DE FAMILIA Y HOGAR - Cuéntame tu sueño

El Sueño de las visitas de Jesucristo

 Todos hemos tenido sueños que nos intrigan por su rareza o frecuencia. Esta sección está conceptuada para dar respuesta a esos sueños inquietantes. Hoy tenemos...: 

Por: Bernabé Pérez 

SUEÑO

 Deseo contarle un sueño que he tenido con frecuencia y que me tiene algo inquieto. Sueño que veo a Jesucristo y que me dice: “He venido. Anda ve y dile a la gente que pronto llegaré”. En otra ocasión soñé a Dios en el parque. Yo corría hacia él. Mientras lo hacía, él me apuntaba con su dedo que fuera a cumplir su encomienda. La última vez que soñé con nuestro Señor, veía a mucha gente. Yo me acercaba a donde ellos, entonces me daba cuenta que la gente iba cayendo a un abismo. Ya más cerca, me di cuenta que Dios estaba sentado en su trono con todos los ángeles y cada vez que se levantaba de éste, la gente iba cayendo al precipicio. Entonces, para no caer a éste, me regresaba por el mismo camino. Y allí desperté. 
-- Laura
 
INTERPRETACION
 
 Amiga Laura, tus sueños innegablemente tienen que ver con tus creencias religiosas. El primer sueño, donde Jesucristo te dice que avises a la gente que él está a punto de llegar tiene que ver con las profecías de Jesús que él manifestó en los cuatro evangelios. El segundo sueño, tiene que ver con el apostolado de evangelización que se predica dentro de la religión cristiana. Estos dos sueños son muy inspiradores porque te sueñas cerca de Dios. El tercer sueño, sin embargo, muestra algo diferente. En este sueño cuando intentas acercarte a Dios, sientes miedo y entonces te alejas de Él. En este sueño tu inconsciente parece percibir que los que están en malos términos con Dios caen al abismo. Y tú, en lugar de acercarte a él, huyes para “salvarte” del mismo. Si te fijas, aquí hay un contrasentido. Si el concepto es que estando bien con Dios no tienes nada que temer, entonces ¿Por qué te alejas? La solución para salvarse del abismo no es huir de Dios, sino huir de lo que uno hace que lo aleja de Dios. Como ves, este sueño es de mucho alcance, pero para conocer el significado profundo del mismo, tendrás que pedirle a Dios que te aclare qué es lo que te causa temor en el momento de acercarte a Él. Para lograrlo, puedes hacer el siguiente ejercicio: A la hora de acostarte, relájate, pon tu mente en calma y cuando sientas que estás a punto de dormirte, reza una pequeña oración: “Dios mío. Yo no quiero huir de tu reino. Yo quiero acercarme a tí. Por favor dime qué quieres que yo haga para poder acercarme a tí libremente y con seguridad”. Al repetir esta oración con constancia, lograrás recibir una revelación que traerá la respuesta que buscas. Tu amigo, Bernabé.
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux