Para vivir mejor

Meditar ayuda a tu salud!

Por eso cada vez más personas, religiosas o no, están siguiendo esta antiquísima práctica

 Meditación, acción de pensar con detenimiento y reflexión.  Aquellos que la practican  están reforzando las conexiones de su cerebro y presentan una mayor cantidad de plegamientos en la corteza del mismo, según estudios.

    El meditar, ayuda al incremento de la memoria, habilidad para procesar información y tomar decisiones.

  Desde ejecutivos corporativos, quienes juran que les ayuda a ser líderes más eficaces, hasta estudiantes en las aulas de clase y toda la gama en medio encuentran que la meditación les da las herramientas para lidiar con el estrés de la vida moderna.

   Pero, ¿qué es la meditación y cuáles son sus funciones y no solo religiosas, sino raíces filosóficas?

   Es difícil de definir, pero en su expresión más simple significa vivir puramente en el momento, prestar atención a lo que se está haciendo y a cómo se está haciendo.

  La mayoría de las tradiciones espirituales incluyen 

formas de meditación, como la introspección silenciosa o la contemplación religiosa.

   Pero los budistas, por ejemplo, la meditación es un componente importante en su camino hacia el despertar espiritual, hacia la iluminación.

  Hay una variedad grande y desconcertante de técnicas de meditación, pero en general lo que todas pretenden es desarrollar las cualidades de conciencia de uno mismo, enfoque, compasión y por último el entendimiento y sabiduría.

    Pero en el mundo laico, una de las grandes atracciones de la meditación son los beneficios para la salud.

     Los beneficios de la meditación para la salud

Cerebro

    La práctica de la meditación está asociada con cambios en la estructura física del cerebro.

   Un estudio publicado en el 2005 del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos encontró que las áreas del cerebro asociadas con la atención y la manera en la que procesamos información sensorial eran

más gruesas entre quienes meditaban.

  El estudio también indicó que la meditación podría hacer más lento el envejecimiento del cerebro.

Estómago

Con el estrés, nuestro cuerpo desactiva las funciones no esenciales como la digestión y la reproducción.

La Universidad Plattsburgh State de Nueva York encontró que la meditación puede indirectamente mejorar el funcionamiento del sistema digestivo pues reduce el estrés.

  Y un estudio sueco de 2011 utilizó meditación de conciencia plena y mostró una reducción de los síntomas del síndrome de colon irritable que se mantuvo por más de un año después de completar el tratamiento.

Corazón

    Como la meditación reduce el estrés y la ansiedad, se piensa que puede ayudar a reducir la presión sanguínea y las enfermedades cardíacas.

Un estudio llevado a cabo en Texas en 2003 entre pacientes mujeres con dolencias del corazón mostró una mejora significativa en la habilidad de las participantes para controlar los factores de estrés adversos.

Sistema inmunitario

  La meditación puede estimular al sistema inmunitario o inmunológico.

 

  Un estudio de 2003 publicado en ‘Psychosomatic Medicine’ encontró que los anticuerpos a la vacuna de influenza aumentaron significativamente entre los sujetos que meditaban.

5 tips para alegrar tu vida!

  A todos en la vida se nos presentan diferentes “obstáculos”, pero esto no significa que  nos pongamos a llorar, al contrario es cuando más tenemos que reír y dar gracias que estamos vivos.

 Y para que tus días sean llenos de energía y optimismo te paso estos tips que no puedes dejar pasar por alto.

     Tips para que tus días sean llenos de energía y de vitalidad

 -Sonríe

  Afortunadamente, hay muchas maneras de recargar las baterías a diario. Reírte te puede hacer sentir mejor física y mentalmente. "La risa es lo mejor, ya que aumenta la circulación y suelta" hormonas alegres "(endorfinas) en todo el cuerpo". Así que trata de incluir algunas risas en tu día. Alquila una comedia, comparte con alguien que te divierta, lee las historietas cómicas o simplemente cuenta un chiste.

-Termina con el estrés

Mientras que un poco de estrés es normal, el estrés prolongado puede ser mentalmente y físicamente agotador. Tener estrés te quita energía. Si estás estresada, intenta relajarte. Algunos calmantes para el estrés: hacer ejercicio, meditar, leer o salir con amigos. Tomarse unos minutos para recargar energía te ayudaría, ya que calma y te permite reaccionar de una manera que conduce a la tensión. 

-Toma mucha agua

 El cuerpo está compuesto de casi 80 % de agua, todas las reacciones bioquímicas ocurren en el agua. Si no estás bebiendo suficiente agua, el cuerpo no produce la energía que necesita para funcionar correctamente. “El Instituto de Medicina recomienda que los hombres beban alrededor de 3 litros diarios (aproximadamente 13 vasos) de líquidos, mientras que las mujeres deben beber 2,2 litros (cerca de 9 tazas). Así que asegúrate de beber agua durante todo el día.

-Aumenta la vitamina B

Ciertas vitaminas y minerales puede afectar tus niveles de energía. La deficiencia de vitamina B puede afectar el metabolismo y ocasionar fatiga. El complejo B incluye las vitaminas B6 y B12, ácido fólico, tiamina y niacina. Para asegurarte de que estés maximizando el consumo de éstas, come alimentos ricos en vitaminas B, como las lentejas, espárragos, brócoli, espinaca, granos enteros y pescado.

-Comienza el día desayunando

El desayuno es una necesidad para conseguir que tu día (y los niveles de energía) comiencen bien.  Ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre y proporciona el combustible necesario para el resto del día. Algunas opciones para el desayuno: avena con frutas, huevo revuelto con verduras en pan integral tostado o yogur con frutas y cereales de grano entero.

Terapias Florales

Para sanarte física y emocionalmente

  Para apaciguar ese estrés debido a tantas preocupaciones ya sean en el trabajo, o en el hogar, te recomiendo probar ‘terapia floral’, que no sólo te calmará, también te recargará tu energía. 

  Esta terapia utiliza las esencias florales para armonizar las emociones de la persona y que ésta pueda sanarse física y emocionalmente

            Beneficios de la terapia floral

  Edward Bach, descubridor de los remedios florales de Bach, es quien desarrollo una filosofía y un método que aplica las esencias florales con fines terapéuticos conocido como terapia floral.

  La terapia floral engloba 38 esencias con propiedades curativas, ya que de acuerdo con el homeópata, las enfermedades físicas tienen un origen emocional. Por ello, cuando el cuerpo se enferma, lo primero que se tiene que hacer es restaurar el equilibrio emocional.

   El especialista clasifica en siete grupos a las flores, de acuerdo a las emociones que pueden aliviar, es decir, es más sencillo identificar el problema para así recetar las flores que se deben tomar. 

- Alivia los temores, ya sea a lo sobrenatural, a la muerte o algunas fobias

-Reduce la incertidumbre

-Minimiza el desinterés

-Reduce sentimientos de soledad

-Te libera de la susceptibilidad a las influencias u opiniones de los demás

-Te quita la desesperación y el abatimiento

- Dejas de sufrir por los demás

Incluso, con las flores de Bach puedes recuperar tu interés por trazarte metas, buscar una pareja, te devuelve la energía y la felicidad.

   Por ser una terapia natural no tiene efectos secundarios. Se puede administrar vía oral o cutánea. No obstante, debes acudir con un especialista para que te brinden un diagnóstico adecuado y te den las esencias que necesitas. Te aconsejo probarlo, y sentir una nueva sensación.

Eleva tu energía vibracional y vivirás una vida más plena y gratificante

  Es sabido que la conciencia es lo más sutil que tenemos, todo lo que pensamos, todos nuestros actos pasan por nuestra conciencia antes de ser creados.

 Si tus pensamientos crean estados de temor, inseguridad, angustia, imagina tus células, recibiendo permanentemente esa frecuencia negativa: ¡no hay “analgésico” para combatirlo! El remedio para evitar esta negatividad se encuentra en ti mismo, y lo único que se requiere es mantener tu energía vibracional limpia.

  Pero ¿Cómo limpiamos nuestra energía vibracional? ¿Cómo la elevamos? Muy simple cultiva pensamientos más positivos, y adopta algunos hábitos sencillos como el que a continuación te mencionamos.

       Pasos para limpiar nuestra energía vibracional

 -Olvida las quejas, el hablar mal de otros. Creerte el centro del universo sólo alimentará tus obsesiones y drenará tu energía. Comienza a centrarte en los demás.

- Aprende a dejar ir a las personas que no tienen una influencia positiva en tu vida.

 - Pasa más tiempo con otros; la mejor manera de salir de nuestros pensamientos negativos es socializar con personas afines, sentirse necesitado disminuye la sensación de melancolía.

- Aprende a amarte a ti mismo, y a los demás. Permite además, ser amado por los demás. Lo mereces. Es la manera de sentir Amor.

  Presta atención a aquellas cosas que te hacen sentir bien, y ¡hazlas más seguido!

-Ayuda al prójimo. Hacer algo por los demás te ayudará a sentirte mejor, además, los problemas de los otros pueden hacerte tomar conciencia de muchas cosas.

- Elige tus palabras con sabiduría. Haz un esfuerzo consciente para hablar de manera respetuosa con los demás.

-Ponte en movimiento. Ejercita tu cuerpo, elige la acción, ¡baila! De esta manera elevas tus niveles de adrenalina y serotonina, aumentando el optimismo.

- Cuida tu imagen. Verse bien es una manera de sentirse bien. El cuidado personal te hará sentir más renovado.

- Evita el consumo excesivo de estimulantes como el café y el alcohol, también alimentos procesados y grasas no saludables. Su consumo en exceso, crea una respuesta de estrés en el organismo.

- Duerme plácidamente. Acostúmbrate a mejorar tu calidad de sueño. Dormir bien es una manera excelente de mantener tu energía en óptimas condiciones.

 - Deja de ver tanta televisión, y sal a dar un paseo en contacto con la naturaleza.

 Expresa gratitud. Sé agradecido por la belleza y la abundancia de lo que te rodea.

- Juega con tus mascotas. Está comprobado que los animales aumentan nuestras vibraciones.

- Ríe más. La risa es una energía vibratoria muy elevada. ¡También ríete de ti mismo!

-  Haz el amor. Tener relaciones sexuales es una manera amorosa de intercambiar energía con otra persona. ¡El amor hace bien!

Comprende que tienes más control sobre tu vida de lo que realmente piensas. Puedes dejar de echarle la culpa a traumas del pasado, a tu familia, a tu soledad, abandona el papel de víctima. Nadie es responsable de cambiar tus circunstancias, eso es un trabajo que te corresponde a ti. Hoy más que nunca, es importante elevar nuestra vibración energética y vivir una vida más plena y gratificante por nuestro propio bien y salud!

 

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux