HOMBRE Y MUJER - Belleza e Imagen

Limpia tu Organismo para tener una Piel Libre... de Manchas, Arrugas e Imperfecciones

Por Laura Díaz Campbell

  Amiga lectora, si eres una chica de ciudad, respirando “smog”, siempre con prisa, comiendo de aquí y de allá, posiblemente trabajando en fábricas de alta contaminación o expuesta a químicos que inhalas y, como resultado, todo esto hace que tu propio organismo a su vez produzca exceso de sustancias tóxicas y estimulantes que te provocan estrés, mal humor, agotamiento y… una mañana te levantas y miras al espejo el reflejo de una piel ‘gris’ como si la contaminación del medio ambiente se le hubiera penetrado por los poros. Con el cutis opaco, sin vida, posiblemente con impurezas acumuladas como barritos o espinillitas; o la aparición de una que otra manchita que antes no tenias. Tus ojos cansados, tus labios pálidos o resecos, tu cuello con falta de tonicidad. En otras palabras, que los estragos de la vida moderna te han estado afectando al grado de un envejecimiento prematuro... Si consideras que éste es tu caso, sigue leyendo, que eres candidata a una purificación y estimulación de los órganos excretores.

  ¿Qué son los órganos excretores?: Estos órganos son los que se encargan de ayudar al cuerpo a deshacerse de toda impureza que ha quedado atrapada dentro de nosotros y sus funciones son arrojarlas de nuestro cuerpo a través de la orina, excremento y sudor. Los órganos excretores que vamos a purificar son: 

 -1 El hígado (para ayudar a desaparecer manchas).

 -2 El riñón (para que los ojos luzcan mas blancos y la piel radiante).

 -3 El intestino (para combatir barritos y espinillitas). 

 -4 Los pulmones (para que con su ayuda nuestro cerebro funcione mas relajado). 

 -5 La piel (disminuyéndole arrugas y haciéndola lucir ¡10 años más joven!). 

  Métodos de rescate: ¡Purificación, Drenaje y Masaje! 

  Purificación: La purificación va dirigida a todos los órganos excretores mencionados para que, purificados, logren hacer su tarea de limpiarte las impurezas que no han sido expulsadas.

 Incluye en tu alimentación alcachofas, rábanos, jugo de sábila y nopales o agua de nopal. Diariamente comerás frutas, mucha fruta. Y a la hora de tu comida incluirás ensalada y un plato de vegetales al vapor.

  Drenaje: Va dirigido a todos los órganos de excreción pero en particular al riñón que se encarga del drenaje, eliminando todo lo sucio por la orina. Todas las mañanas te tomarás una tableta de perejil orgánica, como la Organics Phase #1. Durante el día beberás suficiente agua para que tu riñón haga la purificación sin dificultad. Procura comer fresas unas 3 veces a la semana. 

  El drenaje también incluye la desintoxicación de los intestinos y para esto será necesario hacerlos evacuar con eficacia y regularidad. Para esto incluirás una tabletita de Colon Cleanser orgánico, en dos de tus comidas. Te vuelvo a recordar que el agua es un factor muy importante para el drenaje y desintoxicación. 

  Masaje: Con estos masajes  reactivaremos las funciones de todos los órganos excretores para que de esta forma completes el ciclo de purificación total y vuelvas a lucir radiante. 

 Para comenzar, dos o tres veces a la semana harás una purificación dirigida a la piel de cutis y cuerpo exfoliándolos con un scrub, como el de frutas orgánicas. La razón es que con sus propias cascaras te exfolia y con la pulpa de las frutas te purificas. Termina aplicándote una crema reafirmante, antibacterial y antifunguicida como la Tea Tree Firming.  

  Ejercicio #1: Coloca las palmas de tus manos encima de las mejillas, con los dedos ligeramente abiertos para dejar fuera de la presión ojos y nariz. Presiona, presiona, presiona durante 10 a 15 segundos y suelta lentamente. Nuevamente vuelve a presionar, pero ahora dándote masajitos circulares donde la presión es cada vez más intensa. 

  Ejercicio #2: Ya tienes la idea de cómo se hace. Ahora harás lo mismo, pero colocando las manos en las laterales de tu cara procurando que las orejas también reciban la presión. Presiona 10 a 15 segundos y suelta lentamente. Vuelve a presionar pero ahora dándote los masajes circulares hasta contar 15 segundos y termina relajando los músculos.

  Ejercicio #3:  Colócate las manos a todo lo largo de la barbilla de modo que la parte de las muñecas queden juntas como si estuvieras defendiéndote la mandíbula. Aprieta, aprieta, aprieta… relaja. Este ejercicio repítelo de 3 a 5 veces.

  ¡Listo! Ahora tú estás logrando un rejuvenecimiento total, ayudada por tus órganos de excreción que estarán haciendo su labor con más eficacia para que tú te deshagas de todos aquellos residuos que no deberían andar circulando en exceso por tu cuerpo. 

 ¡Hasta la próxima... Tu consejera de belleza.

Si tienes preguntas sobre belleza, cuidado de la piel llámame al (323) 771-0082. O escríbemelas a: 

7712 State St. en Huntington Park, CA. 90255.

Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux