CULTURA GENERAL - Plantas/ Medioambiente

Energías Renovables

Se producen de forma continua y son inagotables

 
 Se les conoce como energías renovables porque son fuentes de abastecimiento que respetan el medio ambiente. Lo que no significa que no ocasionen efectos negativos sobre el entorno, pero éstos son infinitamente menores si los comparamos con los impactos ambientales de las energías convencionales (combustibles fósiles: petróleo, gas y carbón; energía nuclear, etc.) y además son casi siempre reversibles. Según un estudio sobre los “Impactos Ambientales de la Producción de Electricidad” el impacto ambiental en la generación de electricidad de las energías convencionales es 31 veces superior al de las energías renovables.
 
  Como ventajas medioambientales importantes podemos destacar la no emisión de gases contaminantes como los resultantes de la combustión de combustibles fósiles, responsables del calentamiento global del planeta (CO2) y de la lluvia ácida (SO2 y NOx) y la no generación de residuos peligrosos de difícil tratamiento y que suponen durante generaciones una amenaza para el medio ambiente como los residuos radiactivos relacionados con el uso de la energía nuclear.
 
  Otras ventajas a señalar de las energías renovables son su contribución al equilibrio territorial, ya que pueden instalarse en zonas rurales y aisladas, y a la disminución de la dependencia de suministros externos, ya que las energías renovables son autóctonas, mientras que los combustibles fósiles sólo se encuentran en un número limitado de países.
 
  El sol está en el origen de todas las energías renovables
 
  Provoca en la Tierra las diferencias de presión que dan origen a los vientos: 
 
  Ordena el ciclo del agua, causa la evaporación que provoca la formación de las nubes y, por tanto, las lluvias: fuente de la energía hidráulica.
 
  Fuente de la energía eólica... Una de las energías renovables más competitivas es la eólica
 
  La energía del viento se deriva del calentamiento diferencial de la atmósfera por el sol, y las irregularidades de la superficie terrestre. Aunque sólo una pequeña parte de la energía solar que llega a la tierra se convierte en energía cinética del viento, la cantidad total es enorme.
 
  Con la ayuda de los aerogeneradores o generadores eólicos podemos convertir la fuerza del viento en electricidad. 
 
  Energía solar. Esta se fundamenta en el aprovechamiento de la radiación solar para la obtención de energía que podemos aprovechar directamente en forma de calor o bien podemos convertir en electricidad.
 
  Energía hidráulica. La energía hidráulica tiene su origen en el “ciclo del agua”, generado por el Sol, al evaporar las aguas de los mares, lagos, etc. Esta agua cae en forma de lluvia y nieve sobre la Tierra y vuelve hasta el mar, donde el ciclo se reinicia.
 
  Esta energía se obtiene a partir de la energía potencial asociada a los saltos de agua y a la diferencia de alturas entre dos puntos del curso de un río.
 
  Las centrales hidroeléctricas transforman en energía eléctrica el movimiento de las turbinas que se genera al precipitar una masa de agua entre dos puntos a diferente altura y, por tanto a gran velocidad.
 
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux