Plantas que curan

Cacahuate

 El cacahuate, Arachis hypogaea, también llamado cacahuete o sencillamente maní, es una de las leguminosas más conocidas. Su consumo es común en muchos países en forma de golosina o botana. Pero esa “humilde” semilla es un alimento altamente nutritivo y saludable, su consumo regular tiene grandes beneficios para la salud, sería una excelente idea incorporarlo a tu dieta regular. 

  La planta del cacahuate es anual, posee un tallo sencillo que crece entre 30 y hasta 80 centímetros de altura. Las flores, de color amarillo intenso, tienen un tamaño que no supera el centímetro. Debido a la facilidad de reproducirla y su gran aporte para la dieta, el cacahuate es una planta cuyo cultivo se ha extendido por toda América, el Mediterráneo, África y Asia. De hecho hoy en día los mayores productores de cacahuate son India y China.

  La parte que se colecta es la vaina, a la cual solemos llamar cacahuate. Es una vaina ovalada que crece entre las raíces y que posee una cobertura dura. La semilla oleaginosa contenida dentro de la vaina es la parte de interés, tanto medicinal como culinario. 

  Entre muchos beneficios, el cacahuate es un alimento sumamente versátil que aporta vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, tiene propiedades anticancerígenas y ayuda a cuidar la salud cerebral y cardiovascular.

   Beneficios del Cacahuete.- Para la piel : Sus semillas son utilizadas como laxantes discretos y gracias a sus emolientes, (que ablandan) su aceite es usado en gran cantidad de productos dermatológicos y cosméticos.

 En la lactancia: Esta comprobado que, para las madres en lactancia, el consumo de su fruto aumenta la producción de leche.

  Controlar el colesterol: Se ha demostrado que el consumo frecuente de cacahuete (maní) protege al organismo de enfermedades como el cáncer y otros padecimientos a nivel coronario, pues es un fruto rico en antioxidantes, el cual gracias a su alto contenido de grasas monoinsaturadas, es excelente para reducir el colesterol malo y mantener las concentraciones necesarias de colesterol bueno. Según investigadores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el maní aporta una sustancia antioxidante llamada resveratrol, que es muy efectiva en contra del colesterol.

  En dietas: Es recomendado por nutricionistas para las dietas, pues afirman que su consumo produce una sensación de saciedad.   Por su contenido calórico no es recomendable exceder su consumo, pues no siempre se digiere bien.

  Según investigaciones de varias universidades, consumir 30 gramos de maní natural por lo menos una vez a la semana, disminuye el riesgo de cáncer de mama, gracias a que aporta ácidos grasos y antioxidantes. Se encontró, también, que el beta-sitosterol contenido en esta semilla, reduce el crecimiento de células cancerígenas. 

 El cacahuate contiene bajo índice glucémico, lo que lo hace ideal para las personas con diabetes, en tanto lo consuman sin sal ni azúcar agregada.

  Saludable para el corazón.- El 75% de las grasas contenidas en los cacahuates son ácidos grasos monoinsaturados y su consumo regular puede disminuir hasta un 19% la mortalidad asociada con enfermedades cardíacas.

 Aporta proteína vegetal.- El cacahuate aporta proteína vegetal y arginina, un aminoácido que tiene propiedades curativas asociadas con la prevención de arterosclerosis y fortalece el sistema inmunológico.

 Para las embarazadas.- El cacahuate aporta ácido fólico, un nutriente esencial durante el embarazo para prevenir malformaciones congénitas.

 Contra la hipertensión.- El maní contiene un aminoácido llamado arginina, un potente vasodilatador que relaja las paredes de las arterias, reduciendo la presión, al tiempo que reduce o no permite la acumulación de colesterol en las arterias.

  Mejora la salud cognitiva.- Aporta vitaminas del complejo B que mantienen y reparan el sistema nervioso central y periférico, promueve la concentración y previene la pérdida de memoria a corto y largo plazo, así como la demencia senil.

 Fortalece los huesos.- Contienen calcio, fósforo y magnesio, minerales que ayudan a mantener los huesos sanos y fuertes.

  Fuente de vitamina E.- Su aporte de vitamina E previene el envejecimiento prematuro de la piel, gracias a sus propiedades antioxidantes.

  Potencia sexual.- Se cree  que su consumo podría generar un aumento del deseo sexual.

 

  Estos y muchos más son los beneficios que nos da esta humilde semilla, consumida en cualquier forma....   Sin embargo, hay algunas personas que son alérgicas al cacahuate y en ese caso no debe  ser consumido ni en crema, aceite o natural, ya que una dosis muy pequeña podría ser fatal. 

La lechuga

  POR ALGO SE DICE: FRESCO COMO UNA LECHUGA

 Mucha gente piensa que la lechuga no sirve más que para adornar los platos y rellenar las hamburguesas. La planta de lechuga, además de ser un buen alimento posee varios usos medicinales y aplicaciones curativas, las cuales se concentran casi exclusivamente en las hojas.

 La lechuga, conocida científicamente como Lactuca sativa, tiene sobre todo propiedades sedantes. Esta característica puede ser aprovechada mediante el consumo de la lechuga como ensalada o tomándola en té hecho con las hojas de esta planta.

   Por esta propiedad la lechuga sirve para tratar casos de ansiedad y nerviosismo, además de ser útil contra el insomnio.

  El té de hojas de lechuga tiene también propiedades expectorantes, por lo que su consumo se recomienda para tratar enfermedades del sistema respiratorio, como bronquitis o el exceso de tos.

 Las hojas de la lechuga tienen propiedades de emenagogo, debido a esto son útiles para disminuir los dolores ocasionados por la menstruación. Además sirven para disminuir los síntomas premenstruales. La mejor forma de utilizar esta propiedad es consumiendo té de hojas de lechuga.

    El consumo de manera regular de lechuga, ayuda a que la circulación sanguínea mejore, de esta forma se reduce el riesgo de padecer de arteriosclerosis. Debido a esta misma propiedad, la lechuga ayuda disminuir el colesterol en la sangre.

    La lechuga tiene propiedades diuréticas, por esto sirve para tratar enfermedades como la nefritis, cistitis, infecciones urinarias y cálculos renales.

  Además tiene propiedades carminativas, siendo útil para tratar la flatulencia y el meteorismo. La mejor manera de aprovechar estas dos propiedades es mediante el consumo de té de hojas de lechuga.

  El té de lechuga puede ser aplicado de manera externa para reducir el dolor causado por golpes o torceduras en forma de cataplasma. También para reumatismo se usan cataplasmas preparados con sus hojas y frotados sobre las regiones afectadas.

    La lechuga tiene propiedades que ayudan a cuidar y limpiar el cutis, siendo muy recomendable para tratar el acné. Para esto se deben triturar las hojas de la lechuga hasta formar una pasta, la cual debe ser aplicada sobre la piel.

  Esta familia, cuyo nombre actual deriva del griego “Aster” (estrella), se caracteriza porque sus flores están compuestas por la fusión de cientos e incluso miles de flores diminutas.

  Conocida por sumerios, egipcios, persas, griegos y romanos, es una planta cultivada desde hace muchos años. Los egipcios representaban a Min, dios de 

la fecundidad y protector de las cosechas, por una lechuga. Los antiguos griegos y romanos la expandieron por toda la cuenca mediterránea.

     Propiedades nutricionales

• Alto contenido en agua (95%). • Vitaminas: vitamina A y ácido fólico. • Minerales: potasio y calcio. En menor proporción, yodo.

 En la remota Antigüedad — especialmente en Egipto — se rendía culto a las deidades consideradas patrocinadoras de la libido ofrendándoles plantas de lechuga. Este culto parecía paradójico hasta que en el 2006 se descubrió consumida en pequeñas dosis; una dosis moderada de los alcaloides presentes en la lechuga tiene efectos ligeramente afrodisíacos, no obstante, una dosis elevada actúa de forma inversa, como ansiolítico y tranquilizante.

  El consumo regular de hojas en ensaladas frescas alivia el estreñimiento (propiedad carmitativa), dispepsia (digestión laboriosa) y mucosidad de garganta y pecho. Se usan para proporcionar un sueño reparador, además se utilizan para reducir el nivel de azúcar en la sangre y previene la arterioesclerosis y el colesterol.

  Su propiedad diurética la transforma en un elemento importante en dietas para combatir la obesidad. Para lograr los beneficios de la lechuga es bueno consumir un té con 100 grs. de hojas en 1 litro de agua y tomar 2 tasa al día. 

  En decocciones sirve contra las afecciones respiratorias (asma y broncoespasmos) utilizando, preferentemente, los tallos.

  Aunque parezca curioso, el jugo de la lechuga es un desodorante natural muy efectivo.

  En general, las lechugas más amargas y aquellas con mayor pigmentación en sus hojas son las que contienen mayores nutrientes y antioxidantes.

 Personas nerviosas, débiles, afecciones en los riñones y vías urinarias, reumatismo, estreñimiento, avitaminosis. Comer lechuga cruda con frecuencia. La mayor concentración vitamínica se encuentra en sus hojas verdes exteriores.

 Para taquicardia (palpitaciones) se recomienda un té de 5 gramos de lechuga en ¼ de litro de agua, Tomar 3 copas diarias.

  En el caso de afecciones cutáneas, un triturado de lechuga con una cucharadita de aceite de oliva aplicado en forma de cataplasma, ayuda a la mejoría y suaviza la piel.

 

   Coma lechuga y amanecerá fresco como una lechuga.

 

La Moringa

EL ÁRBOL DE LA VIDA PLANTA DE LA LIBERTAD

   A la moringa se le ha llamado “el árbol de la vida”, porque, al mismo tiempo que aporta numerosos beneficios nutritivos, también se ha demostrado que sus hojas contienen sustancias que curan y previenen muchas enfermedades.  Su valor nutritivo está ampliamente comprobado. En cuanto a su valor en el tratamiento de cáncer, diabetes e hipertensión en humanos todavía faltarían más pruebas clínicas, pero muchos son los que dan testimonio de sus beneficios. 

   La Moringa Oleifera o Moringa, como comúnmente se le conoce, es una planta, (algunas especies crecen como árboles) que crece en tierras calientes, es decir, en lugares a menos de 500 metros de altura sobre el nivel del mar.  Oriunda de la India y Paquistán. Históricamente se piensa que pudo haber sido traída a México a través de los viajes de la Nao de China, o que en el siglo XX misioneros que viajaron de África a Latinoamérica la trajeron a nuestro continente. La Moringa pertenece a un grupo grande de plantas: es pariente de la papaya, el rábano, el mastuerzo y la col, especies que contienen una alta cantidad de antioxidantes. 

 Todos las partes de la planta de Moringa: corteza, hojas, raíz, frutos (vainas), flores, semillas, o aceite de semillas, son comestibles preparados de diferentes formas y se han utilizado para curar o prevenir varias enfermedades.  En las semillas, según datos aportados por El Instituto Nacional de Nutrición de la India, hay 220 miligramos de vitamina C, por cada cien gramos de peso, más que en la misma cantidad de naranja; 440 miligramos de calcio, superando a la leche de vaca; siete gramos de proteína, casi el doble de la leche.  También se ha encontrado en esta planta una sustancia llamada pterigospermina, de acción antibiótica, según una investigación realizada por el Departamento de Bioquímica de la Universidad de Bombay.   Una sustancia llamada isothiocianate, presente en esta planta de Moringa tiene acción antibiótica contra la bacteria Helicobacter pilory, causa frecuente de gastritis y aunque en pocos casos, también de cáncer de estómago. 

  Otras investigaciones han probado que las hojas, semillas, corteza y flores de la planta son muy buenas para el tratamiento de hongos que afectan la piel de los seres humanos.  Estas mismas partes de la Moringa, menos la corteza, Se han usado en polvo para ponerlo en la leche y otros líquidos para el manejo de niños y adultos desnutridos.  Organizaciones no gubernamentales que trabajan con la población infantil mal nutrida de Senegal han usado las hojas cocidas de Moringa para alimentar a los niños desnutridos, y han reportado una rápida recuperación. 

 Los frutos en forma de vainas se preparan igual que las habichuelas y se sirven junto al arroz.  De hecho, tienen sabor a frijoles tiernos.  Por su alto contenido de calcio, hierro, fósforo y vitamina C, ayudan a prevenir la osteoporosis y otros trastornos como la anemia y el escorbuto.  Estos órganos de la planta suplen cuatro veces más calcio que la leche. 

  Se comprobó acción antiparasitaria contra el Ascaris lumbricoides al administrar por vía oral la decocción de las semillas de la planta. 

  Más de la tercera parte del contenido de las semillas es aceite de alta calidad, rico en ácidos grasos insaturados parecidos al aceite de oliva.  Se usa en la preparación de ensaladas.  También como combustible para lámparas y motores de vehículos.  Lo mejor de este aceite es que casi no se pone rancio con el paso del tiempo.

  En los campos cuando el agua de los ríos está turbia, ponen en los recipientes semillas de moringa y al poco rato el sucio ha sido captado por éstas.  De la misma forma se usan las pencas peladas de nopal para purificar agua. 

  Los frutos maduros se hierven con sal y cuando se abren y salen las semillas ya están listas para comer.  Las flores tiernas, después de hervidas a vapor, son preparadas en ensalada con lechuga y repollo.  De igual manera se cocinan guisadas las hojas tiernas y se ponen en la mesa como sustituto de la carne.  La semilla de la moringa ha sido utilizada en personas asmáticas para mejorar la dificultad respiratoria. 

 Difícilmente se puede encontrar un alimento más completo. Además el sabor es agradable y se pueden consumir frescas o preparadas de diferentes maneras. 

   Sembrar un árbol Moringa es como sembrar multi-vitaminas en la puerta de su casa.

 El sistema médico Ayurveda antiguo, afirma que la Moringa puede curar más de 300 enfermedades.   

 

 El abuso de esta planta puede causar problemas debe consumirse con moderación. El mismo Fidel Castro gran promotor del uso de esta planta, en CubaDebate digital recomendó no usar más de 30 gramos diarios.... 

Aceite de Coco

De la cabeza a los pies, por dentro y por fuera el aceite de coco es bueno

  En una gran parte del mundo, y de manera especial en todas las Islas del Pacífico, consideran el aceite de coco como cura para todas las enfermedades. La palma de coco es tan valorada por ellos como fuente de alimentos y medicinas que se le llama “El Árbol de la Vida”. ... entre las enfermedades que ayuda a curar están:  Abscesos, el asma, la calvicie, la bronquitis, contusiones, quemaduras, resfriados, estreñimiento, tos, hidropesía, la disentería, dolor de oído, fiebre, gripe, la gingivitis , la gonorrea, la menstruación irregular o dolorosa, ictericia, cálculos renales, los piojos, la malnutrición, náuseas, salpullido, sarna, escorbuto, infecciones de la piel, dolor de garganta, hinchazón, la sífilis, dolor de muelas, la tuberculosis, tumores, fiebre tifoidea, úlceras, dolor de estómago, debilidad, las heridas, etc. etc. 

 El aceite coco, como su nombre lo dice, es una sustancia grasa, aceite vegetal, conocido también como manteca de coco, que contiene cerca del 90% de ácidos saturados extraídos mediante el prensado de la pulpa o la carne de los cocos. 

  Se emplea mucho en la industria de cosméticos, pero también es muy usado en muchos platillos de algunos países asiáticos.

   El aceite de coco virgen es mejor que la manteca y los aceites hidrogenados que se usan en muchos hogares. Además de añadir sabor es más saludable. 

  Varios estudios señalan que el aceite de coco acelera el metabolismo y no engorda tanto como otras grasas porque se le quema en el hígado.

   El Aceite de Coco se mantiene líquido a partir de los 25 grados centígrados de temperatura. Por debajo de esa temperatura tiende a solidificarse, pero sus propiedades no se alteran al pasar de sólido a líquido ni viceversa.   Su coloración es blanca en estado sólido y transparente, ligeramente amarillenta en estado líquido. Su acidez está por debajo del 2%.

 Los ácidos grasos de cadena media (MCFA) abundantes en los cocos se digieren más fácilmente, y son utilizados de manera diferente por el cuerpo que las otras grasas. Mientras que otras grasas se almacenan en las células de cuerpo, los MCFA del aceite de coco se envían directamente al hígado, donde se convierte inmediatamente en energía. En otras palabras: cuando usted come coco y aceite de coco, su cuerpo lo utiliza inmediatamente para producir energía en lugar de almacenarlos como grasa en el cuerpo. Gracias a esta rápida y fácil absorción se aligera la carga de trabajo del páncreas, el hígado y el sistema digestivo,  y el aceite de coco “acelera” su sistema metabólico.  Como el aceite de coco acelera realmente su metabolismo, su cuerpo quemará más calorías al día, lo que se traduce en una pérdida significativa de peso y un aumento de energía y vitalidad.

Cura contra el Estrés - Ayuda a aliviar la fatiga mental. Se aplica aceite de coco en la cabeza en un movimiento circular y un suave masaje. El aroma natural de coco es extremadamente calmante ayudando así a reducir su nivel de estrés.

 Incremento Energético - el Aceite de Coco aumenta la energía y la resistencia por lo que es un gran complemento para los atletas, así como aquellos que necesitan una rápida recuperación del esfuerzo.

 Tonifica la piel – la vuelve más firme con menos flacidez.

 Mejora la secreción de insulina y la utilización de glucosa en la sangre lo que es ideal tanto para los diabéticos y no diabéticos que quieren estabilizar su azúcar en la sangre antes de abordar otros problemas de salud.

Enfermedades del Corazón – protege las arterias de las lesiones que causan la aterosclerosis.

Nariz sangrante – Hay hemorragia nasal que es causada por la sensibilidad a la intemperie, calor extremo y frío extremo. Cuando las vías nasales se resecan resultan quemaduras y grietas en las membranas mucosas y por ello ocurre el sangrado. Para evitar esto, ponga un poco de Aceite de Coco en sus fosas nasales. Puede untar su dedo con aceite de coco, acuéstese e introduzca de su dedo en la nariz. Esto fortalece y protege los capilares en los conductos nasales.

   En  cuestiones de belleza y similares, tiene muchas aplicaciones. Sirve desde para quitarse el maquillaje. Aclarar codos y rodillas.   Ayuda con la resequedad del cuero cabelludo. Para las damas, la próxima vez que se queden sin crema de afeitar, con un poco de aceite de coco en las piernas se pueden afeitar. La afeitadora se deslizara sin problema, logrando unas piernas suaves e hidratadas.  Hidratante: Este es el uso del aceite de coco más conocido por todos. Debido a su agradable olor, consistencia ligera, rápida absorción y su versatilidad.  Puedes usar el aceite de coco como un acondicionador profundo para el cabello o como desenredante.  Acondicionador o suavizante de cutícula. Combate el acné: El aceite de coco contiene agentes microbianos, es decir, tiene la capacidad antibacterial de matar las bacterias sin irritar tu piel. Asegúrate antes de aplicarlo, de limpiar bien tu cara. Como aceite de masaje es fácilmente absorbido por la piel. Perfecto para pieles muy secas y talones agrietados. 

   

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux