SALUD Y BIENESTAR - Remedios Caseros

Pasos sencillos y naturales para contrarrestar la ansiedad.

De acuerdo con el National Institute of Mental Health, la ansiedad es un estado de tensión mezclada con aprensión y malestar que se sufre por una amenaza imaginaria. El mismo instituto recomienda que las personas que están sufriendo de ansiedad, apliquen estos sencillos pasos para controlarla:

HABITOS QUE PONEN FIN A LA ANSIEDAD

-- Evite la cafeína (como chocolate, soda negra, café, té negro o sodas que contengan algún tipo de estimulante basado en la cafeína, como las bebidas energéticas que están ahora de moda, alcohol (como vodka, coñac, tequila y bebidas embriagantes fuertes), cigarro y todo tipo de drogas.
-- Evite anfetaminas, antidepresivos y medicinas que alteren su estado anímico.
-- Aprenda a relajarse.
-- Aprenda a respirar profundo.
-- De ser posible, busque algún tipo de orientación espiritual o religiosa.
-- Haga ejercicio regularmente.

La receta y los remedios caseros que le vamos a dar a continuación le servirán para relajarse por la noche.
Vino para combatir la ansiedad

Ingredientes:
Una botella de vino blanco.
Dos cucharadas de Romero.
Dos cucharadas de Borraja.

Modo de preparación:
Se dejan remojar las hierbas en el vino por 10 días. Se cuela. Se bebe una onza
de vino diariamente antes de acostarse.

VITAMINAS ANTI-ANSIEDAD
Las vitaminas del Complejo B juegan un papel vital en el sistema nervioso de
la persona. No estaría de más tomar una o dos cápsulas diarias de Complejo B,
de preferencia que no contenga levaduras (yeast), y que en su fórmula contenga
zinc, ya que este mineral tiene un efecto calmante en el sistema nervioso.
Y hablando de minerales déjeme recordarle que el calcio y el magnesio previenen
la tensión nerviosa; además, se ha descubierto que las personas que
padecen ansiedad, tienen bajos niveles de Selenio, por lo que es importante
agregar también a la dieta este mineral que protege al corazón.

Estos remedios producen resultados rápidamente, sin embargo, es importante
hacer notar que los dos o tres primeros días de consumir las vitaminas del
Complejo B, la persona podría sentirse soñoliento. Eso es porque el cuerpo
necesita descanso para poder recuperarse. No hay de qué asustarse. Esa soñolencia
pasa pronto en dos o tres días.

Si después de 15 días, la ansiedad no se ha pasado o si los ataques son tan fuertes
que afectan a la persona produciéndole síntomas severos, es conveniente
consultar con un doctor.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux