Tópìcos familiares

¿Qué le pasa?, ¿Por qué llora tanto el Bebé?

Son algunas de las preguntas que muchas madres (y padres) se hacen cuando su pequeño no para de llorar a pesar de los esfuerzos que se hacen. Pero el llanto del bebé siempre tiene una razón e identificarla es el reto

Algunas veces es posible que los padres no puedan entender qué le está ocurriendo a su bebé, sobre todo los padres primerizos. Los bebés tienen sus buenas razones para llorar, pero ni los padres más experimentados pueden leerles la mente, y los bebés no pueden expresar con palabras lo que les pasa. 

   La situación se había vuelto incontrolable para los padres de Sofía, quien a pesar de ser una bebé de 6 semanas perfectamente saludable, se la pasaba llorando todo el tiempo. 

  “No pensaba hacer otra cosa más que correr a abrazarla cada vez que lloraba”, dice Karla, la madre de Sofía. “Yo la mecía, le daba palmaditas en la espalda y caminaba con ella, pero ella no dejaba de llorar”.

 “Me preguntaba continuamente qué es lo que andaba mal con Sofía, porqué el llanto continuo e incontrolable”, señala Karla que al igual que su marido estaba muy alarmada.

  La situación pudo haber continuado como un clásico caso de cólico, con los padres esforzándose a lo largo de meses de inquietud, frustración y cansancio hasta que la pequeña bebé sobrepasara los cólicos. Pero, afortunadamente, el médico de Sofía, Bruce Taubman, es uno de los pocos pediatras que sostienen que el cólico puede ser curado.

   El doctor Taubman, autor del libro Why Is My Baby Crying? (¿Por qué está llorando mi bebé?) les pidió que durante tres días anotaran en un diario todo lo que la niña hacía y la forma cómo ellos reaccionaban.

  Tras leer el diario, el doctor les llamó y les dijo que la bebé lloraba más antes de siestas y a la hora de dormir, y que, aparentemente, lloraba por cansancio. 

   Al parecer, Sofía estaba sobreestimulada por el movimiento al caminar y al mecerla. Taubman sugirió que Karla acostara a su hija en la cuna tan pronto pareciera estar cansada y que la dejara llorar unos cuantos minutos, en vez de abrazarla para que se durmiera. “Casi inmediatamente vimos los resultados”, dice Karla. “Mi hija respondió bien al cambio y su llanto se redujo. No puedo expresar cuán aliviados nos sentimos después de esto”.

  Este enfoque innovador es un reto a la sabiduría convencional, la cual predica que el tiempo es el único remedio para uno de cada cinco bebés que tiene cólico. De acuerdo a la definición clásica, un bebé con cólico llora inconsolablemente sin razón por lo menos 3 horas al día, tres veces por semana, en cambio los que no sufren cólicos lloran unos 90 minutos por día.

 “Es inquietante ver la frecuencia con que los pediatras afirman que el cólico es todavía un gran misterio y que no tenemos idea de qué hacer para controlarlo”, dice el doctor William Carey, profesor de pediatría  de la escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania.

 Hay diferentes teorías sobre la causa del cólico. 

 Algunos pediatras creen que el cólico es causado por dolor abdominal o por acumulación de gases. Pero también muchos médicos creen que el cólico tiene relación con el sistema nervioso del bebé todavía inmaduro.

   Sin embargo, otros pediatras, como los doctores Carey y Taubman, piensan que existe un problema con la manera en que comúnmente se entiende el cólico. Ellos creen que llorar es casi siempre la manera que tiene el bebé de comunicarle a usted que algo le está pasando. 

  Aunque puede ser difícil para los padres determinar por qué llora el bebé, lo pueden lograr, especialmente si cuentan con la guía de un pediatra comprensivo. De esta manera, los padres pueden reducir en forma significativa la cantidad del tiempo que el bebé pasa llorando.

      ENTENDIENDO EL LLANTO DEL BEBE

  Todos los bebés lloran para expresar alguna de sus cinco necesidades básicas: Comer, dormir, chupar, estar abrazados y recibir estimulación. 

 “Los bebés con cólico tienen una predisposición temperamental para ser más sensitivos, más irritables y más intensos. Sus personalidades son muy decididas y lloran persistentemente cuando quieren algo”, explica Taubman.

   Todos los primeros llantos son intentos de comunicación por parte del bebé, pero los que tienen cólico se desatan a llorar incontrolablemente si sus necesidades no son atendidas rápidamente.

        Reaccionar a tiempo es lo más indicado

 Para encontrar la solución al llanto inconsolable de un bebé es necesario descubrir lo que la criatura está tratando de comunicar algo.

  “Lo que los padres deberían pensar cuando un bebé saludable llora y no deja de llorar, es: ¿Qué es lo que necesita ahora?, y no ¿Qué es lo que anda mal contigo?’’, sugiere Taubman.

  Por ejemplo: Si su pequeño comienza a llorar, primero averigüe si tiene hambre y aliméntelo. Si eso no funciona y continúa llorando, ofrézcale un chupón para consolarlo. Si aún así no deja de llorar, tal vez esté muy mojado y necesite cambio de pañal o mejor aún, puede ser que un simple abrazo sea lo indicado para aplacar su malestar... 

 

  Ahora que sabe esto, entenderá que el llanto de su bebé es porque necesita algo, y no necesariamente porque algo le duele, así qué no se inquiete y antes de exclamar: Ay!, Dios mío, ¿qué tiene?, ¿por qué llora tanto mi bebé?, trate las opciones que le acabamos de mencionar y verá cómo el problema se resuelve.

¿Se puede ayudar a niños superdotados?

Suelen ser el orgullo de la familia. Son emprendedores, creativos, educados y muy inteligentes. Seguramente triunfarán en lo profesional, pero en su vida personal, ¿lograrán tener éxito?

  Cuando alguno de nuestros hijos posee una inteligencia mayor que el promedio de los demás, erróneamente creemos que ellos lo pueden todo y muchas veces les exigimos de más. Los niños superdotados atraviesan por mayores problemas de los que usted cree y suelen pasar por muchas depresiones, soledad, burlas y hasta desprecios. 

  Y es que la superdotación, en ocasiones suele volverse en contra del propio niño. Está comprobado que cuanto mayor es el coeficiente intelectual del niño superdotado, mayores problemas de adaptación tiene éste, tanto a nivel escolar, social o emocional. Resulta más que paradójico que los niños superdotados sufran de fracaso escolar, la causa: el aburrimiento. La escuela no está adaptada a sus necesidades y como consecuencia se aburren y pierden todo interés por ella. 

   Lo mismo sucede con sus compañeros, con los que ni comparten intereses, ni nivel intelectual, ni tan siquiera el lenguaje y como consecuencia pierde el contacto con los niños de su edad. Por eso no es de extrañar, que la inmensa mayoría de los niños superdotados tiendan al aislamiento y la soledad. 

   Después de diversas teorías, los psicólogos coinciden en que la inteligencia de cada persona viene dada por los genes heredados de sus progenitores y las condiciones ambientales que le rodean. Es decir, que el posible potencial del niño se verá incrementado o disminuido en función del ambiente en el que crezca. Por ejemplo, muchos psicólogos apuntan que el nivel socioeconómico y educacional de los padres serán factores muy determinantes en el desarrollo intelectual de sus hijos. Pero existen niños que desde bien pequeños destacan entre sus compañeros por su extraordinaria inteligencia. Generalmente estos pesan más al nacer y suelen tener mayor desarrollo motor lingüístico precoz. 

     Características de un niño superdotado....

  Al hablar de estos niños, a menudo se confunden los términos de niño superdotado, con niño precoz o prodigio, cuando las diferencias son claras. Ya hemos dejado claro que es un niño superdotado, cuya principal característica es su superior capacidad intelectual, que les permite adquirir y fijar mayor cantidad de conocimientos durante más tiempo y con mayor facilidad que el resto de los niños de su edad, mientras que cuando hablamos de niños precoces, nos estamos refiriendo a aquellos niños que con una capacidad intelectual normal-alta aprenden los mismos conocimientos que sus compañeros aunque de forma más rápida, siendo su característica principal su facilidad para aprender.

  Ocasionalmente estos niños pueden destacar en un campo concreto como la música, el ajedrez, un determinado deporte, etc., son los llamados “niños prodigio”, que como dice el dicho popular: “cuando dejan de ser niños, dejan de ser prodigios”, pues al llegar a la adolescencia esa facilidad para el aprendizaje se va diluyendo hasta quedar al mismo nivel que la población propia de su edad.

  Para finalizar, queremos recordar a todos los padres, ya tengan hijos superdotados o no, que es conveniente estimular la inteligencia del niño, pero bajo ningún concepto debe de ser forzada, pues podría ser la causa de posibles descompensaciones emocionales y psíquicas del menor. 

  Resultará mucho más beneficioso fomentar su equilibrio afectivo así como la capacidad para resolver los problemas que van surgiendo en el devenir diario de la vida. Debemos recordar siempre que además de la inteligencia existen otros valores importantes, como la independencia, autoestima y autonomía personal, si queremos que estos pequeños genios lleguen a triunfar en lo profesional, cosa que sucede con cierta frecuencia, sin embargo también hay que ayudarlos a triunfar en lo personal.

  Si tiene la suerte de tener un hijo superdotado apóyelo en todo lo beneficioso que él/ella desee, platique con ellos gánese su confianza. Recuerde que en nuestra sociedad actual la inteligencia es de verdadera importancia pero, esto no equivale siempre al éxito. No debe olvidar que, a pesar de su inteligencia superior, su hijo sigue siendo un niño, y que en el ámbito familiar hay que facilitarle todo lo necesario para que pueda desarrollar al máximo sus capacidades, sin dejar por ello de disfrutar de su infancia.

  Al poseer sus hijos inteligencia ya están haciendo su parte.... Ahora le toca a usted!!! 

Dientes de leche, también son importantes

Muchas mamás piensan que el cuidado de los dientes "de leche" no tiene importancia debido a que serán reemplazados por dientes permanentes. Pero esto no es así, ya que unos dientes sanos son fundamentales para una infancia saludable

Georgina Moltavo  -AGE Reforma-

 La importancia de los dientes "de leche" es vital para que el niño pueda masticar correctamente durante los primeros años y tener una buena alimentación y un correcto desarrollo, para lo que requiere una buena dentadura. 

 Cuando un niño o niña pierde un diente de los llamados “de leche” por caries o en algún accidente los padres no se preocupan mucho y menos aún se alarman. Sin embargo, la equivocada idea de que no es necesario acudir al dentista pues “después le saldrán los definitivos”, puede generarle más problemas que beneficios tanto al pequeño como al bolsillo del padre.

 “Los dientes de leche son muy importantes para el desarrollo de la cavidad oral de los niños. Ellos van dictando la forma de la boca. Si pierden uno, hay que poner mantenedores de espacio para que no se cierre el sitio donde saldrá el definitivo”, aseguró el odontólogo Luis Zárate.

 De hecho, desde que se le cae el primer diente, es necesario hacer un monitoreo de cómo va ese proceso, por lo menos acudiendo cada seis meses con el odontopediatra, sugirió el Dr. Zárate.

 Los braquets no se pueden colocar hasta que “prácticamente estén todos los dientes permanentes, pero la ortopedia (que la hace el odontopediatra) sirve para irles creando los espacios a los dientes”, aclaró Zárate.

 Establecer los hábitos de higiene para la dentadura “de leche” también es básico para mantener la salud bucal por el resto de la vida, por eso... “Cuando mamá o papá se cepille, es bueno hacerse acompañar del pequeño. Primero deberá  hacerlo Ud. y luego permitir que él o ella lo hagan. Siempre frente a un espejo donde esté enfocado en lavarse los dientes y nada lo distraiga,” sugirió Zárate.

 La visita al dentista desde pequeños es importante, ¿Y si su hijo tiene un terror incontrolable para ir al dentista? Zárate sugiere a todos los adultos dejar de usar la frase: “si te portas mal, te voy a llevar al dentista”, pues “el dentista no es el enemigo del niño, estamos para ayudarlos y si lo atienden bien, no tiene por qué doler”, aseguró.

 Existen servicios odontológicos especializados que cuentan con espacios destinados especialmente para los niños y eso puede reducir el miedo o pánico natural de los pequeños.

 “Lo que queremos hacer es que los niños sientan que van a su doctor, no al de sus papás. Un espacio adecuado para él ayuda a que entre en confianza, y todos los odontopediatras tienen herramientas y técnicas especiales para atender a los niños”, explicó Zárate.

 “Lo ideal es que papá o mamá no lo acompañen dentro del consultorio, porque si pasan, el doctor pierde autoridad, el niño puede llorar y patalear para que papá o mamá lo protejan”.  “De hecho, si en la primera visita no hay una emergencia, es muy probable que no le hagan nada y sólo sirva para que el pequeño se familiarice con el espacio y con quien será su dentista”, concluyó el especialista.

Los cuidados bucales básicos para el bebé son:

-Proteja los dientes de su bebé con flúor.

-Examine y limpie los dientes de su bebé.

-Dele a su bebé alimentos saludables.

-No acueste a su bebé con el biberón.

-Lleve a su niño o niña al dentista antes de su segundo cumpleaños.

De esta forma queda clara la importancia de mantener en buen estado los dientes temporales y para ello es necesario llevar a cabo una estricta rutina de higiene oral, siendo importante el papel de los padres a la hora de instruir el hábito a sus hijos. 

Además de ello hay que llevar de forma periódica al dentista para que lleve a cabo revisiones bucales así como también es recomendable el sellado dental para prevenir la caries.

Su hijo es.. ¿Víctima o Victimario?

Un estudio realizado en varias escuelas reveló que cada siete segundos ocurre un acto llamado bullying (o abuso) y de ello muchos padres se quejan; sin embargo para que haya abusado, debe haber un abusador, luego entonces

Para cualquier padre de familia, sobretodo hoy en día, le resultaría difícil de creer que su hijo/a es víctima de intimidación en su escuela. Sin embargo, cada vez más alumnos (a nivel nacional), son el blanco de abusos como burlas, humillaciones y en casos extremos hasta golpes, por parte de sus compañeros de escuela, a eso se le ha llamado bullying. Y según opinan algunos expertos, tal tendencia va cada vez más en aumento. 

  Es común que los padres, cuando se llegan a enterar de este tipo de situaciones traten de remediar el problema a su manera, como por ejemplo, hablan con los padres de los chicos que intimidan a su hijo/a; hablan con el director de la escuela o ‘toman al toro por los cuernos’ y confrontan a los mismos abusadores. Pero muchas veces, este tipo de acciones en vez de arreglar la situación, la empeora, y por tal motivo muchos chicos prefieren no decir nada por miedo a una posible represalia o venganza.  

 Pero por un momento pongámonos en el otro extremo y pensemos que es nuestro hijo/a el abusador. Ahora bien, ¿qué hacer cuando es el abusador?.. En estos casos, es recomendable que los padres de ese chico, antes de “hacer algo” entiendan las razones por las que un abusador actúa así.

DEFINICION DE UN ABUSADOR

   La intimidación se produce cuando una persona se ensaña en molestar a otra, y desde esa definición, el abuso puede ser físico, verbal o psicológico. Los profesionales coinciden en la existencia de varias razones subyacentes en la intimidación:

- Puede ser una manera de combatir la inseguridad que experimenta el abusador, como la incapacidad de aprender, problemas mentales u otros conflictos. La intimidación hace que el abusador se crea poderoso.

- Es una conducta aprendida. Un abusador puede ser el fruto de una relación abusiva, o se le castiga de esa manera en casa. Él (o ella) transfieren entonces tales agresiones a sus condiscípulos en la escuela.

- La persona se reúne con malas compañías o no lo supervisan en casa. La intimidación es una forma de aceptación o iniciación a un club selecto de “amigos”. 

COMIENZOS PRECOCES

   La intimidación puede conducir a una conducta más destructiva y hasta criminal en la medida que el niño va creciendo. 

 Y si bien muchos maestros comparan la intimidación con las payasadas en el patio de la escuela, hay una razón para preocuparse de que esa conducta pueda aparecer precozmente en la vida de una persona.

 Un estudio realizado en varias escuelas revela que algún acto intimidatorio sucede cada siete segundos, de los cuales los profesores sólo detectan el cuatro por ciento. Y cerca del 40% de las víctimas afirma que no les revelaron el problema a sus padres. 

   Algunos maestros afirmaron que en sus respectivos centros, los párvulos utilizaban repetidamente tácticas de ensañamiento contra otros niños para hacer su voluntad. Algunos de ellos golpearon, empujaron, dieron puñetazos, gritaron, vociferaron y experimentaron rabietas, mientras que otros demostraron falta de respeto por otros niños.

   Si no se controla, los niños pueden seguir intimidando durante toda su vida como ocurre en muchos casos. Los maestros creen que los padres de esos niños deben trabajar conjuntamente con el personal escolar para detectar cualquier conducta inapropiada y corregirla a tiempo. 

TAMBIEN ELLAS INTIMIDAN

   Aunque resulta fácil categorizar que los varones son los principales responsables de la intimidación, las hembras tienen una representación similar. Ellos por lo general practican la intimidación física mientras que ellas son expertas en el abuso emocional y psicológico, utilizando a menudo su relación de amistad como arma para lograr lo que deseen, por ejemplo: “Haz lo que te digo o dejaré de ser tu amiga”.

 En otros casos, las chicas hacen uso de rumores e insinuaciones para arruinarles la vida a otras condiscípulas. Algunas chicas que han recibido este tipo de intimidación, afirman que, en ocasiones, es más dañino que el abuso físico.

   La intimidación es algo indeseable, pero no es fácil de vencer, más que nada, porque muchos estudiantes que son víctimas de abuso no reportan los incidentes por temor a una venganza.

  Según Rachel Simmons, autora de dos libros acerca de la intimidación, lo más difícil es porque muchas chicas (y chicos) relacionan una férrea oposición con la pérdida de sus amistades. Creen que si se oponen a un abusador/a van a perder a todos sus amigos. 

  Para obtener más información acerca de la intimidación o bullyng, visite las web:, www.bullybeware.com, www.bullypolice.org o www.bullybuster.org.

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux