HOMBRE Y MUJER - De mujer a mujer

Abuela a las cuatro décadas

Es una etapa en que nos seguimos viendo y sintiendo estupendamente, y por ello la condición de “abuela” es algo que a muchas mujeres les cuesta trabajo adoptar

 
  Ser abuela no significa que eres una viejita de bastón y chal. Si te ves y sientes joven y hermosa, no te agobies por ser llamada abuela (o granma), sobre todo enfrente de tus nietos. Si te oyen decir que eres demasiado joven para ser abuela, pueden llegar a sentir que no te gusta serlo. Además, ser una abuela joven es divertido. Si tienes la energía para ir al gimnasio 3 ó 4 veces a la semana, innegablemente la tienes para seguirles el paso a tus nietos, y te aseguro que es lo mejor disfrutarlos como tal vez no pudiste hacerlo con tus hijos.
 
  La seguridad que nos da la edad, combinada con el hecho de que ya no eres la madre sino la abuela, también te da un sentimiento adicional de libertad. Ya no tienes que lidiar con el arduo trabajo de educar a tus hijos. Como abuela, ¡tu trabajo es ser divertida y divertirte!. Y lo mejor, consentirlos como no lo hiciste con tus hijos.
 
  Aunque por otro lado están las que la noticia las tomó por sorpresa; ¡No es posible!.  Se ponen a sacar cuentas de cuántos años van a tener cuando nazca el bebé y resulta que van a tener 40 bien cumplidos. No, no puede ser… ¿Yo abuela a ésta edad? No ha de ser cierto, se habrán confundido de resultado en la clínica. Todavía estoy joven, me siento joven, me veo todavía joven… no, no puede ser que me esté sucediendo esto a mí.
 
  ¿Tendré que cambiar mi look… mi forma de vestir, de peinarme y de hablar? ¡Creo que estoy más traumada que mi propio hijo!. En fin, muchas mujeres se demoran durante algunos meses para asimilar este acontecimiento. 
 
  En cambio los hombres de esa edad, reaccionan felices y hasta soñando con el sexo del bebé.
 
  Tienes que ver el lado positivo de esta situación. Lo bueno de ser abuela a los 40’s es que cuando te encuentras con alguien que no sabe quién es ese pequeño que te acompaña, casi siempre te dicen: “Que lindo su hijito, ¿es su último?” Y seguramente tú responderás... No, ¡cómo va a creer! ¡Imagínese, yo de mamá a ésta edad… es mi nieto!.
 
 Y entonces es muy probable que ponen cara de sorpresa y exclaman: “¡Noooo, pero si usted parece de 35!”.
 
  Y no puedes negar que es un verdadero cumplido que te confundan con una persona de 35 años.
 
  ¡Disfruta este momento!. Ha llegado tu oportunidad de hacer lo que te plazca y de complacerte a ti misma. ¿Clases de baile de los siete velos?, ¿Viajar? Cualquier locura que se te ocurra. Deja que sean ahora tus hijos los que sacudan la cabeza y suspiren por las cosas que se te ocurren, este es tu momento de vivir la vida a fondo.
 
  Recuerda que el título de abuela es testimonio de que has vivido ya las etapas que generalmente son las más dificultosas de la vida. Ya viste por tu familia y has trabajado duro por ellos durante muchos años. Tienes mucha experiencia y un conocimiento genuino del mundo. Has cumplido con tu tarea de traer al mundo a las generaciones del futuro. Así que mantén la cabeza en alto:
 
  ¡Eres una abuela y debes estar orgullosa de eso!
 
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux