SALUD Y BIENESTAR - Para vivir mejor

Tener Sentido del Humor

 Un arma que conlleva beneficios por demás saludables!

 El sentido del humor no es algo con lo que se nace, sino que se va aprendiendo a lo largo de la vida, y puede ser muy provechoso dominarlo y adaptarlo a nuestra vida diaria, ya que es un abrepuertas!

 Cuando los objetivos de trabajo o personales se desdibujan y las contrariedades parecen no tener solución, el buen humor puede resultar un maravilloso aliado. Y es que es un poderoso mecanismo psicológico que aumenta la eficacia con la cual enfrentamos cualquier tipo de situaciones y proyectos.

 Eso quiere decir que ¿Los problemas o necesidades se resolverán por buen humor? Definitivamente no, pero no se trata de perseguir un fin, sino un medio. Afrontar momentos difíciles con una actitud positiva nos ayudará a tomarnos las cosas con una postura menos dramática. Por ende, con mayor claridad y capacidad de razonamiento.

 Pero para mantener una actitud activa se hace imprescindible saber relativizar los obstáculos y mirarlos con distancia para suavizar su impacto negativo. Es lo que algunos psicólogos llaman “optimismo inteligente”.

 Recordemos siempre que los problemas tienen la magnitud que cada quien les da. De manera que del ánimo adoptado a la hora de resolver un conflicto, se decidirá ver el vaso medio vacío o medio lleno.

Efectos saludables del buen humor

 Una persona con buen humor es fácil de distinguir, pues casi siempre está sonriendo, riendo o haciendo bromas. Pero ¿esto puede tener efectos sobre el organismo? Sin dudas reduce la presión arterial y disminuye los dolores, ya que permite desviar la atención del foco del dolor, pensando en positivo.

 Además, la risa favorece la entrada de más oxígeno al organismo, por lo que este se distiende y relaja considerablemente. También se ha demostrado que la risa estimula cuantiosamente el nivel de endorfinas, lo que ayuda a prevenir, e incluso hacer desaparecer, la depresión.

 Con cada carcajada se ponen en funcionamiento más de 400 músculos, incluidos algunos del estómago. Al reír entra el doble de aire en los pulmones, de ahí que la piel se oxigene más y conserve su aspecto juvenil. Cuando se hace por un tiempo prolongado, se comienza a sudar, lo cual ayuda a eliminar toxinas. Mientras que la columna vertebral y las cervicales -donde se acumulan tensiones- se estiran. Por si esto fuera poco, con este movimiento se facilita la digestión.

 Además, al reír los pulmones mueven 12 litros de aire, en vez de los 6 habituales. Favorece la producción de encefalinas -neurotransmisor que combate el dolor- en el cerebro. Se estimulan casi todos los órganos, debido al incremento de la circulación sanguínea que sigue al masaje vibratorio. Gracias a ello, la resistencia a las enfermedades es mayor.

Un gracioso síntoma de inteligencia

 Los efectos de la risa no son sólo fisiológicos. Desde el punto de vista psicológico, también resulta positiva. Por un lado, favorece las relaciones sociales y facilita hacer nuevos amigos; por otro, resulta un arma muy eficaz para amortiguar situaciones de tensión o miedo.

 Más aun: el sentido del humor no sólo ayuda a afrontar de mejor manera los inconvenientes, sino que fomenta el desarrollo de la inteligencia y la rapidez de los reflejos.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux