SALUD Y BIENESTAR - Remedios Caseros

Antibióticos Naturales: EL AJO

Por: Sylvia Carlock

 “Nunca falta un roto para un descosido” dice el refrán popular que esta semana viene a  colación porque hablaremos de ciertas enfermedades y sus correspondientes antibióticos naturales que existen para aliviarlas.
 Existen varios tipos de microorganismos que causan problemas dentro del organismo. Por ejemplo: bacterias, hongos, parásitos, viruses, levaduras y otros.


 Cada uno de ellos requiere un tratamiento diferente, ya que lo que podría matar a las bacterias, seguramente va a hacer que las levaduras y los hongos se incrementen desproporcionadamente.


 De manera que si una persona que siente un cierto malestar, pensando que va a sanar, consume un antibiótico de farmacia que no ha sido recetado por un médico, podría retrasar el proceso de sanación en lugar de acelerarlo.


 Durante las próximas semanas vamos a presentarles una serie de yerbas que tienen propiedades antibióticas.


 Así mismo, les presentaremos recetas para ayudar al organismo en su proceso de sanación.


 Damos paso al antibiótico natural #1: El ajo.
 Uno de los compuestos más saludables del Ajo es el Allicin (que es el que le da su olor punzante). Este compuesto tiene poderosas propiedades anti-bacteriales y antivirales.


 El Ajo en combinación con la Vitamina C, hacen una poderosa fórmula que mata microbios dañinos y ayuda a combatir el catarro común, la influenza, los virus estomacales, las levaduras (como la cándida), la tuberculosis y el botulismo.


 Además de sus propiedades antibióticas, el ajo también ayuda a bajar la presión arterial, la insulina y a regular los triglicéridos.
Receta de Sopa Antibiótica
-- 20 dientes de ajo
-- 1 pechuga de pollo
-- 1 cebolla grande o 2 chicas
-- Mejorana y Tomillo al gusto
-- El jugo de uno o dos limones como aderezo a la hora de servir.


 Preparación: En una olla ponga cinco tazas de agua y agregue el pollo sin piel y partido en trozos pequeños, los dientes de ajo y la cebolla picada en rebanadas. Agregue sal, mejorana, tomillo y consomé de pollo al gusto. Déjela hervir por 15 minutos (hasta que el pollo esté bien cocido).


 Rinde para 4 personas. A la hora de servir, exprima el jugo de uno o dos limones en cada plato de sopa que sirva y puede agregar un poco de Capsicum (Chile de Cayena), lo que hará un poco picosa la sopa, pero le dará mayores propiedades antibióticas.


 Todos los ingredientes de esta sopa tienen propiedades curativas y antibióticas y la recomendación es que se beba sobre un estómago vacío para mejores resultados. Si la persona está muy enferma, se recomienda que consuma dos veces al día la sopa y que el resto del día coma fruta fresca. 


 De acuerdo con Dian Dincin y su libro de Herbal Medicine, se ha descubierto que las enfermedades en vías respiratorias son producidas por el deseo inconsciente de tomar unas vacaciones. Los investigadores piensan que una persona, cuando está muy estresada, siente que necesita descansar un poco y entonces produce un “catarrito” para poder bajar el ritmo. La recomendación es: si está sintiendo mucha presión, mejor tome unas horas de descanso.


 Las yerbas harán un trabajo maravilloso: ya que al tiempo que fortalecen el organismo para que se defienda mejor, inhiben el crecimiento de los organismos que causan las enfermedades.
 Y recuerde, antes de usar estos u otros remedios caseros, consulte a su médico.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux