SALUD Y BIENESTAR - Notas de Salud

Edith González

Con luz angelical, apasionada y sensual se ha consagrado como una estrella de las telenovelas Mexicanas

  La guapísima Edith González, considerada una de las figuras más importantes del espectáculo Mexicano, ha trabajado por décadas en innumerables telenovelas, obras de teatro y hasta se consagró en la pantalla grande. Sacrificando valioso tiempo personal y con su familia, dedicándose por completo a su trabajo.


  Tal vez por eso ha decido alejarse un poco de las telenovelas, para dedicarse a la conducción. La rubia estrella de “Doña Bárbara” está punto de entregarse por completo a la conducción de un nuevo show. Este programa se estrenará muy pronto, aunque no será el único, ya que un alto ejecutivo de la empresa aseguró que ven la posibilidad de crear otro programa, a lo mejor de corte musical, para que Edith lo conduzca.


  Según se especula en los pasillos de TV Azteca, que la decisión de González de retirarse de las telenovelas, tendría que ver con un pedido que le hizo su esposo, Lorenzo Lazo, de volver a intentar buscar un bebé. Ya que después de haber perdido un embarazo, hace casi dos años, la pareja aún guarda esperanzas de poder darle un hermanito a Constanza (hija de Edith).


  Sin embargo, el tiempo ha pasado y aunque se dice que sigue intentando quedar en estado, no lo ha logrado. De hecho, la actriz ya declaró que, a pesar de su edad (47 años), nunca ha perdido la ilusión de tener otro bebé y darle un hijo a su esposo, Lorenzo Lazo.


  Su infancia la vivió junto a su padre, Efraín González, contador, y Ofelia Fuentes, ama de casa, Su hermano mayor, Víctor Manuel ya tenía 12 años. Su infancia fue muy feliz: jugaba durante horas con Víctor Manuel, su padre la adoraba, mientras que mamá Ofelia trataba de educarla de una manera más estricta. Le encantaba ver la televisión y pasarse horas frente a los dibujos animados, soñando llegar a ser una estrella.


  Aunque ingresó al mundo del espectáculo por casualidad cuando sólo era una niña, ya tenía la vocación por el arte. Su mamá, doña Ofelia, recuerda: “Siempre era Blancanieves o la principal de todas las obras en la escuela. Le fascinaban los aplausos hasta el punto que había que bajarla del escenario en medio de una pataleta”.


  Acompañada por su madre, Edith de apenas cinco años, fue al programa de televisión ‘Siempre en Domingo’ como parte del público, y entonces los ojos del director Antulio Jiménez Pons se posaron en ella.


Era la niña que estaban buscando para su programa: rubia, con los ojos azules y una luz angelical en su rostro. Le hicieron unas pruebas y pronto comenzó a grabar ‘Cosa Juzgada’ con Rafael Baledón y Marta Roth.


  Hoy ha sobrepasado las fronteras de México llegando con indiscutible éxito al extranjero. Es una artista versátil que trata de elegir papeles diferentes: chicas dulces y sensibles, como en ‘Monte Calvario’; heroínas nobles y apasionadas, como en ‘Corazón Salvaje’, y sensuales aventureras, como en la homónima obra musical y en la telenovela llamada “Salomé”. Siempre está dispuesta a afrontar nuevos personajes, porque considera que es una manera de mejorar como actriz.


  Sin dudas Edith Gonzalez con su talento y el amor que ha tenido al trabajo la hacen ser parte de nuestra portada de esta semana.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux