El espacio del bohemio

Sirena

Autor:  Moisés Alpírez

Una hermosura llega

con un sensual caminar

y yo como hipnotizado

no la dejo de mirar.

Bella, linda mujer

con su matiz de princesa

y una sonrisa agradable

sus ojos color azul.

Despiertan mi alma entera

no dejando de  pensar

en la costeña morena

una sirena en el mar.

Inocente Criatura

Autor: Gladys Mancía

Sentada en la puerta un día,
en su casa se encontraba
una inocente criatura
de apenas unos cuatro años.
¿Qué hacía? Me pregunté,
con sus manitas cruzadas
con sus piecitos desnudos,
y su carita manchada.
Yo la veía cansada,
y muy triste la mirada,
pensé que ella esperaba
a alguien que la ayudara.
Me acerqué hasta tocarla
y ella me miró asustada,
¡vamos adentro -me dijo-
que mi madre no me habla!
¡Entré y qué susto llevé
al ver un cuerpo en la cama!
Ella me dijo: “Es mi madre,
que está enojada y no me habla”.

Corazón Partido

Autor: Néstor Alma

Hubo una vez un corazón
nacido de dos medios corazones,
una mitad era tu mundo de ilusiones
y la otra fue, mi verso y mi razón.
Nos gozábamos al dar felicidad
caminando con la frente por los cielos,
no existían los reproches, ni los celos,
sino sólo alcanzar la inmensidad.
Tu latido, me infundía la sangre nueva
que rimara con tu nombre una canción
mi latido, te llevaba hasta el rincón
donde a diario, el cariño se renueva.
Mas, la ciencia del humano destruyó
con sus reglas y limítrofes afrentas
lo que Dios en aquel tiempo construyó
y por las leyes es que ahora te me ausentas.
Pero les digo, que podrán poner barreras,
y dividir el corazón que hemos formado,
tú y yo, latiendo en separado,
derribamos el blasón de sus cegueras.

Te dejo mi Silencio

Autor: Oscar R. Benítez

Me voy no porque no te ame,
sino porque te amo demasiado.
La cruel avalancha de silencio
entre nosotros

sepultó caricias, trinos y suspiros.
Y las noches se volvieron
un lúgubre carrusel
donde nuestros cuerpos
jugaban a dar vueltas
para no encontrarse.
Por eso, humildemente
te dejo mi silencio,
los pocos latidos de felicidad
que alguna vez arranqué
a tu corazón
y la sonrisa ancha
de tus labios
cuando en ellos se anidaba
                la ternura.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux