Doctora consejos

¿Entregarse o esperar hasta el día de la boda?

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial cuando no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

 Por: Sylvia Carlock

Querida Doctora Consejos:

 Me agrada saber que existen personas como usted que ayudan a otras que, como yo, no encontramos la salida... Gracias!!

 Tengo ganas de morirme. Tengo 26 años y jamás he tenido sexo. Cuando era niña entre los 7 años un tío me quiso violar, fue una mala experiencia y creo que eso me ha marcado, afectando en mis relaciones con los chicos que me pretenden.

   Yo estaba cerrada al amor, hace 3 años decidí abrirle la puerta, pero me ha ido muy mal, los hombres de hoy si no están casados, tienen hijos, o sólo buscan una relación liberal, no quieren compromisos.

  Me di la oportunidad con un muchacho, duramos ocho meses, al principio él decía quererme, pero después dijo que se cansó de esperarme, que los novios de mano sudada ya no existen.

  Yo creo en el amor para toda la vida, quiero ser mujer de un solo hombre que sea mi esposo, salir de blanco de mi casa y casarme por la iglesia. Este es sólo un sueño que no creo que se haga realidad.

   Mi novio me dejó y me siento muy mal, lo quiero y me gustaría complacerlo pero no puedo. El dice que tiene sus necesidades, y quería que fuéramos amigos “con derechos”.

  Como le dije que yo no quiero eso, ya no me habla ni me visita, pienso que para él fui una aventura; hoy me siento como algo tirado. Por más que lo busco y lo busco ya no quiere nada conmigo. No sé qué hacer, si me entrego a él pensando que podamos regresar y luego no regresamos.

   ¿Qué hago: me entrego a él o no?... Lo único que sé es que en este momento me quiero morir.

 Los hombres me dejan, me abandonan por no complacerlos y realmente tengo miedo de quedarme sola. Voy para 27 años, sin casarme y sin hijos. ¿Qué va a ser de mí sola? Mis padres no van a durar toda la vida. Por favor ayúdeme.

--- Floray

Querida Floray:

   El cuerpo en el que vives es tu cuerpo y nadie tiene derecho a decirte qué hacer con él. Es tu derecho a esperar al elegido y entregarte a él en el momento que tú decidas. Tu pregunta de si te entregas o no a este muchacho para hacerlo regresar suena algo así como: ¿me sacrifico o no? Y planteado de ese modo, la respuesta es no.

 No, porque si tú te entregas como sacrificio para lograr un resultado, siempre vas a estar resentida que él no respetó tu deseo de conservarte virgen hasta el día de la boda. Una entrega siempre debe ser por amor, nunca por deber. Estoy de acuerdo contigo en tu anhelo de casarte para siempre, salir de blanco y todo lo demás. Lo que no me suena bien es tu generalización de que “los hombres no quieren compromisos”.

  Yo creo que hay hombres decentes, respetuosos y que estarían encantados de casarse con una mujer como tú. Haz a un lado las generalizaciones y los resentimientos, busca un grupo de solteros en alguna iglesia. En ese ambiente es más fácil que encuentres a un hombre que comparta tus ideales.
 

Ella: encontró unas fotos El: dice que son de su amigo

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

 Por: Doctora Consejos

 Querida Doctora Consejos:
 Cada semana leo sus consejos y me parecen muy buenos, por eso ahora le pido uno.

 Yo tengo 33 años de edad, soy casada y tengo dos hijos. Hace tiempo le encontré a mi marido una foto de una mujer, le reclamé y me dijo que era de su amigo. Pasó como un mes y me volví a encontrar la misma foto en el garaje de la casa, me dio mucho coraje, porque él me había dicho que se la iba a regresar a su amigo.

 Otro día andaba yo en la calle con mis hijos, la batería del carro se descargó, abrí la cajuela para sacar los cables de la batería y me encontré una bolsa con fotos de la misma mujer y una carta con la letra de mi marido. Lo peor es que cuando le pedí una explicación me volvió a decir que era de su amigo.

 Yo no sé ya ni qué creer, hay muchas cosas que pasan, y cuando le reclamo él me dice que estoy loca, se enoja y me ofende muy feo. No lo entiendo, dice que me quiere mucho, pero si me quisiera no haría eso. Me miente y me vuelve a mentir, y lo peor es que no pide disculpas ni se presta para platicar las cosas. Por favor deme su consejo, Doctora, y espero que me ayude.    

-- Silvia

Querida Silvia:
  Yo me pongo en lugar de tu marido y, si yo anduviera con otra mujer y mi esposa me confrontara con cartas y fotos que mostraran mi culpabilidad, yo negaría todo y me haría el enojado para que ella no siguiera insistiendo. Ese es un truco muy viejo y también muy sucio. Si habláramos de box, ese sería el equivalente a dar un golpe abajo del cinturón y luego abrazar al rival para imposibilitarlo.

 Tu esposo no va a decir honestamente: “Sí, mira, ando con esta mujer”, en primer lugar, él no es honesto y además eso sería abrir las cartas y enfrentarte a que tomes una decisión. Supongo que lo que él quiere es que tú te hagas la tonta para que él pueda seguir jugando a ser soltero sin que lo molestes. Me pides mi consejo: Mira, según veo yo, tú tienes frente a ti todas las respuestas que necesitas, pero ‘no las quieres ver’ y sólo tú sabes por qué.

 Pero ya sabes que él engaña, miente, hace trampas e insulta (y también debes saber que él no va a cambiar). Ahora tú tienes que decidir si quieres quedarte callada para evitar enfrentamientos y todo lo que ello implica o si estás lista para mandar a tu marido de tiempo completo a la calle para que vaya a engañar y mentir a otra.

Te deseo buena suerte
 

Sufre porque su esposo es un abusador

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial cuando no se cuenta con ayuda. Por eso creamos “Doctora Consejos”, una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Sylvia Carlock

Querida Doctora Consejos:

 Antes que nada quiero felicitarla por su columna que nos ayuda mucho.  Ahora yo le pido  un consejo.
 Aparentemente tengo el mejor de los maridos, él tiene 20 años más que yo, me ayuda mucho en la casa, dice que me quiere, pero yo tengo que actuar como un perrito con él.

  Ya se ha casado varias veces, yo sería su 5o. matrimonio pero él es una persona que quiere que todos los que estamos a su alrededor hagamos lo que dice, se cree muy superior a todos. Nadie vale más que él, cuando se enoja, me humilla delante de la gente. Yo lo amo, pero lo que hace conmigo me duele. Si necesito dinero, tengo que trabajar con él para que me de algo.

 Estoy desesperada, me ha hecho cambiar, acabó conmigo. Yo ya no soy ni la sombra de lo que era antes de conocerlo, ahora aunque yo no tenga la culpa, tengo que pedirle perdón y rogarle que no se vaya, que no me deje.

 He intentado matarme cuando él es grosero conmigo, nadie me había hecho sentir tan mal. Se enoja por cualquier tontería y me hace sentir que yo soy la del problema.

 Por favor, dígame qué puedo hacer para que ya no me duela tanto lo que me hace y termine aceptando que se vaya.

--- La Triste Desesperada


Querida Triste Desesperada:

  Todos eso que describes en tu carta, son los síntomas de un abusador. No es de sorprenderse que ya se haya casado muchas veces. Quiere decir que cuatro antes que tú, huyeron porque no aguantaron las humillaciones, el control y la falta de dinero.

 El hecho que tú le ruegues para que se quede aunque a lo único que se quede sea para maltratarte, es porque estás atorada pensando que las cosas van a cambiar. Seguramente en tu infancia trataste de cambiar algo que no cambió y ese sentimiento del pasado te mantiene ahora atrapada en una esperanza de que “ahora sí” vas a lograrlo.

  Estás persiguiendo un ideal pensando que uno de estos días él cambiará y de repente se volverá una persona cariñosa, respetuosa, generosa y gentil. Pero eso no va a pasar!

  Mi consejo para ti es que te aguantes el dolor, ese va a durar una semana o meses, no importa lo que dure, porque al final va a pasar, y tú vas a ser libre de encontrar una persona que te respete y te ame como debe ser. Pero si te quedas, el dolor no va a terminar nunca, al contrario, el dolor va a aumentar lo mismo que sus humillaciones y sus groserías.

 Cuídate mucho y si él no se va, entonces vete tú. Corre para salvarte.
 

Tiene miedo que su esposa lo engañe, y por eso....

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

 Por: Sylvia Carlock

 Querida Doctora Consejos:
 Yo tengo 20 años de casado con mi esposa. Ella tiene 3 años trabajando, antes que ella trabajara yo fui con dos personas de esas que leen las cartas y nunca me salió nada malo, ahora que mi esposa está trabajando, he ido con cinco diferentes personas en diferentes lugares y todos me dicen lo mismo: que ella tiene un amante más joven que yo.

 Ella me dice que en el trabajo tiene amigos y que platica con un señor mayor de 60 años. Un día la vi cerrarle el ojo a ese señor, ya no quiero escuchar mentiras. Quiero saber si ella anda con otro o con ese señor. Gracias.                   --- El

Preguntón

Querido Preguntón:
   Tú quieres saber si tu esposa tiene otro señor y yo quiero saber ¿por qué andas buscándole tres pies al gato? En primer lugar andas consultando adivinas; para tu información, la adivinación es una práctica completamente inestable.

  Una “adivinadora” no puede adivinar el presente o futuro de otra persona, pero sí tiene la habilidad de conectarse con lo que está en la mente del consultante. Si en tu mente existe la sospecha de un engaño, la adivinadora va a percibir esa energía y te va a ofrecer que por tal o cual cantidad, ella te puede ayudar, ese es su negocio. Si ella te dijera que todo está bien, entonces no tendría negocio.

  Además, toda esa actitud de sospecha va a acabar por afectar tu relación con tu esposa, ese tiempo, energía y dinero que estás desperdiciando buscando un engaño, mejor dedícalo a construir un matrimonio feliz. Busca a tu esposa con buena actitud; cómprale flores, enamórala, llévala a bailar o al cine y a hazle el amor como si fuera la primera vez, en forma totalmente romántica.

  Repito: quítate de tonterías y dedícate a lo que verdaderamente vale la pena: a alimentar y aumentar el amor que has tenido con esta mujer por los últimos 20 años. Deseo que Dios te ilumine y que pongas manos a la obra para que conserves tu matrimonio y lo hagas feliz.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux