De mujer a mujer

¡Controla tus impulsos!

Por Mari Lau

Hola, amiga, la tecnología es parte de nuestras vidas incluso en la actualidad se ha puesto de moda terminar relaciones a través de un texto... ¿Qué ha pasado con el romanticismo? ¿Dónde están las cartas de amor? ¿Dónde quedaron las discusiones con sus reconciliaciones?  Lo cierto, amiga, es que en este terreno caminamos a pasos agigantados... ¿Será que terminaremos teniendo relaciones íntimas ‘online’?

  En lo personal me gusta mucho la tecnología, lo nuevo y moderno que nos facilita tanto la comunicación como la practicidad para realizar un sinfín de cosas, pero algo que todavía no termino de aceptar es discutir por texto, será porque me cuesta leer la letra pequeña de mi celular o porque no termino de entender lo que me están alegando, que mejor apago mi teléfono... Y un reciente estudio me confirmó que no estoy nada equivocada, ya que de esa manera no existe un ganador o un perdedor...

  Ahora sí, ve por tu café para que tengamos nuestra tan esperada charla entre amigas que hoy será muy tecnológica. 

    Comencemos...

  Te comentaba que un reciente estudio reveló que las parejas que pelean por mensajes de texto no llegan a nada, al contrario, sólo se crean mayores malos entendidos, y corajes hacia el otro, dañándote más de lo que te puedes imaginar.  Lo que significa que si estas enojada con tu pareja, mejor, aléjate del celular... 

  El estudio arrojó que el principal uso de los mensajes de texto están asociados con una baja calidad de comunicación entre la pareja y que no es la mejor manera de llevar una relación.

  El 82% de los estudiados aseguró enviar mensajes varias veces al día, y reconocieron que es a través de esta vía que resuelven problemas de pareja, piden perdón y discuten temas que no alcanzaron a conversar cuando estaban frente a frente.

  Hasta aquí, todo puede sonar muy normal, ¿quién no ha discutido con su pareja por Whatsapp alguna vez? Pero los investigadores señalaron que discutir temas importantes por chat inhibe la conexión emocional, porque al estar texteando, también estamos haciendo otras cosas y no estamos pendientes en un cien por ciento de la conversación.  

  Por otro lado, los resultados de los hombres reflejaron que para ellos los mensajes de texto no significan mejorar una relación, de hecho les agota recibir permanentemente mensajes de sus parejas, produciéndoles insatisfacción.

  Así que recuerda que es mejor conversar en persona los temas importantes y dejar los mensajes de texto para las conversaciones más triviales y poco significativas.

  La próxima vez que quieras discutir con tu pareja por texto piensa que existe una gran desventaja, porque tienes menos información, menos entendimiento, y menos sensibilidad que cuando lo haces cara a cara, incluso en ocasiones no podemos expresarnos correctamente y la otra persona no alcanza a comprender nuestro verdadero mensaje.

  Como resultado de esto, la comunicación puede resultar más complicada, porque no estamos viendo las expresiones, o el lenguaje corporal y el tono de voz que están utilizando. Y para hacer la situación todavía más complicada, la forma en la que tu cerebro procesa los mensajes de texto (tanto cuando escribes como cuando lees) no es la mejor. Lo que significa que al mandar un mensaje activas la parte lógica de tu cerebro, pero cuando hablas utilizas los circuitos emocionales. De esta manera, aunque envíes un texto en el que pretendas ser amorosa o mostrar cierto remordimiento por alguna situación, él lo traducirá como algo frío y distante cuando lo lea. 

  Cuando estés enojada evita mandar cualquier mensaje explicando lo que sientes, evita que todo se salga de control enviándole un mensaje sólo preguntándole ¿Cuándo podemos vernos?, sin mencionar lo que te puso de mal humor o te molestó. Y de esta forma te aseguro que las cosas resultarán mucho más llevaderas y te darán una relación más sana y con mayor comunicación.

  Y nunca, pero nunca, digas en un texto cosas de las que te puedas arrepentir.   Buena suerte y hasta la próxima!

¿Cómo afrontar a La otra mujer ... Sin salir lastimada?

Hola amiga, existe una mujer en la vida de tu pareja que lo hace reír, que lo consiente, mima y es la mujer más importante en su vida... Sí... Su madre, esa mujer que, aunque no lo creas, siempre estará antes que tú.

   Si bien, para todas las personas las madres son un pilar muy importante y ejercen una gran influencia en nuestra vida, hay una línea muy estrecha entre una relación normal y una enfermiza, algo que parece que cada vez más se da en los hombres de hoy, quienes a una edad madura y con la intención de hacer su propia familia, no sueltan el cordón umbilical. ¿Quieres saber si tu hombre es dependiente de su madre? y ¿Quieres evitar que esto te dañe o dañe tu relación?

  Ahora sí, ve por tu café para que tengamos nuestra charla entre amigas, que hoy vengo con ganas de chismear....   Comencemos:

  Cuando te casas o te vas a vivir con tu pareja ya tienes una idea de cómo es la relación de él con su madre, si es o no dependiente de ella o bien, a pesar de la edad, todavía tiene un gran problema de mamitis. 

  Es común escucharles decir... “Amor, mi mamá viene a comer… Sería conveniente llevarla de vacaciones pues está sola… Voy a hablarle por teléfono ya que quiero que sea la primera en saber de nuestro embarazo... Quiero consultarle este nuevo cambio de trabajo… Mi mamá es una mujer admirable que siempre me apoyó y dio lo mejor”.

  ¿Te suenan familiares estas frases? Seguramente tienes metida a tu suegra hasta en tus sueños. Suena un poco extraño, te casaste con tu pareja siendo 2 y ahora resultan 3. Tal vez te sientes confundida, enojada y en ocasiones culpable, no quieres ser grosera con la mamá de tu pareja.  Pero... ¿Cómo decirle que quieres mayor espacio y privacidad con él?

  La “mamitis”  es una dependencia emocional de un hombre con su madre, como si realmente no hubiera cortado el cordón umbilical. De alguna manera el hijo se siente responsable de cuidarla y asume un papel que no le compete, y es aquí donde tú puedes ser quien disminuya un poquito ese lazo que los une, para que no te afecte.

  Su mamá lo hace sentir bien, y posiblemente él inconscientemente quiere una mujer que lo trate de la misma forma que la mujer que lo vio nacer. 

  Tienes que saber que si ella le expresa su amor diciéndole todo el tiempo lo especial que él es y halagándolo siempre, entonces tu pareja es probablemente el tipo de hombre que necesita una reafirmación verbal de que tú lo amas. Si ella le mostró afecto llenándolo de besos y abrazos, podrás decirle como una loca que lo quieres, pero puede que él no se sienta seguro a menos que le demuestre tu afecto físicamente también.

  Por otro lado tienes que tener siempre presente que cuando te casas, la relación con la familia de tu pareja es inevitable. Posiblemente sean personas con maneras de ser, costumbres, gustos, etc. diferentes a los tuyos, lo que podrá originar discrepancias o roces con ellos. Actúa de manera inteligente, tratando de llevarte bien con ellos, sobre todo con su madre y disfrutando de los momentos que tienen que compartir, aunque esto te represente un gran esfuerzo.

  Existen muchos tipos de suegras, pero tú, a pesar de como ésta sea y te sientas con sus comportamientos, nunca hables mal delante de su hijo y menos intentar ponerlo en contra de ella. Ya que él la defenderá automáticamente y es más que seguro que termine molesto contigo. 

   Actúa y piensa inteligentemente... Lleva la fiesta en paz con tu queridísima suegrita para no dañar tu relación.

  Y nunca, pero nunca, te pongas en contra o hables mal de ella.   Buena suerte y hasta la próxima!

Como tener una relación saludable

Cuando la pareja tiene que viajar constantemente

Por Mari Lau

Hola amiga, generalmente aseguramos que las relación de pareja con ‘‘él’ no es nada sencilla de por sí, pero... ¿Qué sucede cuando tu pareja tiene que viajar constantemente por trabajo?. En la actualidad, hay muchos trabajos en los que el hombre debe  ausentarse algunos días de casa, pero el problema es cuando las obligaciones laborales lo obligan a hacer esto frecuentemente y aquí surge la pregunta: ¿Qué hacer en estos casos?.

  Hoy quiero ir directo al punto... ve por tu café para que nos tomemos un pequeño descanso y tengamos nuestra charla semanal entre amigas.  

  Comencemos...

  Mantener una relación con un hombre que viaja mucho y que por razones obvias no puede llevarte con él, requiere de que seas fuerte y estés muy segura de ti misma... y de él!

 Este tipo de relación no tiene espacio para las inseguridades y dudas en cuanto a la fidelidad. Sin embargo, al margen de tu fuerza o confianza, mantener una comunicación sin verse regularmente exige trabajo de ambas partes.

  Ahora bien, cualquiera que sea el motivo por el cual tu pareja deba ausentarse de la ciudad frecuentemente, es bueno ante todo tomarlo con naturalidad. Cuando las personas se aman, no hay por qué temer ante la distancia o la posibilidad de que esté lejos de casa por unos días.

  Si te quedas en casa, tienes que seguir con tu vida, con tu rutina diaria, y tratar de no pensar en que no está contigo, y utilizar los medios de comunicación al beneficio de la pareja, claro... en horas en que los dos estén desocupados para hablar tranquilamente sin que nadie los interrumpa. Hoy en día, gracias a la tecnología, esto no será un inconveniente.

  Por otro lado es una excelente oportunidad para que aproveches su ausencia para hacer cosas que no puedes hacer cuando están juntos. Aprovecha el tiempo para prepararte y superarte, o para visitar amistades o familiares, que por diferentes circunstancias no tienes ‘chanza’ de ver cuando él esta a tu lado.

  Si tienes niños, apégate más a ellos, salgan juntos, jueguen y si puedes, hasta pudieras darte un gustito, mimándote con lo que más te guste.

  Que mantengan una comunicación sirve como una herramienta vital para el éxito de cualquier relación, y en esta circunstancia más que en cualquier otra, no es la excepción. Y creo que no hace falta aclarar que las conversaciones deben de ser amenas, con mucho amor, divertidas y con muchas risas. Si hay problemas en casa o con los chicos, platícaselos, como algo ‘casual y sin mayor importancia’, pero nunca dramatices, porque eso haría que le diera ‘miedo’ llamarte o contestar tus llamadas y puede que el solo escuchar el timbre de su tel. y ver que eres tú, lo pondrá de malas. 

 Algo que a todos nos gusta es recibir detalles de la persona que amamos y en este caso no es la excepción para ellos. Ten pequeños gestos para demostrarle que te importa. Mándale un mensaje de texto dulce por la mañana o un lindo correo electrónico diciéndole todo lo que lo extrañas.

  Algunos hombres pensarán que esto es muy cursi, pero en su interior les encanta que los mimemos y tomemos en cuenta.

  Recuerda que los reencuentros pueden ser de lo más apasionados... Y mientras él esté en casa aprovecha el tiempo al máximo, fuera las peleas, malas caras y cuestionamientos agrios. Aprovechen el tiempo para estar  juntos. 

  Arréglate y vístete para él. A un hombre le gusta ver que su mujer o novia ha puesto el mayor esfuerzo para estar guapa para él.

  Programa tiempo para estar a solas. Si tienen hijos, o alguno de ustedes los tiene de una pareja anterior, cosa que también común hoy en día, haz arreglos para contratar a una niñera. 

  Y cuando sepan que volverá a salir de viaje, trata de que disfruten un adiós apasionado. El recuerdo de este adiós y el tiempo que han pasado juntos te ayudará a lidiar con la ausencia.

  Y por último, quiero que no te olvides que ante la ausencia, es importante estar seguros y mantener la confianza en la pareja. El hecho de que esté lejos de casa por cuestiones de trabajo no significa que te esté engañando. Cuando alguien se tiene que alejar por cualquier circunstancia lógica, el regreso es muy placentero y le hace bien a ambos.

  Si tienes una relación así, confía y no le hagas la vida miserable a tu pareja, eso solo desgastaría la relación. Hasta la próxima!

Formas sencillas de recuperar la calma!

Cuando sientas que estás a punto de explotar respira profundo y...

Hola amiga, si últimamente sientes que tu carácter está sufriendo algunos altibajos, presta mucha atención a lo que hoy tengo para contarte, porque seguramente no quieres terminar con un chaleco de fuerza puesto... ¿verdad? En algún momento de nuestra vida sentimos que estamos a punto de explotar, la casa, la familia, el trabajo, la escuela, los hijos, y el resto de las responsabilidades con las que lidiamos a diario, hacen que perdamos la calma, incluso llega a nuestra boca la frase más común... estoy al borde de un “colapso nervioso”, y sí puede ser que lo estés, pero hoy te propongo que sólo quede en palabras y lo puedas evitar de una forma natural.

  Ahora sí, ve por tu café para que nos tomemos un pequeño descanso y tengamos una charla entre amigas.  

  Comencemos...

  Lo que llamamos un colapso ocurre cuando los nervios llegan a un estado tal de ansiedad que ya no se puede hacer frente a las responsabilidades de la vida diaria, y si te encuentras pasando por una situación así, sabes perfectamente de lo que estoy hablando. Y no funciona que nos estresemos más, necesitamos tranquilidad, pero sobre todo claridad para enfrentar las diferentes situaciones de la mejor manera, te propongo que cuando te sientas explotar te tomes unos minutos para ti y hagas lo siguiente:

Respira Om, Om, Om... Cuando estás en una situación límite, tu ritmo cardiaco se acelera y puede experimentar temblores incontrolables en el cuerpo. Y lo mejor para recobrar la calma en tu cuerpo, respira profundamente, pon una mano en el pecho, otra en el estómago e inspira contando hasta cinco, mientras haces conciencia de cómo pasa el aire por la nariz, los pulmones o llega hasta tu abdomen. Luego espira por la boca haciendo a la inversa. 

   Repite este ejercicio varias veces y verás cómo se disminuyen poco a poco las ganas de explotar, inclusive si la causante fue tu suegrita...

  Localiza tu lado perverso... Si estás a punto de caer en la desesperación, por alguna situación que estás viviendo, la culpa puede ser uno de tus monstruos internos, por eso mejor... ¡detente! localiza ese pensamiento y reemplázalo por uno que te haga sentir feliz, y los pensamientos negativos que te generan ansiedad se apartarán por completo de tu mente, regresándote la calma a tu vida.

  ¡Muévete!... Cuando sientes que estás a punto de tener una crisis o sientes demasiada carga emocional en tu cabeza, realiza una actividad física, como limpiar, irte al gym o simplemente salte a caminar. 

  El limpiar tu casa es una de las actividades que más toxinas te eliminará, aprovecha para poner en orden tu casa al mismo tiempo que estimulas tus pensamientos positivos.

  Relax de Emergencia... Si te encuentras en un lugar público y sientes que la calma va desapareciendo, tensa todos tus músculos del cuerpo por algunos segundos y luego relájalos. Esto te permitirá tener más control sobre tus crisis y liberar las tensiones.

    ¡Contraataca!... Tú, mejor que nadie, sabes qué tipo de situaciones cotidianas son las que te ponen los pelos de punta, pelear con tu pareja, el tráfico, y hasta los problemas con tus compañeros de trabajo. Si sabes que pasarás por algo así en el día, planea una estrategia para hacer tolerable una crisis. Lo mejor es que siempre tengas a mano tu música favorita o aquellas que traigan a tu mente recuerdos positivos, o bien mira fotos que te recuerden momentos agradables en tu vida.

  Y por último ¡Abraza y Besa!... Ya que cuando lo haces, se liberan toxinas de una hormona que está relacionada con el afecto, y ésta actúa como antiestrés y reduce la ansiedad. 

  ¡Sonríe!... Al reírte relajas los músculos de tu cara y cuello, logrando automáticamente que te sientas mucho mejor.

   Inténtalo y verás cómo puedes controlar tus explosiones y discusiones. Hasta la próxima!

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla15 Appliance - Powered by TurnKey Linux