Digo yo no´mas digo

El hombre... y su Triste Destino

Por un tal Luis Ruiz

¿Qué pasooó razaaaa!, cómo están, cómo las han pasado, bien?,,, claro!, claro!, me refiero a esas mañanas frescas y tardes calurosas... Espero que de pelos tiesos!   

El domingo fue el Día del Padre (ah!, y aunque tardías: Muchas felicidades a los sufridos y abnegados hombres que sean padres)-, pero volviendo al tema; ¿se han dado cuenta que ese día muchas veces pasa sin apenas darnos cuenta, ah!, porque, irónicamente, para la mayoría el Día de la Madre es bien padre y en cambio el día del padre, vale madre, je, je... pero en fin, así es la vida. Y a propósito, ¿cómo pasaron su día, bien?, ¿les regalaron algo?, ¿los sacaron a pasear, como se saca al perro pa’que se desentuma?... Como haya sido, la cosa es que quiero aprovechar este dizque artículo para protestar enérgicamente en contra de los hijos, sean chicos o grandes y en contra de la mamá de los hijos, que influye, y mucho, porque casi siempre ese día nos regalan lo mismo ¿a poco no?, (digo, cuaaando nos regalan) que calcetines, que calzoncillos, camisas, cinturones, herramienta, loción de Ross o alguna que otra cosa por el estilo, que encuentran de oferta. Pero me pregunto y les pregunto, ¿por qué no nos regalan algo divertido, algo diferente, algo que disfrutemos? No sé, un viaje todo pagado a Las Vegas, con entradas incluidas a alguno de esos lugares ‘feos y pobres’, de señoritas tan humildes que casi ni tienen ropa que ponerse, pero que según dicen los que han ido, están retedivertidos!, o una tarjeta de descuento en un nai clu (night club) ó ya de perdida un pase a Estudios Universal, junto a un calendario de carros antiguos, claro, que haya modelos a un lado, enseñando la carrocería,,,, del carro of course!

 ¿Por qué no tienen más creatividad? -pregúntome  yo-, (a propósito y entre paréntesis, vendo a buen precio 10 pares de calcetines, 3 calzoncillos, 2 carteras y 3 camisetas, todo nuevecito y en paquete..., je, je, a ver si no leen esto mis hijos/as, porque me cuelgan).

  Bueno, pero la verdad y ya hablando en serio, espero que se la hayan pasado bien, tanto los que son padres como los que nomás son hijos, y que no sean hijos de... y le hayan hecho su día al viejo. Y ahora pa’rematar les voy a narrar una fábula, muy conocida por cierto y que yo publiqué allá por 1998, se llama “El Hombre y su Triste Destino”, ojalá les guste si no la conocen y si ya la han leído, po’s también se diviertan leyéndola de nuevo, ¡ah!, porque eso sí esta tiene mi estilacho, ahí les va....

.... Dicen que cuando Dios estaba en plena faena de la creación, lo primero que se le ocurrió hacer fue a un animal de cuatro patas y cola larga. Mas como no tenía mucha experiencia, pues le puso orejas muy grandes, y en alguna otra cosilla también se le fue la mano. “Tú trabajarás incansablemente de sol a sol cargando bultos, comerás pasto y vivirás 50 años. Te llamarás “Burro”.
  – Está bien Señor -dijo el burro-; pero vivir 50 años así es demasiado; ¿por qué no me das no’más 20?.
  – “Bueno, -dijo el Señor; que así sea”.

  Y Dios siguió con la creación y ahora hizo a otro animal de cuatro patas y cola, pero un poco más chico. Y a éste le dijo: “Tú cuidarás la casa de los hombres, (que luego haré) y serás su mejor amigo; comerás los huesos que te den, vivirás 25 años y tu    nombre será “Perro”.

  – ¡Orale¡ -dijo el Perro- pero Señor, ¿no se te hace que llevar una vida de perro por 25 años son muchos?... Déjame en 10 ¿no?
  – ¡Okey!, ¡okey!, -dijo Dios -que sean 10 pues.

  El Creador siguió su labor, pero ahora hizo un animal de dos patas y dos manos. Aunque siguió con la manía de ponerle cola. Y a esta nueva creación Dios le dijo: “Tú vivirás entre árboles; saltarás de rama en rama y cuando sea necesario harás payasadas. De hecho serás un animalito muy divertido. Vivirás 20 años y te llamarás “Mono”.
 – ¡Simón, Jefe!! Ta’güeno -dijo el Mono, no muy resignado-; pero la neta Jefe, 20 años son un ...iiingo, mejor que quede en 10, ¿sale?
 – ¡Ah, que laaa... ¿también tú?... Pero está bien, está bien, sólo vivirás diez años -sentenció el Señor, ya medio molesto-.
  Pero a Dios ya no le estaba gustando que todos los animales que ese día había creado le rebatieran los años de vida que les había designado, así que decidió suspender por un rato la creación de animales de este tipo y le dio un giro a su diseño.

  Y el Señor creó a un ser bípedo (de dos pies, ¿ok?; no piensen que bípedo quiere decir ‘pedo dos veces’) Pero a éste no le puso cola; bueno le puso algo parecido, pero en chiquito y no por atrás. Y a este nuevo ser le dijo: “Tú serás el único racional sobre la faz de la tierra; usarás tu inteligencia para gobernar sobre los animales, dominarás al mundo y vivirás 20 años”.

  – ¡Chido!, ¿pero por qué a mi no’más 20?; Mira, dame los 30 años que el burro no quiso; los 15 que el perro rechazó y po’s de una vez échame los 10 años que le quitaste al mono.
   – Me lleva, laaa -biiip-biiip- (el Señor ya estaba enca..britado). Te los voy a dar, pero luego no quiero reclamos, ¿ok?.

  ... Y gracias a eso, ahora el hombre vive 20 años como hombre, se casa y vive 30 años como burro, trabajando y cargando todo sobre su lomo. Después, los hijos se van y vive 15 años como perro, cuidando la casa; para luego llegar a viejo, jubilarse y vivir 10 años como mono, saltando de casa en casa y haciendo payasadas para divertir a los nietos..., aaah!, triste destino el nuestro ¿a poco no?, je!, je!...

digO, yo No’mas diGO!digO, yo No’mas diGO!

Los ‘_inga’ quedito!

Por un tal Luis Ruiz

Quiuuubo!, quiuubo!, quiuubo! 

¿Cómo están mis tuerquitas cromaditas y mis tornillitos... oxidados, de peluche??? Espero que sí!
 Y qué les parece si pa’ empezar les echo uno... de mis acostumbrados chistoretes sangrones, este se llama “El especialista”; ahí les va...

   Resulta que un sujeto llegó al consultorio de un médico general, y muy alarmado le dijo que tenía  el testículo izquierdo, hinchado y adormecido...
Tras revisarlo, el médico lo tranquilizó y le dijo que era una inflamación testicular, que no era nada grave, etc., etc. pero que de todos modos, fuera a ver un especialista.

 Y le dio el teléfono de un Colega URÓLOGO pero..., se equivocó de número y el que le dio, era el de su ABOGADO.

 El tipo, sin imaginar, pidió una consulta y a la hora marcada allí estaba él delante del abogado, pensando que era el Urólogo.
- ¿En qué puedo ayudarlo?

  Nuestro amigo se bajó los pantalones y le mostró el testículo, diciendo: Como Ud. está viendo, doctor, tengo una inflamación en el testículo izquierdo.

 El abogado se queda mirando algunos segundos, sin entender absolutamente nada, pero sonríe, y pensó, pensó y pensó.. y le respondió:
- Amigo mío, mi especialidad es el derecho...
responde el paciente:
- Nojooooooda...!!!!... bonita __ingadera! ¿y es que ahora hay un especialista para cada huevo???

 Ja!, ja!,,, ta güeno, ¿a poco no???
 Y aunque es chiste, pero también es cierto. Ahora ya hay médicos, abogados, ingenieros, enfermeras y cuanta profesión uno pueda imaginar y en cuanta cosa uno pudiera necesitar... Pero no sólo en profesiones hay “especialistas”, sino también en oficios, por ejemplo especialista en electricidad, en drenajes, en aire acondicionado, en techos de palo (de madera, pues,,, uuuy!, qué mal pensados), y bueno, tal vez el colmo sean algunos de los especialistas de obras públicas de las ciudades, que hasta para abrir una zanja, se requiere de expertos: El experto que pinta el piso donde van a abrir, el que opera la máquina rompe pavimento, el que agarra la pala, el que agarra el cartelito de slow, el supervisor y alguno que se me olvida...

 Pero también hay otros tipos de expertos, que si bien, no trabajan como tales, también hacen su labor y muchas veces la hacen muy bien. Y a estos yo les llamo “los _inga quedito”... y los podemos encontrar por donde quiera, lo mismo en la fábrica, que en la escuela, en casa, el autobús, etc., y pueden ser hombres o mujeres, jóvenes o viejos; Parientes, amigos o simplemente conocidos... Estos “expertos” a los que ahora me refiero, son especialistas en poner apodos, encontrarle a uno defectos, burlarse de la gente, criticar todo y a todos...  ah!, como _iiingan! ¿a poco no?... ¿Tienes algún amigo o familiar de esos que con gran habilidad, (porque hasta parece que son especialistas en esto, los muy k_bones!), sacan a relucir -y en público pa’acabarla de joder-, tus defectos, tu forma de ser, de hablar, de caminar, lo que dices o haces mal?; esos son a los que yo llamo los “__nga quedito”... 

Ahhh!, pero no digas nada en contra de ellos, porque luego, luego se enchilan los k-ones!

 Y precisamente hablando de este tipo de gente, el mejor ejemplo que ahorita se me ocurre es el caso de la tal Marilyn Davenport, que fue recientemente nombrada en el comité directivo del Partido Republicano del Condado de Orange y miembro del Tea Party, quien hace una semana “con gran sentido del humor”, hizo circular la fotocomposición (que aquí mostramos) y en donde aparecen una familia de tres chimpancés vestidos de humanos, que asemejan a los padres y al menor le insertó la foto del mandatario estadunidense.... La “bromita” la acompañó con un pie de foto en el que se leía: “Ahora ya se sabe por qué no hay un certificado de nacimiento”, en clara alusión a la polémica sobre el lugar de origen del presidente estadunidense nacido en Hawaii. Y luego, con toda tranquilidad, pidió disculpas argumentando que “sólo había sido una broma”. Pero esta bromita, seguida por otros republicanos, obligó al presidente a mostrar su acta de nacimiento.

  En pocas palabras, les puedo decir que los “_inga quedito”, son expertos en convertir una buena cosa o noticia, en algo malo, en algo feo, y si me perdonan, hasta puedo decir que aun el más apetitoso bocadillo en boca de ellos, termina siendo una vil k-k,,, aaah!, pero eso sí, siempre lo dirán en voz alta, con una sonrisa y con su ‘muy propio” toque de humor...  Así que me van a disculpar mis cuatro o cinco leitores (y si ustedes son de esos, po’s lo siento), pero a la tal Devenport y todos esos “_inga quedito’’ que andan por ahi, desde aquí les mando un estruendoso taaca ta taca, ta taaa!, ah!, pero eso sí, con mucho humor...

aaagüas... ¡eso te hace daño!

Por un tal Luis Ruiz

 ¿Qué pasoó razaaa, cómo la han pasado con este sabroso frillito en tiempos de calores, bien?..  Pos ojalá que no se les hayan enfriado mucho las tepalcuanas... Y pa’ empezar les voy a echar el de rigor, el chistorete de hoy se llama “La Cerca”, espero que les guste... ahí les va.

 Resulta que una pareja estaba celebrando su 50 aniversario de boda, y para “recordar viejos tiempos” decidieron volver al pequeño pueblo donde se habían conocido.

  Sentado junto a ellos, en un café, estaba el policía local, que sonreía mientras ellos hablaban.
•-• ¿Recuerdas Tomasa la primera vez que hicimos el amor?, sobre ese prado que está al otro lado de la carretera cuando te puse contra la reja.
-_-  Aayyy, Nicasio, qué cosas dices!
•-• Oye,,, ¿y por qué no lo hacemos otra vez por los viejos tiempos?

   Salieron del café y cruzaron hasta el prado.
 El policía se sonrió, pensando cuán románticos eran, y aunque se haría de la vista gorda, no estaría de más echarle un vistazo a la pareja, por si acaso se hacían daño.
 El viejecito llevó a su mujer al lugar, le subió la falda, él se bajó los pantalones y cuando estuvieron “listos” la apoyó contra la reja.

  El policía que seguía mirando, no podía creer lo que veía!!!

  Con la vitalidad de una jovencita, la mujer se movía violentamente de arriba abajo, mientras el marido se convulsionaba como un salvaje.

 Siguieron así durante un buen rato hasta que los dos cayeron al suelo, totalmente exhaustos.

 Más tarde el admirado policía se acercó y sonriente les dijo:

- Ha sido la forma de hacer el amor más bonita que he visto en mi vida..! Ustedes debieron ser una pareja muy salvaje cuando eran jóvenes.
•-•  No... realmente no, dijo el viejecito, cuando nosotros éramos jóvenes, esta reja de mier...a no era eléctrica!!!
     ja!, ja!, ja!, ta güeno, ¿a poco no???

 Y cambiando de tema, por algo más serio, como lo que yo escribo, siempre serio, je!, je!... Déjenme les cuento lo que me pasó hace unos días... Fíjensenn que uno de mis cuates de cuando yo llegué a este país, (no tan ruco, como yo, pero es mi cuaderno) me habló para invitarme a ver una pelea, quezque estaría muy buena. Me dijo que también iría fulano, sutano y perengano, ah!, y me aclaró: “Pero te traes una lana, porque después de la pelea nos seguimos con una dominada“ (eso quiere decir que íbamos a jugar dominó, pues).  El mero día, andaba yo medio cansadón y conociéndolos como los conozco, pos sabía que iba pa largo el asunto, así que se me hizo fácil y compré pa’llevar unos toritos rojos (le gente les llama red bull)... Acabada la pelea, nos dispusimos a empezar la juagada, entonces fui al carro por las bebidas y les ofrecí,,, justo en ese momento entra la señora de mi cuate, lo ve con la lata en la mano y como loca que le grita: “¿Qué no entiendes que te hace daño esa porquería..? Eso te va a fregar los riñones y el corazón!”

  Mi cuate, seguramente queriendo quedar bien con nosotros, le contestó que estaba loca, que se calmara... uuuy, nunca lo hubiera dicho, porque ahí empezó la pelea,,, bueno esa otra pelea.

   Yo francamente me sentía muy mal, por la situación que sin querer había provocado, por eso a los pocos minutos, hice una señal a los otros paracaidistas, y calladitos recogimos todo y como el perro que sale con la cola entre las patas, así nos fuimos...

 Pero fíjensenn que este incidente me puso a pensar en todo lo que “nos hace daño”... y no me refiero propiamente a la bebida que fue el inicio de la bronca (y de la que hablaré en otra ocasión) sino a todo eso que “los que saben” dicen: “aaguas!, eso te hace daño”. ¿Se han dado cuenta que ya casi no pude comer uno nada porque TOOOODO nos hace mal?... vean estos ejemplos:

 Si comes carne roja, uuuy!, tendrás problemas de obesidad, propenso a enfermedades de cáncer, del corazón, cálculos, migrañas, gota, artritis y quién sabe cuánta cosa más, dicen... aaah!, pero si no comes carne, no hay manera de suplir las proteínas y los aminoácidos que contiene ésta (y aunque digan misa los vegetarianos) y entonces tendrás problemas con músculos, tendones, piel, uñas, bajas defensas, etc., y los chamacos crecerán enquencles, desnutridos y poca o nula actividad física.

 Aaaguas con los huevos, de gallina, claro, porque tienen mucho colesterol, y se tapan las arterias y esto y lo otro,,, aaah!, pero cosa rara, por miles de años el huevos ha sido uno de los alimentos más completos que el ser humano ha consumido y la humanidad no se ha acabado, entonces?.

  Que aaaguas, con la sal, porque se te sube la presión... Pues sí, pero la sal también es esencial para la vida y gozar de buena salud.

 Que el azúcar es muy mala, y que aaaguas, porque te engorda, te puede dar diabetes, te afecta el páncreas, etc., etc. Pues sí, pero los azúcares son el combustible del organismo, nos dan energía, entre otras cosas.
  Que no tomes mucho sol, porque aaaguas, te puede dar cáncer en la piel. Pues sí, pero el sol nos brinda la vitamina D, que es vital para la salud de nuestra piel... entonces?

 En fin, la cosa es que, gracias a tanto __iinche estudio y tantas declaraciones que hacen dizque “expertos”, todo, prácticamente todo lo que comamos nos va a hacer daño, bueno, hasta comer puras mendigas verduras, nos puede generar lombrices si no se lavan bien, por los huevecillos que traen... ¿entonces qué __ingaos vamos a tragar?

 Yo creo que podemos y, si me apuran tantito, hasta debemos comer de todo, beber de todo y hacer de todo, aaah, pero eso sí, sin exagerar, porque acuerdensennn que todo en esta vida, no por el uso, sino por el abuso es lo que a la larga -o a la corta- nos jooo,,,roba la existencia; güeno yo....

¿Con Estrella o Estrellado?

Por un tal Luis Ruiz

 ¡Quiuúboleeé!!!, ¿Cómo están mis tuerquitas cromaditas y mis  tornillitos oxidaditos (pa’que rime),  bien?... ¡Espero que sí!
 Y hoy, como casi siempre, voy a empezar echándoles uno... de mis acostumbrados chistoretes. Se llama “Cásate con quien te de tu...” ojalá les guste. Ahí les va:
 - Papá, encontré al amor de mi vida ¡y me voy a casar!
- ¿Y quién es ella?
- Ciprianita, la hija del Carnicero.
- ¿Cipriana? ¡Ay hijo! con esa muchacha no te puedes casar... ¡es tu hermana!... Yo era joven, vivía la vida y, bueno, tú sabes!... Esperaba no tener que revelarlo nunca, pero hoy no me queda remedio.

  El pobre hijo se va encaaa_brita’o porque le había costado uuuno, encontrar vieja pa Casarse.
  Pero al cabo de ocho meses encuentra otra chava y nuevamente se lo platica a su padre.
 -Papá, encontré al amor de mi vida ¡y me voy a casar!!!
 - ¿Y quién es ella?
 - Elodia, la hija del zapatero.
 - uuuy!, nooo! ¿Elodia? ... Hijo, no sé como decírtelo pero... también ella es tu hermana.
 - ¡Pero apá, poss ya ni _inga, ¿qué clase de ca_ón fue usted con mi santa madre?
 - Hijito, Compréndeme! Yo era joven, tu madre y yo no atravesábamos una buena racha y... en fin.
  Nuevamente sale encaaaa,,,britadísimo y, otra vez deja su novia. Pero al año y medio se recupera y vuelve con una nueva candidata:
 - Papá, encontré al amor de mi vida y ahora ¡me caso definitivamente!
 - ¿Y quién es ella?
 - Rafaelita la que trabaja en el OXXO, es huérfana de madre y además es jarocha.
 - NOOOOOO ¡¡¡¡¡¡¡ HIJO, NOOOO !!!!!!!!!!!
 - ¡¡¡Papá no me __ingues!!... ¿también???
 - Hijito, sucede que siendo yo joven, fui voluntario en la Cruz Roja, me mandaron al puerto... Tú eras muy bebé, tu madre y yo...

  El joven no lo soporta más y se va soltando ma de res a su cuarto.

  Alertada por los gritos, se acerca su mamá, y el hijo destrozado le confiesa lo que pasó en sus 3 intentos de casarse y ella exclama:
 - Aaay, hijito!!!... -le dice la madre consoladora-.

 Cásate con quien se te dé tu _inada gana, al fin y al cabo que ese k_rón, ni es tu papá!!!

  Ja!, ja!, ja!!! no hay duda que las mujeres son y serán siempre más k_onas que bonitas.... y los hombres somos y seremos siempre más calientes que inteligentes!!!, digo yo...

 Bueno, pero hablando de cosas más importantes, les cuento que estos últimos días he andado medio agüitao, medio triste, medio deceicionao, y no es para menos, porque ya casi llega el día de la boda del Memo y la Keta y no me ha llegado la invitación... ¿cómo que cuál Memo???, pos el príncipe William de Inglaterra y la plebeya Kate!... ¿Será que no me van a invitar??? Chiiinnn, y yo que les tenía listo un regalito que compré en la pacifi mol, y hasta tacuche nuevo me merqué, en los ‘‘alis rodeo drive.’’ (creo que le llaman los callejones de L.A.), pero como creo que ya no me invitaron, de coraje los voy a quemar, pa’que se les quite!

Oigan, yo no sé ustedes, pero a mí ya me tienen ‘hasta la moder’ con las noticias de la boda del siglo, la boda real. Que si el príncipe esto, que si la futura princesa aquello, que si van a gastar tanto, que si la cola de la novia va a medir tanto (la cola del vestido, claro, ¿si no cuál otra cola?, porque la mujer está tan escuálida, que de lo otro, ni ha de tener), en fin, la cosa es que me llamó la atención saber por qué tanto _inche escándalo con esa boda, que según dicen, ‘‘la veremos’’ mil millones de personas en el mundo, ¿seraaaá?... así que empecé por tratar de averiguar qué hace o en que chambea un rey o una reina, cuál es su función, a qué se dedican... ¿y saben queeé?... no hacen nada, no trabajan en nada, no producen nada, sólo representan en eventos sociales al estado (o sea al pueblo) pero el pueblo no se les puede acercar... Ellos son el Estado, pero no tienen injerencia en el gobierno. No deciden nada, no gobiernan nada, no toman decisiones de nada.

 ¿Pero saben qué es lo mejor? (o lo pior, según se vea)... Lo que ganan; imagínense, a la reina Isabel II, de Inglaterra, (abuela del que se va a casar), le pagan unos 19 millones de dólares anuales (o sea más de millón y medio al mes!!!), Y pa’ pagarles a todos los parientes y sirvientes de la reina, los ingleses gastan unos 75 millones de dólares anuales!

 Pero lo más curioso, y que yo ni idea tenía, es que en Europa hay diez países que tienen reyes o reinas, y que el más jodido de ellos, gana no menos de unos 10 millones de dólares anuales!. Por ejemplo, el rey Juan Carlos de España, aunque no tiene un salario fijo, pero “su monarquía”, -o sea él y su familia-, se llevan 22 milloncejos de dólares anuales.

 Y otra cosa de la que me enteré, es que en la antigüedad los reyes, ‘‘eran elegidos por Dios”, pero ahora heredan el trono, así de simple. Pero lo que no entiendo es cómo en pleno siglo XXI, todavía hay gente que se enorgullece de su monarquía y disfruta de ver a sus reyes con sus lujos, extravagancias, exhibiendo su glamour y sin ningún tipo de pudor derrochando dinero, dinero que no les cuesta ganar... Lo que sí entiendo, es que hay gente que nace con estrella y otros que nacemos estrellados, y por desgracia, la mayoría somos de estos últimos... ah! eso sí, como dice mi raza, estaremos jodidos, pero contentos!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux