DE FAMILIA Y HOGAR - La Fábula de la semana

Una Mala Amistad

Un ratoncito entabló amistad con una rana que vivía por sus rumbos.
Esta, que quería hacer creer a su nueva amiga cuanto la apreciaba,
amarró la pequeña pata del roedor a la suya. Pero sus intenciones no
eran del todo buenas.

Los “nuevos buenos amigos” anduvieron así por la tierra en
busca de alimentos, hasta que, siguiendo la rana su instinto,
se acercó a un estanque y dando un gran brinco, splashh!!
se zambulló en el agua, arrastrando consigo al pobre ratón.

Ya en el agua, la rana se puso a cantar muy feliz, mientras el desdichado
rantocito pataleaba tratando de mantenerse a flote. Pero tragó
tanta agua que al poco rato sucumbió, quedando flotando, pero siempre
amarrado a la pata de su falsa amiga, que otras negras intenciones
tenía.

Un gavilán que volaba por allí se lanzó para atrapar al infeliz ratón,
arrastrando asimismo a la cruel rana, que le sirvió también de
merienda.

Moraleja: Gran atención debes poner cuando un nuevo amigo vas a escoger!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux