SALUD Y BIENESTAR - Remedios Caseros

¿Cómo actuar ante una quemadura leve?

 Aun y cuando no nos dediquemos a alguna actividad de salud, médica o de seguridad, es importante tener nociones básicas sobre primeros auxilios, ya que en cualquier momento algo o alguien puede alterar el bienestar de un ser querido o de un desconocido. Por ejemplo, debemos tener nociones qué hacer ante una quemadura leve, ¿sabe cómo actuar?, Como parte de esos conocimientos, le damos algunos consejos de ‘‘qué hacer’’, en caso de una quemadura leve... Veamos los siguientes 8 puntos de Seguridad y Primeros Auxilios...


 Modos de actuación ante quemaduras leves
1- Enfriamiento de la parte quemada tan pronto como sea posible, mediante agua fría con el objetivo de disminuir la temperatura de forma rápida y evitar el avance de la lesión por calor, que como sabemos se mantiene durante mucho tiempo después del contacto con el agente causante.
Retirada de la ropa o de cualquier cuerpo extraño que pudiera seguir en contacto con la lesión empapándolos en agua antes de ser tocados. Si se demora mucho esta actuación y la ropa se pega a la piel quemada debe esperarse a que lo realice un profesional.

2- Lavado de la herida con suero fisiológico a chorro o, en su defecto con agua fría potable. Las medidas caseras, como la pasta de dientes, no son recomendadas, puesto que si bien pueden prevenir la aparición de ampollas, producen más irritación sobre la piel quemada y favorecen su destrucción.

3- Desinfección con un líquido antiséptico como si de cualquier herida se tratara, a poder ser diluido y evitando presionar la zona afectada. El antiséptico ideal podría ser la clorhexidia rebajada, aunque lo que encontraremos con más facilidad en un domicilio será el agua oxigenada o yodo. En caso de no disponer de una antiséptico a mano, se puede simplemente lavar la herida con agua y jabón de forma cuidadosa.

4- Aplicación de cremas especiales para quemaduras, que deberían encontrarse en cualquier botiquín, de forma generosa sobre la superficie quemada. Las más empleadas son las que combinan sustancias como corticoides de baja potencia, bálsamo del Perú, cera de abeja y otros protectores.

5- Cubrimiento de la herida una vez limpia y desinfectada; la forma ideal sería mediante apósitos especiales para quemaduras que aportan sustancias regenerativas a la piel. Si no se poseen más que gasas estériles, se pueden utilizar perfectamente sobre la herida bien solas o mejor aún cubriendo una capa de alguna de las cremas mencionadas en el punto anterior. Si tampoco disponemos de gasas, se debe buscar un trozo de tela lo más limpio posible para cubrir la herida, pero nunca comprimiéndola. Si es posible, debe mantenerse en alto la zona afectada mediante un cabestrillo para evitar la inflamación y el edema en la medida de lo posible.

6- Revisión de la herida cada dos o tres días o antes si la primera cura de emergencia no ha contado con todos los medios deseables. Las heridas deben mantenerse siempre limpias y secas. En cuanto a las ampollas que se forman sobre una quemadura existen dudas sobre el procedimiento a seguir; aunque tradicionalmente se recomendaba que no se tocaran, parece ser más beneficioso que se descubran y se elimine el líquido contenido, especialmente si éste tiene un aspecto turbio, así como si están parcialmente rotas, se situán en superficies articulares o persisten varias semanas sin haberse reabsorbido espontáneamente. En el resto de casos o ante la duda, lo más recomendable es esperar a que se rompan por sí solas recortando los bordes rotos con un bisturí cuando esto se produzca.

7.- Como en toda herida que afecte a la piel existe un riesgo de infección por tétanos o difteria, por lo que el individuo que no está vacunado deberá hacerlo tan pronto le sea posible. La vacuna empleada en la actualidad cubre ambas enfermedades al mismo tiempo aunque sólo se la denomine como antitetánica.

8- Junto con estas medidas básicas pueden administrarse analgésicos del tipo del paracetamol y antiinflamatorios desde el primer momento con el objetivo de paliar las molestias durante los primeros días y de evitar el dolor, ya que las quemaduras son especialmente incómodas, incluso aunque se tenga una demasiado grave.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux