LO INSOLITO Y SORPRENDENTE - Entérese y sorpréndase

‘Seres eléctricos’

Personas capaces de emanar descargas
electromagnéticas de muy alto voltaje

Los siguientes, son algunos de esos casos extraños
e inexplicables que la ciencia no puede explicar satisfactoriamente,
por eso aquí cada quien es libre de
adoptar su propia opinión, siga leyendo y saque usted
su propia conclusión.

La electricidad de una instalación corriente es semejante
al sistema nervioso humano, aunque la ciencia
se muestra reacia a reconocer el equivalente biológico.
No obstante, existen personas cuyas ‘baterías’
fueron de naturaleza desacostumbrada y sobrecargada,
como las de Angelique Cottin, una joven francesa
de catorce años y cuyas extrañas cualidades electromagnéticas
fueron objeto de minucioso estudio por
parte de la Academia de Ciencias de Francia.
En los primeros exámenes, el 15 de enero de 1846,
y durante las diez semanas siguientes. Angelique
volvió locas a las brújulas. Otros objetos, incluso
muebles pesados, al ser tocados vibraban en su presencia.
Fuera cual fuera su extraña fuerza, la Academia
la equiparó al ‘electromagnetismo’.

La fuerza parecía brotar de su lado izquierdo, dijeron
los expertos, en particular del codo y de la
muñeca, y aumentaba en intensidad por la noche.
Durante sus ataques Angelique sufría a menudo
convulsiones y su corazón daba 120 latidos por minuto.
Otro ser humano sobrecargado de electricidad fue
la adolescente estadounidense Jennie Morgan, de
Sedalia, Missouri, Estados Unidos, quien descargaba
chispas entre ella y cualquiera que se le acercara;
en ciertas ocasiones hubo personas que al tocarla
recibieron tal descarga, que quedaban inconscientes
por un momento. Otro aspecto curioso de ella,
es que los animales le eran hostiles y huían ante su
presencia.

La joven llamada Carolina Clare, de London, mostró
síntomas parecidos al sufrir una enfermedad no
diagnosticada y durante la cual describió lugares
que nunca había visitado. La enfermedad duró un
año y medio. Cuando se curó Carolina estaba tan
magnetizada que los cubiertos se pegaban a su piel
y tenían que ser desprendidos de ella por otra persona.
También fue objeto de un estudio, realizado
por la Asociación Médica de Notario, pero sin llegar
a conclusiones finales precisas.

Si bien, los anteriores acontecimientos fueron de
mucho interés, el de “la pipla humana” que le narraremos
a continuación es otro de los casos para...
Enterarse y Sorprenderse.

Frank McKinstry, hombre originario de Joplin,
Missouri, poseía tal energía electromagnética, que
en un descuido podía quedar pegado al suelo. Por
ejemplo, si McKinstry se detenía al caminar, prácticamente
ya no podía dar otro paso a menos que
otros le levantaran los pies del suelo, rompiendo el circuito.
Ante personajes tan increíbles, no queda menos que preguntarse si hay gente
que posea tal electromagnetismo y si las ha habido, ¿por qué nunca más se han
vuelto a conocer personas con estas características?... Como le dijimos al principio,
puede haber muchas teorías, pero la opinión que vale es la suya!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux