El espacio del bohemio

Las flores se secaron

Por: Bernardo villagrán

Las flores se secaron

pues nadie las regó,

juntos con ellas celebraron

y luego, la fiesta terminó,

de las bellas flores,

todo mundo se olvidó.

Ahora pertenecen al pasado

no lo puedo comprender

hermosas, se veían en el mercado

por algo, no las quería vender.

Azucenas, jazmines, margaritas,

rosas y una que otra violeta

se miraban tristes y marchitas,

como queriendo salir de su maceta.

Yo os pido con franqueza,

tenemos que cuidar lo que tenemos,

regalos de Dios, de la misma naturaleza,

que al cabo, nada perdemos,

las flores son vida, son belleza!!

Transculturización

Por: Gabriel A. Figueroa

Vivo en el país equivocado

y en el tiempo equivocado.

Soy un árbol viejo, imposible

de sobrevivir trasplantado.

No entiendo el idioma inglés,

es terrible, vivo incomunicado.

Intento aprender ese idioma,

pero es ya imposible para mí.

Mis nietos hablan inglés,

yo les hablo español,

no les entiendo, ni ellos a mí.

me espanta contestar el teléfono,

No abro la puerta a quien toca,

es terrible, temo quedarme mudo.

Peor será si la depresión me ataca

estoy como Prometeo encadenado

en mi prisión incomunicado, 

de esto a nadie culpo, sólo a mí.

Él

 

 

 

Por: Sol Lynette García

Cuando ella piensa en él,

siente que está volando,

que nada en un mar de miel,

cuando solo está soñando.

 

Cuando ella lo ve a él,

no piensa en otra cosa,

porque solo le importa él

en su imaginario mundo color rosa.

 

Cuando ella sueña con él,

ella se pierde en su propio mundo

donde no existe nada más que él,

pues ella le tiene 

un sentimiento muy profundo.

 

 Cuando ella habla de él,

siente que se pone ligera como una hada,

su corazón se derrite como miel

y se siente completamente encantada.

 

Cuando ella escribe su nombre,

su corazón sonríe como nunca

pues para ella, él es el único hombre.

 

 

 

Amor de mis amores

 

 

 

Por: Felipo Epaleto

Amor de mis amores

yo te digo, tú me dices,

Te amo, amor sublime,

buscándote, te encontré.

Pero lejos te fuiste

una invitación de ti

quiero oír, ven ¡dime!

y hacia tí iré feliz.

Me quitaré los zapatos

sin importar ir descalzo

pisando la cruda tierra

a veces suave sobre hierba.

Quiero arrancarme toda la piel,

con ella abrigarte del frío

y para olvidarme de tal agonía

me lanzaré  a la corriente del río

sin media vida, así me arrastraría.

 

 

 

Anunciese Advertise your Business

(323) 586-9199

4850 Gage Ave. Bell, CA 90201

Our Business is to bring YOU Business!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux