Alimentos y nutrición

Antes de comer piensa... ¡Y tu salud cambiará!

  ¡Qué rico es comer!, muchos disfrutan de este tan rico placer, aunque otros por el contrario ven el comer como algo que se debe de hacer para seguir con el trajín de la vida. Una   hamburguesa con papas fritas y una soda dietética (para no subir de peso) es preferible a una ensalada, o una fruta. No se percatan que le están quitando salud a su cuerpo.

  Comer por comer no te lleva a estar saludable, al contrario ¡TE SUBE LIBRAS DEMÁS!  Por tal importancia que se tiene que tener al comer  te sugiero que leas los siguientes consejos que te ayudarán a pensar antes de comer.

¡Come mejor y saludable!
-Cambia de mano: Si eres diestro, una buena forma de comenzar a poner más atención en lo que comes, es cambiar de mano los cubiertos. Intenta tomar la cuchara o el tenedor con la mano izquierda, esto hará que te tengas que fijar más en lo que estás comiendo y no lo hagas sólo como un movimiento automático.
-Suelta los cubiertos en cada bocado: Soltar los cubiertos entre cada bocado, te da oportunidad de masticar correctamente los alimentos, saborearlos y únicamente comer el siguiente bocado cuando tu boca haya quedado vacía. El hacer esto te ayudará a comer más despacio y a que identifiques más fácilmente las señales de saciedad.
-Dale tiempo a la comida: Es muy importante designar no solo un espacio para la comida, sino también un tiempo exclusivo. Hacer otras tareas mientras comemos, quita la atención a lo que estamos consumiendo, esto puede fomentar el que se consuman más calorías de las que se necesitan.
-Efecto pistache: Trabajar para obtener la comida es una buena estrategia para comer despacio y notar la cantidad de comida consumida a partir de las cáscaras o desechos que vas dejando en el plato. Esto sucede por ejemplo con los pistaches o los cacahuates con cáscara, ya que el hecho de tener que pelar cada uno de ellos, nos obliga a detenernos, trabajar por el alimento, consumirlo y volver a realizar de nuevo todo el proceso.

-Evidencia en el plato: Otra forma de ser conscientes de lo que comemos radica en dejar sobre el plato los desechos de algunos alimentos. Las huesos de las alitas de pollo o de las costillas, los caparazones de los camarones u otros crustáceos, las conchas de las almejas, entre otros, sirven como evidencia de lo que se ha consumido, lo que nos hace más conscientes de la cantidad que comemos.

-Una fruta antes de comer: Comer una manzana, una pera o cualquier otra fruta rica en fibra ayuda a que comas menos en la comida principal, ya que te sentirás satisfecho más rápido.
Ya sabes, antes de comer piensa, y de seguro tu salud te lo agradecerá!

Tendencias alimentarias saludables, lo más “in” hoy en dia

Una mejor alimentación rica en nutrientes es recomendable con el paso de los años. Si queremos estar libres de enfermedades tenemos que cambiar esos malos hábitos alimenticios por otros que nos conserven bien saludables y mucho más joviales, por tal razón aquí te pasamos estas nuevas tendencias alimentarias que están ‘‘in’’, y que de seguro te mantendrá más sano.

    Comidas saludables congeladas para comer sano
 Los alimentos congelados son una solución que tiene mayores ventajas y beneficios cuando se trata de comida semicasera o viandas saludables. La tendencia de este momento es elaborar comida sana y nutritiva en casa para congelar. La falta de tiempo comienza a dejar de ser una excusa para comer sano.

      Bocadillos saludables en el día
Increíblemente y fuera de todo pronóstico, los bocadillos han sabido ganar su lugar. Todo parece indicar que vamos camino a incluirlos en varias comidas del día. Claro está, todo pasa por tener ingredientes saludables. Un par de bocadillos saludables en la cartera para calmar el apetito en el trabajo no está mal.

 Conocer el origen de los alimentos
  La demanda de productos saludables así como el conocer el origen y los ingredientes de los alimentos que se consumen, es cada día más exigente por parte de los compradores. Sin duda es una tendencia en alza que se verá incrementada con el paso de los años.

            Cocina online, la nueva tendencia
   Desde hace un tiempo atrás, las redes sociales e internet son utilizados por millones de personas en el mundo para buscar recetas de comidas saludables. Todo indica que ésta seguirá cada vez más, ya que puedes convertirse en todo un experto de la cocina sin pagar un centavo.

         Desayunos proteicos
 Cada vez son más las personas que desean aportar más proteínas a sus desayunos. Incluir alimentos como huevos y yogur griego, son opciones muy saludables para obtener energías para rendir durante una larga jornada de trabajo y diversas actividades. No olvides que un buen desayuno es lo esencial para rendir todo el día.

           Comidas variadas
  La globalización también influye en los nuevos sabores que se introducen en todo el planeta. La comida asiática y latina, por ejemplo, se entremezclan en las cocinas de los hogares de todo el mundo, haciendo accesible nuevos sabores y hábitos alimenticios.

    Ya sabes, si lo que quieres es tener una buena alimentación, no hay más que seguir una dieta sana y libre de grasas, ya que es lo más ‘in’ del momento.

Dile ‘NO’ a los alimentos que hacen crecer tu abdomen

  
  Es esa parte del cuerpo que todos quieren bajar, el abdomen, ahí es donde se aloja toda esa grasa que se ingiere al comer. Se tiene que tomar en serio una dieta para evitar que esa barriguita siga aumentando, porque no sólo físicamente se ve mal también puede ocasionarte severos problemas en tu salud.

  De acuerdo con la nutricionista Tara Gidus “la grasa del vientre es la más peligrosa de tu cuerpo”, ya que los niveles elevados de ésta “pueden causar inflamación en todo tu cuerpo, lo que aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, síndrome metabólico y cáncer. Por la misma razón te presentamos algunos alimentos que tienes que evitar.

Alimentos que aumentan el tamaño de tu abdomen
-Bebidas carbonatadas
Muchas de las bebidas dietéticas son
bajas en calorías, pero se las vincula ampliamente con la obesidad, la diabetes y la grasa abdominal. Además, los investigadores consideran que estos productos ralentizan el metabolismo y estimulan al cuerpo a retener grasas.

   Otros daños. Beber refrescos podría dejarte un buen sabor de boca, pero a su vez, le causas otro tipo de daños a tu organismo. Un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Case Western Reserve reveló que las personas que consumen más de dos refrescos diarios tienen más posibilidades de presentar daños en el riñón.

- Alimentos altos en sodio
  Sabemos que la sal no contiene calorías, pero si disfrutas sazonar demasiado tus comidas con este ingrediente
  puede provocar que tu cuerpo
retenga líquidos en exceso. Lo que se recomienda es consumir no más de 2,000 mg al día o 1,500 si padeces de presión arterial alta. Informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

-Carbohidratos refinados
   Nos referimos a las galletas, pan blanco y cereales azucarados. Algunos de estos productos contienen grasas trans, que provocan aumento de la cantidad de grasa alrededor del tejido del vientre y la redistribuyen a otras partes del cuerpo.

-Alcohol
  ¿Gustas una copita? Se ha encontrado que al consumir alcohol se aumenta el apetito y se reducen las inhibiciones, así que si buscas no subir de peso, tomarte una cerveza podría ser la peor decisión de tu día, pues podrías terminar con todo lo que hay en tu nevera.

 En su lugar, puedes optar por una copa de vino tinto, el cual tiene propiedades saludables para el corazón y además, tiene bondades anti-envejecimiento. Recuerda beber con moderación.

-Comida rápida
Hamburguesas, papas fritas y demás alimentos que venden en los establecimientos de comida rápida también son una amenaza latente para que tengas grasa en el vientre. Esto se debe a ingredientes como carbohidratos refinados, azúcares y jarabe de maíz, presentes en estos alimentos.

-Mayonesa
  Sabemos que muchos la usan para preparar sus tortas, pero dejar este producto es librarte de una gran cantidad de grasas, que incluso llegan a superar el 80% del producto.

-Bájale a tu estrés
  El estrés también hace que te crezca la barriga, durante un momento de estrés se estimulan las glándulas adrenales para liberar distintas hormonas, como la adrenalina y el cortisol, pero cuando éste último aumenta en sangre favorece la formación de grasa abdominal.

¿Esos deseos incontenibles por comer podrían ser una adiccion?

  Es la medianoche y te despiertas con muchas ganas de saborear una rica pierna de pollo con esa ensalada de papa que sobró de la cena... mmm, qué rico, pero ¡Cuidado!, que este deseo compulsivo de comer ‘algo’, pudiera ser considerado como una ADICCIÓN A LA COMIDA.

   Esta condición no solo se manifiesta por el consumo exagerado y hasta anormal de comida, sino por ese deseo de ingerir alimentos que son, por sí mismos, dañinos. Al igual que la adicción a fumar, tomar o el consumo de drogas, esas ganas de querer siempre comer, también puede ser una adicción de la misma manera. Cuando cualquier sustancia es ingerida por el cuerpo sin importar su potencial daño o el exceso de necesidad que el cuerpo tiene por ella, se dice que esa sustancia es abusada. Las personas que  abusan de estas sustancias de esa forma, son adictos. Estas personas se vuelven psicológica y mentalmente dependientes de ciertas sustancias, en este caso la comida.

   ¿Eres adicto a la comida?
Responde a estas preguntas para salir de dudas:
-¿Comes cuando no tienes hambre o cuando te sientes triste o deprimido?
-¿Comes en secreto o comes de manera diferente cuando estás solo que cuando estás en frente de otros?
-¿Consumes cantidades inusuales de comida y luego te purgas con vómito o laxantes para deshacerte del exceso?
-¿Hay alimentos que son dañinos para ti, pero los comes de todas formas?
-¿Te sientes culpable luego de haber comido?
Si respondiste que SÍ a estas preguntas es muy probable que seas adicto a la comida.
                   

Qué opinan los expertos
Mientras continúan aumentando las tasas de obesidad, la comunidad científica investiga si comer excesivamente puede considerarse una adicción.

 Nora Volkow, neuróloga y jefa del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas en Estados Unidos, encontró que un neurotransmisor conocido como dopamina, comúnmente implicado en casos de adicción, se comporta en el cerebro de la misma manera en drogodependientes y en personas con problemas de obesidad.
Para ella, esa similitud es una clara evidencia de que comer compulsivamente debe catalogarse como una adicción.
                  

Cómo tratar esta adicción
  La adicción a la comida es una condición seria con muchos efectos adversos para la salud. Obesidad, trastornos psicológicos, diabetes y unas pocas anomalías gástricas.

  Por supuesto, el primer paso para la recuperación es la concientización y aceptación del problema. Médicamente, antes es primordial identificar cuales alimentos —los alimentos detonadores— provocan los síntomas y deseos.

No hay manera fácil de combatir la adicción a la comida; se requerirá disciplina intensa para modificar los patrones alimenticios y el estilo de vida. Un programa de ejercicios manejable debería ser adoptado junto a cambios en la dieta que puedan ser mantenidos. También existen asociaciones que funcionan igual que cualquier otro programa de ayuda: mantienen reuniones confidenciales, se les asignan mentores personales y un programa estructurado con los pasos a seguir para recuperarse.

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux