De mujer a mujer

¿Por qué me hace sentir que no me entiende?

Si somos pareja y hablamos el mismo idioma...

Por Mari Lau

Hola amiga, ¿Cuántas veces hemos sentido que no somos comprendidas o como que hablamos idiomas diferentes a la hora de comunicarnos?, esto, aunque no lo creas, es más común de lo que piensas.... Los hombres parecen de otro planeta.

  “Mi pareja no me entiende”... Esta simple frase contiene una de las frustraciones más profundas que se pueden sentir estando en pareja.

  Y es que la sensación de sentirte incomprendida, va acompañada de una cierta incredulidad, sorpresa y desazón.  ¿Cómo puede ser que mi pareja no me entienda? es algo extraño de concebir en el amor, algo que causa cierta ansiedad y tristeza. 

   La sensación de que tu pareja no te comprende tiene mucho que ver con la claridad, fíjate bien, con la claridad con la que tú estás exponiéndole lo que deseas. Ya sé que esto suena un poco raro, pero te voy a decir una cosa: la realidad es que hombres y mujeres pensamos muy distinto y ese pensamiento nos lleva a actuar de manera diferente.

  Algo que te pudiera ayudar a entender el porqué no te sientes comprendida por tu pareja es analizar si hablas -o gritas, que es lo más común- cuando estás enojada, o esperas el momento apropiado de conversar del tema... En lo personal creo que lo mejor sería esperar unos minutos y buscar un momento oportuno en el que estés tranquila para poder hablar con tu pareja y a su vez él esté dispuesto a escuchar.

  Así que, si ambos están dispuestos a platicar sobre lo que te inquieta o acerca del porqué te sientes incomprendida, también traten de ponerse de acuerdo para hablar fuera de distracciones, de televisión o de cualquier otra distracción, eso incluye a hijos y familiares. Y ya estando ‘solitos’ y una vez lograda su atención empieza a plantearle los temas, pero ojo, no utilizar términos de reproche, sino algo conciliador como: “Oye, me he dado cuenta que...” “Está pasando esto...” ‘Ya viste esto...” “Me preocupa esta parte...”

  Si te fijas, ninguna de estas palabras lleva entredicho el reclamo, a diferencia que si tú utilizaras frases como: “Es que tú siempre haces esto...”, “ Ya me cansé...”, “Eres un desconsiderado”, “Por más que te lo digo de una manera o de otra, pero tú no me prestas atención...”

  Aquí ya estamos hablando de reclamos o reproches y con ello te estás metiendo en muchísimas complicaciones. Por eso te invito a que analices y veas cómo está afectando la comunicación con tu pareja.

  Cuando estamos reclamando a nuestra pareja es muy difícil llegar a un arreglo. Y si tu intención es que él se dé cuenta de algo, pero utilizas palabras de reclamo, con eso en lugar de solucionar algo, van a aumentar los problemas porque él se sentirá atacado.

   Por eso es muy importante que utilices las palabras adecuadas. El éxito de la comunicación inicia contigo, entre más específica y clara seas con las palabras que usas, describiendo exactamente cómo te sientes y qué quieres, vas a obtener mejores resultados.

  Expresar las emociones sin miedo, pero de una manera equilibrada y adecuada, es una garantía para que la relación se desarrolle con éxito y armonía. Por otra parte, queda claro que la forma de llegar a una relación sana pasa por una comunicación abierta, la cual implica el conocimiento y comprensión de la forma de sentir de nuestra pareja, para así poder tener un buen entendimiento y solucionar nuestros conflictos de una manera rápida y sencilla.

  No te desesperes, respira, respira y respira antes de comenzar a gritar... El que le grites no va a hacer que te entienda...

   Buena suerte y hasta la próxima!

4 de las Enfermedades Ginecológicas más comunes en toda mujer!

Por Mari Lau

Hola amiga, últimamente se escucha más y más de diferentes enfermedades femeninas, ninguna estamos exentas de eso, por lo que en esta oportunidad quiero compartir contigo algunas de ellas para que estés informada, por si acaso llegases a ser víctima de una de ellas. 

  En varias oportunidades he comentado que no soy doctora y por eso les recuerdo que los artículos relacionados con la salud, como éste, son puramente informativos y de referencia, así que les recomiendo visiten por lo menos una vez al año a su doctor para determinar o evitar éstas u otras enfermedades.

   Comencemos...

  Una gran mayoría de las mujeres ha sufrido, sufre o sufrirá alguna dolencia ginecológica a lo largo de su vida, existen diversas enfermedades que pueden afectarte notablemente, aquí tienes cuatro de las más comunes en las consultas de los especialista para que las tengas en cuenta.

Miomatosis Uterina:

  Ésta es cuando existe la presencia de nódulos en la pared del útero. Se trata de una patología muy frecuente, especialistas aseguran que más de la mitad de las mujeres de más de 40 años son portadoras de miomas y es la principal causa de cirugía ginecológica en el mundo.

  No se conoce una causa de su origen, por lo que no hay medidas preventivas para no obtenerlo.

  En general, quienes consultan por la aparición de nódulos son mujeres mayores de 30 años, que presentan reglas en la fecha que corresponde, pero más abundantes en cantidad y duración; que en ocasiones puede ir acompañado de dolor abdominal bajo.

Prolapso Genital:

  Es el descenso de los genitales internos de la mujer a través de la vagina. Se presenta habitualmente en mujeres sobre los 50 años. Esto está asociado a la posibilidad de prolapso genital es cuando existieron partos vaginales previos. En general, a mayor número de partos vaginales y niños de mayor peso al nacer el riesgo de prolapso genital aumenta. Por esto, la gran medida preventiva es un adecuado control del embarazo y la atención del parto por profesionales idóneos. 

Endometriosis:

  Es la presencia de tejido endometrial (capa interna del útero) cuando se caen al exterior de la vagina. Ninguna teoría explica por completo la enfermedad, sin embargo hay un hecho que muestra que la enfermedad ha ido aumentando en relación al retraso de las mujeres en iniciar su maternidad; por esto es necesario considerar este elemento al planificar las familias.

   Las mujeres que consultan por esta patología, generalmente bordean los 30 años, presentan dolor de regla y la imposibilidad de embarazarse. Para confirmarlo, se solicita una ecografía transvaginal (y en algunos casos) es necesario realizar laparoscopía, que permite visualizar lesiones, tomar biopsias.

Proceso Inflamatorio Pélvico:

  Es la presencia de un cuadro infeccioso en los genitales internos de la mujer, que puede ir desde cuadros leves a muy graves que requieren hospitalización y complejas cirugías que ponen en riesgo la vida de la mujer. Se producen por el ascenso de gérmenes desde la vagina hacia el útero y a los otros órganos intra-abdominales. Son factores de riesgo la promiscuidad sexual y el uso de dispositivos intrauterinos como método anticonceptivo. 

   En general, se presenta en mujeres entre 20 y 40 años que consultan por dolor abdominal bajo, fiebre y flujo vaginal. Se piden exámenes generales que confirman la infección para descartar la presencia de tumores anexiales con pus.

  Y por favor, recuerda visitar periódicamente a tu médico para que te realice el Papanicolau y Mamografías, para descartar cualquier enfermedad. 

         Buena suerte y hasta la próxima!

El Sindrome de la Inseguridad

El Miedo a tomar "el toro por los cuernos", a ser independientes a ser exitosas!

Por Mari Lau

Hola, amiga, actualmente vemos desempeñando cargos ejecutivos, encargadas y de gerentes a mujeres, que a nuestros ojos son exitosas e inteligentes... Pero, en realidad algunas de ellas sufren el síndrome de la inseguridad, sí, así mismo... le tienen miedo a ser exitosas, no se la creen de que pueden hacer igual o mejor el trabajo de un hombre. En su interior tienen un problema enorme de falta de confianza en sí mismas.

  Ahora sí, ve por tu café para que tengamos nuestra tan esperada charla entre amigas, que en esta oportunidad quiero dirigirme a todas esas mujeres con poca confianza que no quieren crecer por miedo al realizarse. 

    Comencemos...

  En alguna oportunidad escuche algo así como...  Algunas veces me da miedo tocar puertas, porque estoy segura de que se abrirán, ¿y luego qué?... Esta mujer tenía pánico a ser exitosa, lo que se conoce como el síndrome de Aquiles. ¿Y eso qué significa? te preguntarás, te cuento. Significa: «Aquello a lo que uno se resiste».  Es decir, cualquier trabajador tiene una debilidad que dificulta su vida profesional y dicha debilidad no desaparece por el simple hecho de cambiar de trabajo o que le digan una y otra vez que es la mejor. Cuando tu mecanismo de defensa para protegerte de un malestar emocional que vives en horario de oficina es taparlo e ignorarlo, entonces, estás logrando que tu talón de Aquiles sea cada vez, más y más fuerte.

   Para que quede claro, Por ejemplo, una persona que tiene miedo a hacer el ridículo en una reunión de trabajo, nunca toma la palabra para aportar sus ideas y siempre se queda en un segundo plano. Sin embargo, esta actitud le lleva a encerrarse en sí misma y a frustrarse por sentir que sus ideas no se tienen en cuenta en esa empresa. Esa mujer empieza a sentirse invisible sin darse cuenta de que se puede afrontar la situación con otra actitud.

   Del mismo modo, las que tienen miedo a los conflictos, siempre se callan lo que piensan en una discusión laboral con un compañero. Esta tendencia a evitar el conflicto conduce a la persona al sufrimiento y a la ansiedad.

   Todo aquello que reprimes se hace más y más fuerte. Por lo tanto, se convierte en ese talón de Aquiles que dificulta tu vida laboral.

  Ahora la primer pregunta importante que te voy a hacer es... ¿Qué es el éxito para ti?, ¿Lo has logrado?... 

   El miedo al éxito es uno de los obstáculos más repetidos. Este miedo puede ser causado por diversos factores. Lo cierto es que el miedo al éxito te está deteniendo y ya sabes que en la vida el quedarte inmóvil es sinónimo de dar pasos hacia atrás. Y eso no te lo puedes permitir.

   Por lo que hoy te propongo que analices cuáles son tus metas, y tus miedos, y yo te daré algunas ideas para que superes todos esos obstáculos mentales que tú misma te pones. 

  Evalúa tu meta. Cuando quieres ser, hacer o tener algo es muy importante evaluarlo y tenerlo claro. ¿Es lo que AMAS hacer? Algunas veces estamos tratando de hacer algo solo porque somos buenos en eso, o porque pensamos que es la mejor forma de hacer dinero o estar en la posición que estamos buscando. O quizá porque tus padres o tu familia piensa que es lo mejor para ti. Haz lo que amas hacer y disfruta cada paso del camino.

  Enfócate en lo que quieres no en tu miedo. Cualquier cosa en la que te enfoques atraerás más de eso a tu vida. Si enfocas tu atención en tus miedos te paralizarás y evitarás cualquier acción. ¡Relájate y prepárate para actuar!

  Usa tu imaginación para verte a ti misma siendo, haciendo y teniendo lo que quieres, no olvides divertirte con ello. Practica viéndote en la situación que te asusta. Juega con todas las cosas que pueden pasarte, exagéralas y ríete de ellas. Te sentirás mejor y estarás lista para actuar en el momento que lo decidas.

  Abraza tus miedos. Creo que tener miedo a algo es parte de la vida. El miedo es un sentimiento que viene de tu mente subconsciente y tú tienes la habilidad de transformar ese sentimiento en una emoción positiva que te haga actuar a tu favor y no en contra de tus deseos. Solo necesitamos estar conscientes de esto. No permitas que tu miedo sea un obstáculo para conseguir lo que quieres, mejor úsalo a tu favor.

  Ámate a ti misma y cree que mereces ser exitoso en todo lo que hagas. Sé agradecida por las cosas que tienes y las que están por venir día con día. ¡Estás aquí para ser una ganadora, solo necesitas creértelo!

   Tú puedes lograr todo lo que te propongas en la vida, no te detengas.   Buena suerte y hasta la próxima!

¡Controla tus impulsos!

Por Mari Lau

Hola, amiga, la tecnología es parte de nuestras vidas incluso en la actualidad se ha puesto de moda terminar relaciones a través de un texto... ¿Qué ha pasado con el romanticismo? ¿Dónde están las cartas de amor? ¿Dónde quedaron las discusiones con sus reconciliaciones?  Lo cierto, amiga, es que en este terreno caminamos a pasos agigantados... ¿Será que terminaremos teniendo relaciones íntimas ‘online’?

  En lo personal me gusta mucho la tecnología, lo nuevo y moderno que nos facilita tanto la comunicación como la practicidad para realizar un sinfín de cosas, pero algo que todavía no termino de aceptar es discutir por texto, será porque me cuesta leer la letra pequeña de mi celular o porque no termino de entender lo que me están alegando, que mejor apago mi teléfono... Y un reciente estudio me confirmó que no estoy nada equivocada, ya que de esa manera no existe un ganador o un perdedor...

  Ahora sí, ve por tu café para que tengamos nuestra tan esperada charla entre amigas que hoy será muy tecnológica. 

    Comencemos...

  Te comentaba que un reciente estudio reveló que las parejas que pelean por mensajes de texto no llegan a nada, al contrario, sólo se crean mayores malos entendidos, y corajes hacia el otro, dañándote más de lo que te puedes imaginar.  Lo que significa que si estas enojada con tu pareja, mejor, aléjate del celular... 

  El estudio arrojó que el principal uso de los mensajes de texto están asociados con una baja calidad de comunicación entre la pareja y que no es la mejor manera de llevar una relación.

  El 82% de los estudiados aseguró enviar mensajes varias veces al día, y reconocieron que es a través de esta vía que resuelven problemas de pareja, piden perdón y discuten temas que no alcanzaron a conversar cuando estaban frente a frente.

  Hasta aquí, todo puede sonar muy normal, ¿quién no ha discutido con su pareja por Whatsapp alguna vez? Pero los investigadores señalaron que discutir temas importantes por chat inhibe la conexión emocional, porque al estar texteando, también estamos haciendo otras cosas y no estamos pendientes en un cien por ciento de la conversación.  

  Por otro lado, los resultados de los hombres reflejaron que para ellos los mensajes de texto no significan mejorar una relación, de hecho les agota recibir permanentemente mensajes de sus parejas, produciéndoles insatisfacción.

  Así que recuerda que es mejor conversar en persona los temas importantes y dejar los mensajes de texto para las conversaciones más triviales y poco significativas.

  La próxima vez que quieras discutir con tu pareja por texto piensa que existe una gran desventaja, porque tienes menos información, menos entendimiento, y menos sensibilidad que cuando lo haces cara a cara, incluso en ocasiones no podemos expresarnos correctamente y la otra persona no alcanza a comprender nuestro verdadero mensaje.

  Como resultado de esto, la comunicación puede resultar más complicada, porque no estamos viendo las expresiones, o el lenguaje corporal y el tono de voz que están utilizando. Y para hacer la situación todavía más complicada, la forma en la que tu cerebro procesa los mensajes de texto (tanto cuando escribes como cuando lees) no es la mejor. Lo que significa que al mandar un mensaje activas la parte lógica de tu cerebro, pero cuando hablas utilizas los circuitos emocionales. De esta manera, aunque envíes un texto en el que pretendas ser amorosa o mostrar cierto remordimiento por alguna situación, él lo traducirá como algo frío y distante cuando lo lea. 

  Cuando estés enojada evita mandar cualquier mensaje explicando lo que sientes, evita que todo se salga de control enviándole un mensaje sólo preguntándole ¿Cuándo podemos vernos?, sin mencionar lo que te puso de mal humor o te molestó. Y de esta forma te aseguro que las cosas resultarán mucho más llevaderas y te darán una relación más sana y con mayor comunicación.

  Y nunca, pero nunca, digas en un texto cosas de las que te puedas arrepentir.   Buena suerte y hasta la próxima!

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux