SALUD Y BIENESTAR - Para vivir mejor

Comidas Energéticas

Un buen comienzo para el regreso a clases!

 Uno de los problemas principales en muchos niños cuando asisten a la escuela, es que les cuesta trabajo poder concentrarse y por ende, aprender bien. Esto se debe en parte, a una pobre nutrición que recibe el niño, la cual desencadena en otros problemas más, como pereza, hipersomnio, entre otras. 

 Para evitar estos problemas en sus hijos durante el curso escolar, lo mejor será que comience por alimentarlos bien. 

 Algunos padres, por desconocimiento o por conveniencia, proporcionan a sus hijos almuerzos con abundancia de bebidas y postres azucarados. Esto les da energía momentánea, pues hay un estímulo adrenalínico de unos 40 minutos después de ingerirlos, pero luego les provocan cansancio y dificultad para concentrarse, según afirman los nutricionistas. Pero, ¿cómo puedes confeccionar desayunos saludables, que les faciliten a los niños un flujo constante de energía durante toda la jornada?

Comidas energéticas

  Asegúrate de que el desayuno de tu hijo tenga una combinación de proteínas, carbohidratos y opciones de productos lácteos con poca grasa, para contribuir al equilibrio de sus niveles de energía. Por ejemplo, en vez de servirle un sándwich con pan blanco -carbohidratos insalubres con alto contenido de azúcar y calorías- cambia a alternativas más sanas como el pan de trigo entero o multigrados. Una comida saludable debe incluir proteínas como mantequilla de maní, alimentos con almidón como galletitas de trigo entero, y alimentos a base de calcio,  como productos lácteos, palitos de queso o yogurt.

 “Es fácil caer en la adicción a los alimentos grasos y azucarados” dice Loree Taylor Jordan, autora de “Fat & Furious: Overcome your Body’s Resistance to Weight Loss Now”, quien habla por experiencia propia, pues cuando era niña se hizo adicta al azúcar, un mal que la siguió hasta su edad adulta.

  Otras alternativas saludables:

* Tortillas -como de maíz o espinacas- en vez de pan blanco para los sándwiches.

* Chips vegetales de patatas, horneados, palomitas de maíz o pretzels en lugar de las patatas fritas tradicionales.

* Frutas frescas cortadas como naranjas o kiwis, o vegetales como las mini-zanahorias.

* Panecillos o galletas de trigo entero.

* Coctel de frutas, rebanadas de manzana, así como naranja o mandarina.

* Trail mix (alimento para senderistas) con combinaciones de nueces, dátiles, semillas de girasol, palitos de pretzel o chips de banana.

* Pavo o pollo bajo en grasa (sin piel) en vez de opciones con mayor contenido de grasa como mortadela, pastrami, carne enlatada o jamón.

  Si te aseguras que los chicos tengan una dieta balanceada –incluyendo comidas o meriendas saludables cada 3 ó 4 horas– podrás facilitar que mantengan la energía necesaria para concentrarse en la escuela y hasta les darás una manita para que tengan un impulso adicional en sus actividades extraescolares.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux