pendiente y dependiente del estado de su mujer y del niño, retiene sus fantasías y temores y llega generalmente al parto con gran ansiedad que es muy lógico y humano que se desmaye cuando lo llaman a participar del nacimiento de su hijo.

 Sus ansiedades suelen partir desde el “qué hago si el parto se desencadena y no encuentro al médico” como así también “qué hago si el parto se presenta en casa”. Dudas normales para esa primera vez.

 Es notorio que los roles padre y madre han sufrido una intensa modificación en los últimos años, y afortunadamente para el ser humano que llega al mundo, puede esperar que no dentro de mucho tiempo dos personas lo esperaran con las mismas posibilidades de acunarle, cobijarlo con amor, cuidarlo protegerlo y alimentarlo.

 Ahora ya no es tan raro el aceptar que un padre bañe o cambie al bebé, prepare la mamila o lo saque de paseo. Las madres lo viven con complacencia, con alivio, y con mayor amor indudablemente, esa experiencia única e inolvidable de ser padres por primera vez!  -•-

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux