Consejitos prácticos

Tips para ahorrar dinero en estos tiempos de crisis

  Seguramente estará pensando ¿cómo voy a Ahorrar si apenas me alcanza para comer?, y es muy normal ese pensamiento, pero le aseguro que siguiendo estos consejos podrá alcanzar la meta para ahorrar algo de dinero.
   En términos de finanzas personales, ahorrar consiste en reservar o guardar parte de nuestro dinero para un uso futuro, ya sea para usarlo en alguna emergencia, darnos algún gusto, invertirlo, usarlo en tiempos de crisis, o tenerlo para nuestro retiro, etc.

  Aquí vienen cinco tips súper efectivos para el ahorro:
1. Gastar menos: Este consejo parece obvio, pero en realidad es el primer consejo a tener en cuenta, si de verdad queremos ahorrar dinero.
  Significa ser conscientes en qué gastamos nuestro dinero, y buscar siempre la manera de gastar menos o, en todo caso, dejar de gastar dinero en algunas cosas no tan necesarias.
  Podríamos estar gastando mucho, por ejemplo, en suscripciones a diarios o revistas que no siempre leemos, en cafés que compramos constantemente, cigarros que perjudican nuestra salud, libros que podemos conseguir prestados en la biblioteca, almuerzos, por no llevarlos de la casa, etc.

  Buscar formas de gastar menos, también podría implicar: comprar algunos artículos usados en vez de nuevos, comer en casa en vez de comer fuera, buscar siempre ofertas o descuentos (siempre asegurándose de que la oferta o descuento sean reales), tomarnos nuestro tiempo y buscar siempre los lugares en dónde comprar al menor precio (comparar precios en Internet), comprar al por mayor o en cantidad.
  Una vez que seamos conscientes en qué estamos gastando nuestro dinero, y estemos buscando la manera de gastar menos, nos iremos convirtiendo en expertos, y empezaremos a ahorrar dinero.

2. Consumir o usar menos: Este consejo consiste en consumir o utilizar menos los productos o servicios que solemos usar, por ejemplo, podemos procurar usar menos shampoo, menos crema dental, menos detergente, menos electricidad o energía (por ejemplo, apagando las luces que no necesitemos, comprando focos ahorradores, apagando la televisión o la computadora cuando no las estemos usando), consumir menos agua (por ejemplo, arreglando los goteros, duchándose en vez de bañarse), etc.

  Consumir o usar algo en menor cantidad, podría no significar mucho como ahorro, pero si sumamos todos los pequeños ahorros que podemos hacer al utilizar este consejo, realmente podríamos llegar a ahorrar mucho dinero.

3. Hacer un presupuesto familiar: Una forma efectiva de ahorrar dinero es elaborando un presupuesto personal, el cual consiste en un documento en donde señalamos los futuros ingresos y egresos que vamos a tener en el mes, y la diferencia entre éstos.

  El presupuesto familiar nos permitirá identificar las áreas o partidas en las cuales estamos gastando demasiado, o aquellas en las cuales podríamos reducir gastos o, en todo caso, eliminarlas de nuestro presupuesto.

4. Reservar un monto como ahorro: Consiste en adquirir el hábito de poner o destinar cada mes, un determinado monto, producto de nuestros ingresos, en una bolsa de ahorro.

  Podemos empezar con destinar un pequeño monto, e ir aumentando su cantidad conforme aumenten nuestros ingresos. Lo recomendable es que represente un mínimo del 10% del total de nuestros ingresos mensuales.

  Es recomendable depositar dicho monto en una cuenta de ahorros en el banco, de modo que lo tengamos en un lugar seguro, no nos sintamos tentados a sacar dinero de ella y, de paso, podamos ganar algunos intereses. Para esto debemos ser disciplinados. El adquirir este hábito y el observar cómo van aumentando nuestros ahorros, nos motivará a ahorrar más, y a buscar nuevos ingresos que nos permiten aumentar la cantidad del ahorro.

5. Evitar las deudas: Algunas podrían ser de gran ayuda, tal como la de una hipoteca, o la necesaria para crear un negocio; pero para ahorrar dinero, debemos procurar siempre tener la menor cantidad posible.

  La primera que debemos evitar es la que genera el uso de tarjetas de crédito, que suele ser la que mayor costo posee (mayores tasas de interés). Las tarjetas de créditos son para ser usadas en caso de emergencia o ante alguna oportunidad que se presente, y no para ser usadas constantemente.

  El uso de tarjetas de crédito puede darnos una satisfacción momentánea, pero luego pueden traernos grandes problemas. Lo recomendable es cortar todas, o al menos mantener sólo una, la que presente los costos más bajos y las condiciones de pago más convenientes.

  ~Siguiendo estos tips seguramente podrá comenzar a ahorrar poco a poco. ¡Buena Suerte!

Utilice los beneficios financieros “INTELIGENTEMENTE”

Por: Jason Alderman

Si tiene suerte como para ganar una lotería multimillonaria, no necesita esta columna; necesita un equipo de expertos legales y financieros para asegurarse de no estropear su posibilidad de alcanzar la seguridad financiera de por vida. Pero si recibe un beneficio monetario considerablemente menor, ya sea una devolución de impuestos, sentencia de divorcio, herencia o bonificación del trabajo, hay acciones que puede tomar para lograr un impacto positivo en su actual situación financiera.

Primero, tómese un respiro. Antes de gastar el dinero, guarde el dinero en una cuenta de ahorros hasta haber analizado toda su situación económica. Calcule sus deudas existentes, los próximos gastos y las necesidades futuras para destinar el dinero donde es más necesario.

Despierte y sienta el aroma del beneficio tributario.  Los estadounidenses que trabajan tendrán pagos de nómina más grandes este año debido a una exención impositiva que recorta la parte correspondiente de impuestos sobre la nómina de Seguro Social en casi un tercio. Sin embargo, una encuesta reciente en el sitio web de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC) reveló que casi la mitad de los participantes no tenían conocimiento de este beneficio.

“Algunas personas verán $2,000 extra en sus pagos de nómina este año, pero independientemente de la cantidad, aproveche bien este dinero mientras lo tenga, ya que el recorte tributario se aprobó únicamente para el año 2011”, dijo Gail Cunningham, portavoz de NFCC.

Ahorre para emergencias. Para proteger a su familia del impacto de un despido u otra crisis financiera imprevista (como es una emergencia médica, un accidente automovilístico o robo), separe efectivo suficiente para cubrir al menos seis meses de gastos de mantenimiento.

Pague sus deudas. Antes de invertir el dinero, sería mejor que pague todas las deudas pendientes primero –como son tarjetas de crédito, préstamos de automóvil y estudiantiles y préstamos/líneas de crédito sobre capital inmobiliario. Comience primero con las deudas con mayores intereses, luego continúe con el resto. Pero recuerde: Los intereses de determinados tipos de préstamos, como son los préstamos estudiantiles, hipotecas y préstamos/líneas de préstamo sobre capital inmobiliario asegurados federalmente pueden ser deducibles de impuestos.

Ahorre para la jubilación. Muchas personas financian insuficientemente sus cuentas de jubilación de manera crónica.  Una estrategia relativamente indolora es aportar una porción de su beneficio tributario a una cuenta IRA o plan 401 (k). El dinero se debita de manera automática y sencilla de su cheque de pago o cuenta bancaria y las ventajas que ofrecen estos planes incrementarán sus ahorros aún más rápido.

Financie la universidad. Si tiene hijos, probablemente ya se esté preocupando por el pago de la universidad. Aunque su propia seguridad de jubilación debe estar primero (siempre puede pedir un préstamo para la educación pero no para la jubilación), si recibe un beneficio tributario, considere abrir un Plan Calificado de Matrícula del Estado 529 (529 Qualified State Tuition Plan) o una Cuenta de Ahorros Coverdell para la Educación (Coverdell Education Savings Account) – dos métodos de ahorro que ofrecen estupendas ventajas tributarias.

Una vez que haya utilizado su beneficio para cancelar las deudas o comenzar un plan de ahorros, no vuelva a caer en malos hábitos. Hay disponibles numerosas herramientas en línea, incluso calculadoras de presupuesto interactivas, en sitios como por ejemplo MyMoney.gov (www.mymoney.gov) de la Comisión de Aprendizaje y Educación Financiera de los EE.UU., Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (www.nfcc.org) y Practical Money Skills for Life (www.practicalmoneyskills.com), un programa gratuito de administración financiera personal.

Y finalmente, no olvide premiarse por haber utilizado su beneficio financiero de manera inteligente. Me gusta la regla 90/10, en donde el 90 por ciento se destina al pago de deudas o ahorros y el 10 por ciento es para gastar en algo divertido.  

¡A LIMPIAR LA CASA!

Para cualquier cosa que hagamos en la vida, el organizarse es crucial, y para hacer la limpieza de la casa, no tiene porqué ser diferente, es decir, aunque aparente ser una cosa muy sencilla, pero aún así, se debe tener un plan de acción, ya que esto permitirá ahorrar tiempo y obtener excelentes resultados.

  En lo que a la limpieza de casa se refiere, hay que tener cuenta una regla muy sencilla, pero muy importante y es que, no es conveniente limpiar todo a la vez, por ejemplo, si la casa es muy grande o tiene dos o más pisos, hay que planificar la limpieza por áreas o por pisos, comenzando por el más alto hasta llegar al sótano.

  -- No se exija e intente realizar la limpieza en un solo día, si su casa es grande sólo logrará agotarse y posiblemente no pueda terminar el trabajo.
  -- A pesar que cada uno tiene su forma de hacer las cosas, muchas veces nos complicamos en vez de simplificarlas.
  -- Ponga música con ritmo o su radio favorita, eso le dará marcha y logrará distraer la atención en todo lo que le queda por hacer.
  -- Si la casa es grande, no se sienta autosuficiente, pida ayuda a los miembros de su familia. Asigne tareas a cada uno de sus hijos, como hacer la cama, recoger la ropa sucia, sacar la basura, sacar el polvo a los muebles del salón, etc.

Tareas sencillas donde aprendan que el trabajo de la casa debe ser compartido por todos.
  -- Todos debemos saber que el cuidado y mantenimiento de la casa es una tarea compleja, que requiere tiempo y dedicación. No solamente es necesario mantener el orden día tras día, sino que también hay que tomarse un tiempo para

limpiar aquellas cosas que aunque no notemos, también se ensucian y manchan con el paso del tiempo.
  Muchas veces nos preguntamos: ¿Cómo limpiar la casa?, ¿Por dónde comenzamos?.
  -- Lo primero que tienes que hacer es involucrar y organizar a todos los integrantes de la familia, y dividir las tareas. A los niños le gusta ser parte de las tareas diarias y sentirse que están ayudando; aunque a los adolescentes por el contrario, no les gusta participar, pero de todos modos, de alguna manera hay que obligarlos a participar ‘voluntariamente’.
  -- Al tener todo organizado, es mejor comenzar por lo más duro, como son los baños, por ejemplo, luego puedes continuar por los cuartos, la sala, el comedor y por último la cocina. Esta es una manera de organizarte pero puedes buscar un mejor orden de acuerdo a como es tu familia.

  Al finalizar la limpieza, se debe guardar todo lo que utilizaron en su lugar, y en las condiciones que lo encontraron, para que el próximo día de limpieza no anden como locos buscando las cosas.
  Por último, algo muy importante que se debe tener en cuenta es enseñar al resto de la familia a cuidar y respetar el orden, cuando de la limpieza de su casa se refiere, para que las tareas no sean tan duras la próxima vez.

Ahorremos AGUA en casa

  Llegó el verano, el calor que no se aguanta y queremos compartir tiempo con la familia en el jardín,  en la piscina. También es la mejor época para tener nuestro jardín lleno de flores, las cuales necesitan mucha agua por los grandes calores que pasamos en esta temporada.

 Aparte del daño que por el abuso del agua le causamos a nuestro planeta, también existe el aliciente económico, por el ahorro que se puede obtener en el pago mensual del agua.

  Hoy le daremos unos tips que te ayudarán mucho a que ahorres agua en tu casa:
  1.- Cierre el grifo cuando se lave los dientes. Lave los vegetales en un tazón y no bajo el grifo abierto.
  2.- Mantenga una jarra de agua en la nevera para que no tenga que dejar abierto el grifo hasta el agua se enfríe.
  3.- Si su inodoro es anterior a 2001 trate de cambiarlo por uno más moderno de poco consumo.
  4.- Arregle todos los grifos que goteen.
  5.- Ducharse en una bañera utilizará más agua que bañarse en regadera, siempre y cuando no se utilicen más de 5 ó 6 minutos en ello.
  6.- Utilice todo el espacio en su lavadora cuando la encienda, así se requerirán menos ciclos por semana. También esté consciente de que la mayoría de las funciones que requieren media carga son ineficientes debido a que utilizan más de la mitad del agua requerida para una carga completa.
  7.- Igualmente, si tiene un lavaplatos, sólo utilícelo cuando tenga suficientes vajillas que ocupen toda su capacidad. No enjuague los platos bajo el grifo antes, ya que los lavaplatos están diseñados para deshacerse de la grasa de todo lo que ponga.
  8.- Luego de lavar platos a mano, puede utilizar esa agua sucia para emplearla en el jardín.
  9.- Si está comprando nuevos equipos para su hogar, trate de escoger aquellos que ahorren agua.
  10.- Considere el uso de baldes en vez de mangas de riego. De esta forma, usted podrá regar con más precisión.
  11.- Si utiliza una manga de riego, asegúrese de que tiene una boquilla de succión ajustable.
  12.- En lugar de utilizar un rociador, deje crecer su jardín un poco más en el verano ya que así ayudará a conservar su propia humedad.
  13.- Riegue el jardín durante la noche para minimizar la evaporación.
  14.- Prefiera lavar el automóvil usando baldes y una esponja en vez de una manguera. También puede comprar toallas especiales para lavar el carro que no necesitan agua.

  Esperamos que estos consejos le ayuden a ahorrar agua y también dinero.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux