SALUD Y BIENESTAR - Conozcamos Nuestro Organismo

Los Pulmones Su función y cuidados.

Los pulmones son un órgano de tejido esponjoso y elástico que puede contraerse y expandirse. Se encuentran localizados en el tórax, y ambos son tan grandes (aunque el izquierdo es un poco más pequeño ya que comparte su espacio con el corazón) que casi ocupan todo el espacio del mismo. Están protegidos por las costillas, las cuales están conectadas a la columna vertebral en la espalda.

¿Cómo Funcionan los Pulmones?

El aire que aspiramos entra a los pulmones a través de las vías respiratorias formadas por las fosas nasales (boca o nariz), la faringe, la laringe, la tráquea y los bronquios. Estos últimos, son dos tubos, uno para cada pulmón, que salen de la tráquea y que se ramifican hacia unos tubos más pequeños llamados bronquíolos que terminan en los conductos alveolares. Los conductos alveolares conducen a unas pequeñas estructuras en forma de saco rodeadas por una densa red de capilares sanguíneos, llamadas alveolos pulmonares. Las paredes de los alveolos y de los capilares son tan delgadas que los gases pueden pasar fácilmente a través de ellas. En los dos pulmones hay alrededor de 600 millones de alveolos y es en ellos donde se lleva a cabo el intercambio de oxígeno y de bióxido de carbono entre el aire inhalado y la sangre.

Cada vez que inhalamos, el aire llena los alveolos y el oxígeno pasa a la sangre; una pequeña cantidad se disuelve en ella, pero la mayor parte de él se combina químicamente con la hemoglobina y así es conducido a los tejidos. Cuando los capilares llegan a ellos, la hemoglobina libera el oxígeno, recoge el bióxido de carbono producido por las células y regresa con él a los alveolos, donde es eliminado junto con el aire exhalado.

Al exhalar, todo pasa en reversa: El diafragma se relaja y mueve hacia arriba, empujando el aire hacia fuera de los pulmones. Los músculos de las costillas se relajan, y las costillas se mueven hacía dentro nuevamente. Los pulmones nos permiten respirar, hablar, gritar, cantar, llorar y mucho más. Los pulmones trabajan junto con el cerebro para ayudarte a inhalar y exhalar más cantidad de aire cuando lo requiera.

¿Por qué resulta peligroso respirar aire puro?

Aunque parezca incongruente, el exceso de oxígeno puede resultar tóxico. Si se respira continuamente y por tiempo prolongado, el oxígeno puro puede producir una acumulación de líquido en los pulmones, colapso de los alveolos pulmonares, convulsiones e incluso, si se trata de bebés prematuros, ceguera.

Por eso se emplea oxígeno en concentraciones mucho más bajas para tratamientos prolongados, para personas asmáticas, los que sufren ataques cardíacos o aquellos que convalecen de una operación pulmonar.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux