Notas de salud

Fumar altera el cerebro a los adolescentes

 Es sabido que ese terrible vicio del fumar trae numerosos problemas de salud, pero recientes estudios revelaron que el tabaco en los adolescentes puede causar cambios físicos en su cerebro, el cual, a esa edad, aún está desarrollándose, lo cual lo hace más vulnerable ante ciertas influencias bioquímicas perniciosas.

 La investigación llevada a cabo por el equipo de las investigadoras Edythe London y Angélica Morales, de la Universidad de California revela además que esos cambios nocivos pueden ocurrir en aquellos que han estado fumando durante relativamente poco tiempo. Por último, el estudio sugiere que los cambios neurobiológicos que pueden resultar de fumar durante este período crítico podrían explicar por qué los adultos que empezaron a fumar a corta edad tienden a permanecer más pegados a los cigarrillos.

  Los especialistas encontraron diferencias entre la ínsula de los fumadores más jóvenes y la de los no fumadores. La ínsula es una parte de la corteza cerebral que está implicada en la vigilancia de los estados internos y en la toma de decisiones. Los investigadores se centraron en la ínsula porque se sabe que ejerce un papel crucial en el mantenimiento de la dependencia del tabaco, disponiendo de la mayor densidad de receptores de acetilcolina nicotínica dentro de la corteza cerebral humana.

  Los investigadores tomaron el historial de consumo de tabaco, evaluaron las ansias de fumar y el grado de dependencia, y examinaron la ínsula valiéndose de imágenes obtenidas mediante resonancia magnética estructural de alta resolución en 42 participantes que oscilaban entre los 16 y los 22 años de edad.

  Los resultados de la investigación sugieren que los participantes con mayor exposición al tabaco tenían una dependencia de la nicotina más severa, más ansias de fumar y menos grosor en su ínsula que aquellos menos expuestos.

Menopausia

Terrible agonía de la mujer y que... ¡en las latinas se acentúa mas!

  Cuando cesa el período menstrual, ese 'detalle' fisiológico en la vida de la mujer tiene dos significados; por un lado al dejar de ser fértil, ya no sufrirá las incomodidades, dolores y sangrado de cada mes, pero por el otro indica que ha llegado la pre-menopausia primero y luego la menopausia y con ello el inicio de 'otros' terribles síntomas casi por todas conocido, pero lo que poco se sabe, es que éstos varían dependiendo de su grupo étnico, y más aún si la mujer tiene sobrepeso o si fuma.

   La ginecóloga Dra. Chasity Jennings-Nuñez explica que los síntomas más frecuentes como sofocos, sudor frío y problemas para dormir pueden ser muy severos en algunas mujeres, principalmente en las afroamericanas y las latinas.

   "Los síntomas de la menopausia, aunque sean severos, no ponen en peligro la vida de las mujeres. Se les tratan los síntomas porque pueden interferir en la calidad de vida", explicó la experta.

   Ethel Brito tiene 45 años de edad y por los últimos 12 meses ha tenido síntomas tan severos que su doctor le recomendó medicamentos para controlar las ansiedad y la depresión.
  Los sofocos y el sudor frío le atacan a Brito a veces cada hora.

-"Cada mujer es diferente. Conozco mujeres que están experimentando más deseos sexuales y otras como yo, que disminuyen. Quisiera que en mi caso fuera diferente, pero ni modo", agregó.

  La menopausia puede iniciar entre los 45 a los 60 años. La edad promedio entre los 50 a los 54 años de edad.

   He aquí algunos consejos para aminorar los síntomas:
-• Evite la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados.
-• Bajar de peso para quienes están gorditas.
-• Hacer ejercicios una tres veces por semana.
-• No fumar o dejar de fumar.
-• Consuma alimentos de soya.
-• Como alimentos con calcio y vitamina D.

El calcio y su importancia para tener huesos sanos y fuertes

  Sin duda alguna que una parte vital de nuestro cuerpo son los huesos. Ellos nos permiten la movilidad necesaria para caminar, correr y hacer nuestras actividades cotidianas, por eso es muy importante mantenernos fuertes y sanos para no correr peligro de cualquier enfermedad, tal es el caso de la osteoporosis.

               ¿Y qué hay del calcio?
-El calcio juega un papel fundamental en la salud y fortalecimiento del sistema óseo, y como mujeres debemos conocer sus beneficios. Estos son algunos:
-El calcio es un mineral esencial para el ser humano, presente sobre todo en los huesos y dientes.
-Una cantidad adecuada de calcio en la niñez y adolescencia ayuda a prevenir la osteoporosis.
Las mujeres necesitan de 1000 a 1500 mg. de calcio, dependiendo de su edad y condición (embarazadas, en lactancia, premenopáusicas, etc.).
-Aproximadamente 15 minutos diarios de sol pueden proporcionar los niveles recomendados de vitamina D, la cual puede ayudar a la absorción del calcio.
-Además de los productos lácteos están los alimentos ricos en calcio, también las sardinas, salmón rosado,  acelga, garbanzos, frijoles, leche de soya, jugo de naranja, la espinaca, brócoli, almendras.

Nota: hay que tener en cuenta que los factores que dificultan la absorción del calcio son el tabaco, alcohol, inactividad, laxantes, café, falta de proteína, algunos tipos de medicación y los cambios hormonales en las mujeres de edad madura.

La calvicie y el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas

 Un estudio reciente encontró que la calvicie común (alopecia androgénica) está vinculada a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria. Pero, ojo, sólo si ésta aparece en la parte superior (o coronilla) de la cabeza, en vez de en la parte delantera, lo que comúnmente se conoce como entradas, que no están vinculadas a un mayor riesgo.

  Un equipo de la Universidad de Tokio en Japón, buscó en las bases de datos Medline y Cochrane Library investigaciones publicadas sobre la calvicie común y la enfermedad cardiaca coronaria, y encontró 850 estudios posibles, publicados entre 1950 y 2012.

  Pero sólo seis cumplieron todos los criterios de selección y por tanto sólo esos fueron incluidos en el análisis. Todos habían sido publicados entre 1993 y 2008, y en ellos se estudió a poco menos de 40,000 hombres.

  En tres de los estudios, se monitorizó la salud de hombres con pérdida de cabello durante al menos 11 años.

  El análisis de los resultados mostró que los hombres que habían perdido la mayor parte de su cabello eran un 32 por ciento más propensos a desarrollar enfermedad arterial coronaria que los que mantenían su cabello en toda la cabeza.

Cuando se limitó el análisis a hombres de entre 55 y 60 años, apareció un patrón similar. Los hombres calvos o con una pérdida amplia de cabello eran un 44 por ciento más propensos a desarrollar enfermedad arterial coronaria.

   Ese análisis mostró que los hombres con pérdida de cabello eran un 70 por ciento más propensos a desarrollar enfermedades cardiacas, y los de grupos de edad menores eran un 84 por ciento más propensos a ello.

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux