DE FAMILIA Y HOGAR - Consejitos Prácticos

Ten pequeño huerto en casa; ¡Sin ocupar mucho espacio!

  Las personas que vienen del campo seguramente extrañan mucho el no tener los vegetales y frutas frescas todos los días, por eso hoy les daremos unos tips para que pueda realizar un pequeño huerto en su casa, y hasta en su departamento, sin ocupar demasiado espacio.
 
  Hoy en día no hay excusa para no tener un pequeño huerto en casa, hasta los balcones o patios de los edificios de apartamentos pueden utilizarse como pequeños productores de alimentos. Si poseemos un espacio de tierra poco utilizado en la parte trasera de la casa, este podría ser el mejor sitio para que desarrollemos un pequeño huerto donde, además de dotar de vida la tierra y de color el paisaje, podremos obtener algunos productos naturales mucho más saludables que los que se consiguen en las tiendas o supermercados, sobre todo si nos tomamos la tarea de cultivarlos de la manera más natural u orgánica posible.
 
   Nosotros en una escala mínima dentro del espacio de nuestro terreno podemos obtener algunos de los productos que utilizamos a diario para alimentarnos, de manera natural y con el sello de calidad de nuestras propias manos.
 
  Producir alimentos en un balcón o un espacio muy reducido es más fácil de lo que mucha gente supone. Además, combinar plantas comestibles con ornamentales viste con gran belleza un espacio que habitualmente estaría gris y sin vida. Es posible colocar macetas o cajones pequeños en un balcón y cultivar desde hortalizas y tubérculos como pimientos, tomates, lechuga, col, zanahoria, calabacín, etc., hasta plantas aromáticas o especias como el perejil, la albahaca, manzanilla, tomillo, laurel, menta, y mucho más. En cualquier tienda de jardinería podemos conseguir los pequeños paquetitos de semillas donde siempre está especificada la época del año idónea para su plantación.
 
  Si el espacio del que disponemos es un sector de tierra en la parte trasera de nuestra casa o en el mismo frente, entonces hasta podemos pensar en plantar un árbol frutal. Un limonero, ciruelo, naranjo, higuera, o matas de frambuesa o frutillas pueden ser una inversión sorprendente para nuestra huerta. Antes que nada es preciso delimitar el espacio que utilizaremos y remover la tierra para depurarla y quitar cualquier tipo de hierba parásita que pueda interferir con un cultivo. Después de eso y una vez que hayamos removido y aireado bien el terreno, lo ideal es aplicar algún tipo de abono natural basado en estiércol y restos de frutas o verduras. Existen abonos naturales que se consiguen en sitios donde se venden productos para huerta o tiendas de plantas.
 
  Si vas a plantar un árbol debes tener en cuenta el tamaño que desarrollará con los años, y considerar siempre que el espacio debajo del árbol no será propicio para cultivar otros productos. Por esa razón es bueno considerar la plantación de árboles que no crezcan demasiado en tamaño, a no ser que se disponga de mucho terreno. Es importante considerar que si no se tiene experiencia en el cultivo de árboles, lo mejor es comenzar con los que menos cuidado requieren. Si nos la ingeniamos para extender una cuadrícula alambrada sobre el espacio del patio, podríamos cultivar una parra que no sólo nos dará magníficos racimos de uvas sino que además proveerá durante el verano de una refrescante sombra. Lo ideal también es plantar variedad de plantas y árboles para proporcionar todo tipo de frutas y al mismo tiempo poblar de colores y formas el espacio de nuestra huerta.
 
  Es importante revisar todos los días el aspecto de las plantas y árboles que hayamos plantado, cuidar sus necesidades de agua y sol y verificar la presencia de posibles plagas o animalitos que podrían dañar nuestra producción. En caso de detectar algún gusano u otro tipo de parásito, es importante actuar rápidamente y consultar con la tienda donde hemos comprado las semillas a fin de aplicar el producto necesario para combatir al insecto. Lo mejor es utilizar productos lo más naturales que sea posible.
 
  Si desea incursionar en el cultivo casero no debe iniciarse con grandes proyectos, lo ideal es comenzar con lo pequeño... unas macetas con tierra orgánicamente tratada serán suficientes para iniciar el cultivo de alguna planta de albahaca, perejil o pimiento. Empezar con poco y cuidar que ese poco crezca con fuerza y saludable es la mejor forma de darnos confianza para emprender un cultivo más grande. ¡Buena suerte!
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux