Tópìcos familiares

Su hijo es.. ¿Víctima o Victimario?

Un estudio realizado en varias escuelas reveló que cada siete segundos ocurre un acto llamado bullying (o abuso) y de ello muchos padres se quejan; sin embargo para que haya abusado, debe haber un abusador, luego entonces

Para cualquier padre de familia, sobretodo hoy en día, le resultaría difícil de creer que su hijo/a es víctima de intimidación en su escuela. Sin embargo, cada vez más alumnos (a nivel nacional), son el blanco de abusos como burlas, humillaciones y en casos extremos hasta golpes, por parte de sus compañeros de escuela, a eso se le ha llamado bullying. Y según opinan algunos expertos, tal tendencia va cada vez más en aumento. 

  Es común que los padres, cuando se llegan a enterar de este tipo de situaciones traten de remediar el problema a su manera, como por ejemplo, hablan con los padres de los chicos que intimidan a su hijo/a; hablan con el director de la escuela o ‘toman al toro por los cuernos’ y confrontan a los mismos abusadores. Pero muchas veces, este tipo de acciones en vez de arreglar la situación, la empeora, y por tal motivo muchos chicos prefieren no decir nada por miedo a una posible represalia o venganza.  

 Pero por un momento pongámonos en el otro extremo y pensemos que es nuestro hijo/a el abusador. Ahora bien, ¿qué hacer cuando es el abusador?.. En estos casos, es recomendable que los padres de ese chico, antes de “hacer algo” entiendan las razones por las que un abusador actúa así.

DEFINICION DE UN ABUSADOR

   La intimidación se produce cuando una persona se ensaña en molestar a otra, y desde esa definición, el abuso puede ser físico, verbal o psicológico. Los profesionales coinciden en la existencia de varias razones subyacentes en la intimidación:

- Puede ser una manera de combatir la inseguridad que experimenta el abusador, como la incapacidad de aprender, problemas mentales u otros conflictos. La intimidación hace que el abusador se crea poderoso.

- Es una conducta aprendida. Un abusador puede ser el fruto de una relación abusiva, o se le castiga de esa manera en casa. Él (o ella) transfieren entonces tales agresiones a sus condiscípulos en la escuela.

- La persona se reúne con malas compañías o no lo supervisan en casa. La intimidación es una forma de aceptación o iniciación a un club selecto de “amigos”. 

COMIENZOS PRECOCES

   La intimidación puede conducir a una conducta más destructiva y hasta criminal en la medida que el niño va creciendo. 

 Y si bien muchos maestros comparan la intimidación con las payasadas en el patio de la escuela, hay una razón para preocuparse de que esa conducta pueda aparecer precozmente en la vida de una persona.

 Un estudio realizado en varias escuelas revela que algún acto intimidatorio sucede cada siete segundos, de los cuales los profesores sólo detectan el cuatro por ciento. Y cerca del 40% de las víctimas afirma que no les revelaron el problema a sus padres. 

   Algunos maestros afirmaron que en sus respectivos centros, los párvulos utilizaban repetidamente tácticas de ensañamiento contra otros niños para hacer su voluntad. Algunos de ellos golpearon, empujaron, dieron puñetazos, gritaron, vociferaron y experimentaron rabietas, mientras que otros demostraron falta de respeto por otros niños.

   Si no se controla, los niños pueden seguir intimidando durante toda su vida como ocurre en muchos casos. Los maestros creen que los padres de esos niños deben trabajar conjuntamente con el personal escolar para detectar cualquier conducta inapropiada y corregirla a tiempo. 

TAMBIEN ELLAS INTIMIDAN

   Aunque resulta fácil categorizar que los varones son los principales responsables de la intimidación, las hembras tienen una representación similar. Ellos por lo general practican la intimidación física mientras que ellas son expertas en el abuso emocional y psicológico, utilizando a menudo su relación de amistad como arma para lograr lo que deseen, por ejemplo: “Haz lo que te digo o dejaré de ser tu amiga”.

 En otros casos, las chicas hacen uso de rumores e insinuaciones para arruinarles la vida a otras condiscípulas. Algunas chicas que han recibido este tipo de intimidación, afirman que, en ocasiones, es más dañino que el abuso físico.

   La intimidación es algo indeseable, pero no es fácil de vencer, más que nada, porque muchos estudiantes que son víctimas de abuso no reportan los incidentes por temor a una venganza.

  Según Rachel Simmons, autora de dos libros acerca de la intimidación, lo más difícil es porque muchas chicas (y chicos) relacionan una férrea oposición con la pérdida de sus amistades. Creen que si se oponen a un abusador/a van a perder a todos sus amigos. 

  Para obtener más información acerca de la intimidación o bullyng, visite las web:, www.bullybeware.com, www.bullypolice.org o www.bullybuster.org.

Crecer 'junto' con ellos... no contra ellos

Para poder educar a sus hijos, aparte de escucharlos, motivarlos y entenderlos hay que...

  Es natural que como padres querramos darle lo mejor a nuestros hijos; la mejor educación, darles todo el amor, el cariño e incluso las cosas materiales que esten a nuestro alcance y que muchas de ellas nosotros no tuvimos, es suma, nuestro mayor interes es que sean felices y sean exitosos cuando crescan. Pero a pesar de todos esos esfuerzos, muchas veces sentimos que no lo estamos haciendo bien, que algo está fallando. Si hay algo difícil en la vida de un padre, es tratar de entender a sus hijos, sobre cuando son adolescentes, que es cuando se vuelven rebeldes, uraños y muchas veces irracibles; sin embargo muchas de las quejas en ese aspecto están mal fundamentadas, ya que en realidad, los padres deben ir adaptándose a los cambios de los hijos en todas las etapas de la vida de estos, desde la más tierna infancia y hasta la juventud e incluso la madurez, pero sobre todo, en la edad más compleja del ser humano que es, como ya mencionamos, la adolescencia. 

  Durante todo ese recorrido, hay que crecer “junto con ellos”, y parte de ese crecimiento es hablar dialogar y no poner obstáculos en el camino de su crecimiento. 

  Así como cada persona es diferente, así también cada padre lo es, sin embargo con cada cambio durante el crecimiento de los chicos, hay acompañado, una adaptación de los padres que muchas veces se pueden transformar en crisis duras de traspasar si no se está preparado para ellas.

  El noviazgo, el desprendimiento, el matrimonio, el encuentro, los hijos, la adolescencia, el reencuentro o “Nido vacío” y la vejez, son las etapas por las cuales las personas pasan inevitablemente. 

  Las cuatro primeras son para que la pareja se una y se conozca más profundamente; después viene el planear y desear los hijos que quieren tener y es la decisión de cada pareja. Así empiezan a tenerlos con la distancia que quieren y así van viviendo cada momento del crecimiento de ellos; como su primera sonrisa, sus primeras palabras, sus pasitos, el avisar que quieren ir al baño, desprenderse de su madre para ir a la escuela, sus dibujos y líneas, bailables, y vestirlos como los padres quieren; así como darles de comer lo que les nutra. 

  Uno de los cambios inevitables que la pareja debe afrontar como natural, es el de las amistades. La pareja cambia su círculo de amistades por las que tengan que ver con los hijos de su edad, y esto lo vemos pasar por lo general en forma continua por diez años aproximadamente.

  El querer vestirse a su forma, querer andar solo, comer alimentos “chatarra” y a veces por la necesidad de pertenecer a un grupo e “integrarse” a una sociedad, el tener relaciones sexuales a edades tempranas, preferencias en cuanto a su compañero sexual, tabaquismo, alcohol, y en otros casos hasta drogas; son algunos de los problemas que los padres tienen que estar preparados para afrontar en el crecimiento de sus hijos. 

  Por eso de la importancia de que los padres sepan todo esto y se mantengan unidos en una posición abierta con capacidad de escuchar, charlar, discernir, sin llegar a discutir agriamente  sobre todo, negociar todos estos cambios en su conducta para ayudarlos positivamente. 

  Romper barreras hablando y liberando los prejuicios de “Como voy a hablar de eso con él, todavía es un chico”, o de “cuando tenga alguna duda me lo va a consultar”, no, encarar la conversación sin miedos y utilizando el mismo idioma con que se piensa, para evitar complicaciones: “¿Tienes relaciones sexuales? ¿Tienes alguna duda, cualquiera, que te pueda aclarar?”, “No hay problema, podemos hablar de cualquier cosa”. 

  Pero si bien, es muy importante dialogar, hablar abiertamente y con honestidad a tus hijos e hijas, nunca debe perderse el rol que cada uno tiene en la familia, es decir no sobrepasar la línea que delimita tu estatus de padre y el de ellos de hijos, porque la confianza y la buena comunicación es una linda manera de crecer “junto” y no “contra” los hijos!

  Una de las maneras de poder crecer junto a nuestros hijos es saber por la etapa que están pasando, saber lo que pueden estar sintiendo, pensando y así poder acompañarlos en cada etapa con amor.

No te alejes demasiado de la familia

Aunque seas mayor de edad, independiente, autosuficiente y sientas que ya no necesitas nada de tus padres, por tu bien, tanto mental como emocional...

 

   Dicen que en las parejas la distancia es el olvido, y en las familias que por diversas razones se alejan, las consecuencias pueden ser similares, ya que el perder contacto enfría el vínculo familiar. 

  Las razones para desconectarse de la familia son diversas; en ocasiones el hecho de que los hijos hagan su vida en otras ciudades, se casen, se vayan a estudiar fuera de la ciudad o simplemente decidan vivir su vida independiente, fomenta la lejanía y peor aún cuando hay ‘‘ciertos’’ problemas familiares que llegan a crear barreras insuperables en la relación. 

   “A veces los hijos no crecen con la idea de tener un nexo con los papás sino que se ven como desconocidos; solamente consideran que sus papás iban a estar en cierta etapa de sus vidas, no en todas. Y una de las razones puede ser que los padres no le dan importancia a la relación afectiva, entonces nada más le dan atención a los hijos en el proceso de crianza, porque en cierta forma sienten que ya cumplieron con su función”, dice la psicóloga Raquel Villafuerte, especialista en terapia familiar. 

  Muertes trágicas de algún miembro de la familia, problemas por herencias, discusiones o pleitos que no se solucionaron en su momento, entre otras situaciones, también pueden generar distanciamiento por la falta de conocimiento en el manejo del problema que atraviesan como grupo social.   De ser así, los hijos pueden empezar a buscar el apoyo familiar afuera, lo que en ocasiones provoca que haya pandillerismo, problemas de drogas o de alcohol, embarazos a temprana edad y en parte los padres pierden de alguna manera su sentido de paternidad. 

  Algunas familias tienden a ser más unidas que otras, explica Villafuerte, esto se debe primordialmente a la herencia cultural y de costumbres de los padres hacia sus hijos.  Por ejemplo, cuando un hijo se casa hay familias en las que los hijos todos los días van a casa de los papás, y si bien eso es bueno, también lo es que se tenga cierto distancia para que ellos hagan su vida aparte y empiecen a resolver sus propios problemas con su nueva vida familiar.   

   La medida exacta de la distancia entre padres e hijos es algo independiente en cada rol familiar, pues influyen aspectos que vienen desde la infancia y que determinan qué tan cerca o lejos hay que mantenerse unos de otros. 

 “Así como hay las familias que están más distanciadas que otras, las hay que están tan ‘cerca’ que no tienen una sana privacidad, pero en estos dos casos que son los extremos, es tan mala una cosa como la otra”, aclara Villafuerte. 

  Los hijos deben entender que si bien siempre habrá un nexo “familiar” que va a existir, si ese afecto no se cultiva, habrá repercusiones, sobre todo en sentimientos de soledad, vacío y depresión que a veces son causados por esa distancia entre familia que, aunque parezca que no tiene que ver, afecta a la mayoría. 

  “Algunos dicen que no necesitan a su familia, pero al menos internamente nosotros necesitamos un apoyo, y ese apoyo son los papás, los hermanos que a veces andamos buscando en otras personas porque no nos acercamos a los nuestros”, agrega la psicóloga. 

   La distancia puede hacer parte del crecimiento, pero también es importante darle un lugar en el corazón a los miembros de la familia, los hermanos, padres y abuelos y aunque estén lejos podrás experimentar su presencia.

  Independiente de que algunos miembros de nuestra familia nos caigan bien o mal hay que aceptarlos así como parte nuestra, eso provoca que aunque estemos separados físicamente el sentimiento de familia perdure y se prevengan ciertos problemas emocionales a futuro. 

  Cuando los padres tienen a sus hijos cerca deben recibirlos con buena disposición sin tratar de imponer o provocar que estén más tiempo del que tienen para visitarlos, mientras que el hijo debe intentar mantener esa comunicación con sus padres de la forma que mejor se acomode. 

   “Hay que sentir que vengo de una familia y que ésa es mi raíz, darles un lugar a ellos en mi corazón, sobre todo en momentos de depresión en los cuales necesito traer a alguien a mi mente que me proporcione la fuerza que puede venir de mi mamá, de mi papá y de mis hermanos. 

  Por eso, por muy mayor de edad, independiente y autosuficiente que seas, recuerda que si bien la comunicación no acorta las distancias físicas pero sí, y mucho, las emocionales y que mantener el contacto con la familia te ayudará a evitar que el estar lejos deteriore una relación de padre e hijo que siempre será de gran valor. 

¿Cuánto riesgo corre su hijo de convertirse en fumador?

El cigarrillo es sólo uno de los vicios en que los jóvenes están propensos a caer; y la forma más eficiente de que esto no ocurra es que los padres los orienten y pongan el ejemplo

  Anteriormente se creía que la única forma de que los jóvenes entraban en contacto con un cigarrillo era en lugares como una discoteca, bailes, la calle con los amigos vagos o viendo a algún familiar adulto que tenía ese vicio. Pero hoy en día, aparte de esas opciones, es posible que tengan acceso a ellos en cualquier lugar y a cualquier hora.

   Así que si usted piensa que su hijo es demasiado joven, inocente o que no acude a lugares donde puede ser tentado para probar el tabaco, ¡olvídelo! eso está en todos lados. 

 Según algunas estadísticas, más de un 20% de los estudiantes de preparatoria (High School) reportaron haber fumado al menos un cigarrillo antes de cumplir los 13 años de edad. 

 Con estos resultados estaría de más decirle que nunca es demasiado temprano para hablar con sus hijos acerca de no fumar e incluso aunque estén en la escuela primaria. Pero aún después de que haya conversado del mismo tema varias veces con ellos, las conversaciones no deberían detenerse pues aún corren riesgo de caer en este mortal vicio.

 Aunque cifras de fumadores se han reducido, siguen demasiados los jóvenes que caen en ese adictivo vicio. Esperamos que esté de acuerdo en que el momento de hablar con sus hijos para ayudarlos a prevenir que fumen cigarrillos es hoy! es ahora!

 Más de una tercera parte de los niños que prueban el cigarrillo, terminan siendo fumadores de diario. Pero si usted puede evitar que los adolescentes fumen en la secundaria (Jr. High School) o preparatoria (High School) las probabilidades de que no fumen cuando sean adultos serán mayores.

   LA SALUD DE SU HIJO CORRE PELIGRO

 ¿Por qué debería conversar con su hijo acerca de no fumar? He aquí algunos datos importantes:

Mientras más joven es la gente cuando empieza a fumar, más propensa es a crear una fuerte adicción a la nicotina.

 Los síntomas de la adicción (tener fuertes ganas de fumar, sentirse ansioso o irritable, etc.) pueden aparecer en adolescentes y preadolescentes en cuestión de semanas o sólo días después de que se convierten en fumadores “ocasionales”.

    Efectos a corto plazo

  Los adolescentes y preadolescentes que fuman:

• Son más susceptibles a resfriados.

• Experimentan dificultad al respirar más a menudo que aquéllos que no fuman.

     Efectos a largo plazo

* Más estadounidenses mueren a causa de enfermedades relacionadas con el cigarrillo que por el consumo de alcohol, accidentes automovilísticos, suicidios, SIDA, homicidio y drogas ilegales.

* El fumar es una de las principales causas de enfermedades del corazón, enfisema y derrame cerebral, y puede aumentar el riesgo de contraer cáncer oral y enfermedades de las encías.

* Una persona que fuma un paquete de cigarrillos o más por día vive, como promedio, siete años menos que alguien que nunca ha fumado.

* El humo exhalado por los fumadores contiene 43 sustancias químicas que se conocen por ser cancerígenas y adictivas.

• El fumar es la causa de muerte prematura más prevenible en este país.

CAUSAS POR LAS QUE SU HIJO PUEDE CAER EN ESTE VICIO

– ¿Se reúne su hijo con otros chicos que fuman cigarrillos? Los niños que tienen tres o más amigos que fuman son 10 veces más propensos a agarrar el vicio, que aquéllos que reportan que ninguno de sus amigos fuma.

– ¿Fuma usted o su cónyuge? Estudios han descubierto que los niños que tienen un padre que fuma cigarrillos son dos veces más propensos a fumar.

– ¿Fuma alguno de los hermanos de su hijo? Tener un hermano o hermana mayor que fume, triplica las probabilidades de que el niño fume.

– ¿Tiene su hijo problemas en la escuela? El cigarrillo ha sido ligado repetidamente a un pobre rendimiento académico.

– ¿Está deprimido su hijo? Varios estudios han asociado el fumar cigarrillos con síntomas de depresión en los adolescentes.

– ¿Es su hijo un adolescente? Los niños entre los 11 y 15 años, de sexto a décimo grado, son los más vulnerables. Esa es la etapa en que la mayoría de los niños que fuman dicen haber probado su primer cigarrillo.

  Este vicio, como cualquier otro, puede prevenirse a tiempo siempre y cuando los padres tengan la paciencia y la perseverancia para enseñarles a sus hijos el riesgo que tiene fumar... Pero sobre todo, que prediquen con el ejemplo. 

Anunciese Advertise your Business

(323) 586-9199

4850 Gage Ave. Bell, CA 90201

Our Business is to bring YOU Business!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux