HOMBRE Y MUJER - De mujer a mujer

Las respuestas más sencillas, a tus preguntas más íntimas!

Muchas veces, solemos callar por vergüenza al que dirán, esas preguntas sobre nuestras partes más privadas e íntimas, sin siquiera mencionarlas por resultar demasiado penosas. Pero como aquí estamos en confianza y podemos hablar con absoluta franqueza, salimos a buscar la opinión de los expertos para decirte, muy confidencialmente, cuál es la verdad detrás de cada una de tus más íntimas preguntas e inquietudes.

Penosa Y Molesta Picazon.

De vez en cuando, mis partes privadas me pican muchísimo. ¿Cuál es la causa? La picazón ocasional de la parte genital, aunque molesta, es un problema muy frecuente, señala la doctora Mary P. Lupo, profesora de la Universidad Tulane, New Orleans. La causa principal: descuidos con la higiene. “Pasarte sólo un día sin lavar tus genitales puede hacer que las bacterias normalmente inofensivas se multipliquen y provoquen gran picazón”, dice.

Otra causa de la comezón es la dermatitis de contacto, un salpullido causado por una ligera reacción alérgica a un agente químico presente en algún producto que uses (jabón, papel higiénico perfumado). Evita utilizar cada uno de esos productos por una semana para ver si puedes identificar el elemento responsable. La picazón también puede deberse a una dermatitis irritante, trastorno causado por la exposición de un área de la piel a exceso de calor, humedado fricción.

Usa ropa interior de algodón, y evita la ropa muy pegada. Cualquiera que sea la causa, tomar un baño con agua fresca y un limpiador suave sin jabón (como Cetaphil), es la mejor forma de eliminar las bacterias y los elementos químicos irritantes. Si sientes picazón y no puedes bañarte de momento, moja una toalla de papel en agua fría y aplícatelo en tus genitales.

Si la picazón dura más de dos días está acompañada por un cambio en la secreción debes ir al ginecólogo para que te examine y vea si se trata de una infección vaginal. En ese caso, él te indicará el medicamento apropiado.

Sangramiento Tras el Sexo

A veces, después del sexo, tengo algunas manchitas de sangre. ¿Debo preocuparme? Probablemente no es nada serio.

La causa de esas manchas postsexo puede ser un problema común (e inofensivo) llamado ectropión cervical, que ocurre cuando parte del delicado revestimiento del canal cervical crece sobre las células del cuello del útero normalmente menos frágiles. “El revestimiento es muy susceptible a las lesiones y el sangramiento, de modo que hasta un choque menor como el del pene durante el sexo puede hacerlo sangrar”, dice la Dra. Reddy. 

Esta condición es temporal, y suele ocurrir en las mujeres jóvenes, sobre todo en las que toman la píldora. Aun así, el sangramiento después del sexo no debe tomarse a la ligera. Puede ser indicio de un problema más serio, como un pólipo en el cuello del útero o una infección (como Chlamydia). Aunque no es frecuente, las fibrosidades y el cáncer cervical también son posibilidades, así consulta a tu ginecólogo.

Cremas Vaginales Y Sexo

¿Puedo tener sexo si uso las cremas que se venden sin receta para combatir las infecciones vaginales? Tener sexo (aunque se use condón) antes de que te recuperes por completo de una infección vaginal, puede demorar la curación, dice la doctora Lisa Masterson.

El movimiento del pene puede irritar los tejidos y desplazar el medicamento, lo que dificulta su absorción. Es más, los lubricantes, los espermacidas y el semen diluyen los ingredientes de la crema vaginal, haciéndola menos efectiva. Aquellas que usan un método anticonceptivo de barrera (condón, diafragma) tienen otra razón extra para evitar el sexo mientras usan la crema.

“Pueden quedar embarazadas”, alerta la Dra. Hanson. La mayoría de las cremas vaginales contienen minerales y aceites que debilitan el látex y crean agujeritos microscópicos en él. ¿Lo mejor? Evita el sexo, y no sólo mientras usas la crema vaginal, sino hasta 48 horas después de la última dosis.

Dolores a Mitad del Ciclo

Suelo tener dolores de ovarios entre una menstruación y otra. ¿Será algo serio? Al parecer, sufres de un trastorno inofensivo conocido como mittelschmerz (palabra alemana que significa dolor intermedio), que ataca en la mitad del ciclo menstrual cuando estás ovulando.

“Cuando un óvulo se desprende del ovario, causa una desgarradura minúscula en el folículo”, explica la doctora Sujatha Reedy. En la quinta parte de las mujeres, esto causa dolor a un lado de la parte baja del abdomen, y luego molestias que duran hasta 24 horas, mientras el tejido se sana.

Generalmente, cualquier analgésico sin prescripción puede aliviar el dolor. Pero si tus dolores se presentan en otro momento que no sea las dos semanas antes del inicio de la próxima menstruación, si van acompañados de síntomas adicionales (incremento de la secreción, fiebre), o si tomas la píldora (en cuyo caso no ovulas, por lo tanto, no debes experimentar estas molestias), debes ir al ginecólogo.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux