Tópìcos familiares

Mami... ¿Cómo se hacen los niños?

"Para hacer un niño, hacen falta dos personas, un hombre y una mujer. Tu mamá y tu papá"

 La mayoría de los padres nos ponemos nerviosos cuando nuestro pequeño se acerca y pregunta: "Mami, ¿cómo se hacen los niños?". La situación es embarazosa, no se sabe qué contestar, y en la mayoría de las ocasiones tienden a evitar el interrogante ("cuando seas más mayor lo entenderás. Ahora eres demasiado pequeño, etc") o a contar cosas como "Papá le ha puesto una semillita a mamá y...".

   Al respecto,  Ana Westley en su libro: “Cómo se hacen los niños”, sugiere cómo abordar el tema y mejor aún, cómo explicárselo a un pequeño, utilizando más o menos las siguientes palabras: “Para hacer un niño hacen falta dos personas, un hombre y una mujer, como tu mamá y tu papá… Para hacer un niño, la semilla del hombre tiene que encontrar el óvulo que ha salido del ovario de la mujer y.... (la explicación sigue)

 Con palabras sencillas y claras, la autora explica de manera natural y sin tapujos, pero de acuerdo a la edad del niño, lo que es el acto sexual. 

   Antes de los cinco años, los niños tienden a centrarse en su propio mundo, descuidando su medio ambiente. Pero, según el psicólogo infantil Erick Erickson, a partir de los 5, empieza su formación y desarrollo, por eso, para este psicólogo, esta etapa es de suma importancia y es el momento en que los padres deben aprovechar para lograr en la medida de lo posible, la mejor educación sexual; porque en este momento surgen numerosas interrogantes y las dudas sexuales, obviamente están en los primeros lugares. Generalmente es el propio niño quién toma la iniciativa en sus dudas. 

   Otras de las interrogantes iniciales que se hacen es acerca de sus órganos genitales, sobre las diferencias entre los niños y las niñas. Y cuando el niño, asombrado por esas diferencias le pregunta a sus padres de dónde provienen los niños, es ahí que los padres no debieran responder con evasivas ni escandalizarse ante las primeras manifestaciones eróticas que experimentan los niños. 

  Varias investigaciones han demostrado que durante el baño, empiezan a sentir sensaciones satisfactorias o pueden ser sorprendidos tocándose sus propios órganos sexuales y ante este hecho, los padres se escandalizan, se preocupan.  Osho, uno de los pensadores más grandes de la India, señala en su obra: “El Libro del niño” que cuando un pequeño nace, tocarse el cuerpo es la manera más natural y espontánea de reconocerse, de valorarse; porque se sumerge en un periodo narcisista y ama inmensamente su cuerpo. Es así que tocarse los órganos sexuales, le provoca un gran placer. 

  “El niño juega con sus órganos sexuales sin saber que son órganos sexuales y es que éstos son la parte más sensible de su cuerpo.” Es preciso que los padres no se sorprendan con estos acontecimientos; porque entre los 3 y 6 años empieza la curiosidad sexual. Si se censura y castiga, generaríamos sentimientos de rechazo, culpabilidad y temor hacia su vida íntima. 

 Como de hecho no es malo que él niño se toque, no debemos regañarlo, ni basemos nuestra educación en torno al "qué dirán los demás". Siempre pensemos lo mejor para nuestro hijo. Lo que podemos hacer es estimularlos en otras actividades, para distraer su atención, en otros intereses. 

  Con relación a las preguntas sobre cómo nacen los niños o cualquier otra de índole sexual, los padres deben prestar la máxima atención. Nunca respondan: “esas cosas no te interesan” o “estás muy pequeño para saberlo”. Nuestras respuestas deben ser claras, sencillas. Así mismo, cuando hablemos sobre los órganos genitales, siempre debemos utilizar los nombres científicos, como son el pene y la vagina. 

  Por otro lado, se ha discutido mucho si es conveniente que los niños vean desnudos a sus padres. En la actualidad se considera que el desarrollo adulto de los órganos sexuales, puede generar ansiedad, pudiendo ser una imagen perturbadora y negativa al compararlos con sus propios órganos; pero si los niños descubren casualmente desnudos a sus padres, estos no deben ocultarse como si escondieran algo malo. Si el niño a partir de ese momento empieza a formularle algunas preguntas, es el momento oportuno para empezar a responder con naturalidad. La sexualidad debe dejar de ser un tema tabú, porque ella forma parte de la vida y la armonía del ser humano desde que nace. Por eso, introducir a los niños en los misterios naturales de la vida, es un reto maravilloso y no debemos privar a nuestros hijos de explicaciones claras, sencillas y honestas! -•-

Celos entre hermanos, Inevitables pero manejables

¿Nuevo bebé en casa?... Las reacciones adversas son algo natural en los pequeños ante la llegada de un hermanito porque sienten que han perdido la exclusividad con sus padres

  Se quiera o no, se propicie o no, se acepte o no, pero es una realidad... Los celos entre hermanos existen y en cualquier circunstancia. Aunque conforme se van teniendo más años en la vida y se va madurando, esos celos tienden a disminuir.

   Sin embargo, en la infancia “los celos entre hermanos” en ocasiones son muy fuertes, sobre todo cuando se anuncia la próximo llegada de un nuevo miembro en la familia, “un hermanito”.

  Con la llegada de un nuevo hermano es frecuente que el hijo anterior se sienta desplazado y tenga celos. A ello se suma que los padres están más cansados, por la gran atención que han de dedicar al recién nacido. El primogénito se siente abandonado y tiene miedo de perder el amor de sus padres. 

   Los padres debemos actuar con cariño, pero con firmeza y sin perder de vista sus criterios educativos. Si, durante esta etapa de celos, los padres siguen dedicando el mismo tiempo a su hijo mayor, y ofreciéndole el mismo cariño y afecto que le demostraban antes de nacer el bebé, esos sentimientos acaban por desaparecer.

COMO SE MANIFIESTAN 

  El mayorcito puede imitar conductas del bebé: se hace pis en la cama, pide que le den de comer con biberón, que le pongan pañales... 

*-* Llama continuamente la atención: tiene rabietas, hace pataletas, se pelea con otros niños, hace travesuras. 

*-* Muestra desprecio hacia el bebé e incluso intenta dañarle. 

*-* Deja de comer, tiene pesadillas, etc. 

   Como se mencionaba al principio, los celos son normales y tienden a desaparecer con el tiempo si los padres saben cómo actuar ante este hecho. 

PAUTAS PARA ACTUAR 

Durante el embarazo... 

  Es importante que informen a su pequeño sobre lo que va a ocurrir. De esta manera se adaptará a los acontecimientos con mayor facilidad. Es un buen momento para que le cuenten que su mamá estará más cansada, qué significa tener un nuevo hermanito y sobre todo, que no se le va a dejar de querer porque llegue otro miembro a la familia. 

   El niño  hará preguntas.... Esto es algo positivo, ya que sabrán cuáles son sus sentimientos y preocupaciones, y podrán ayudarle a resolver sus dudas. Esto no quiere decir que deban hablar continuamente sobre el tema. 

   Su hijo se ha de sentir partícipe de lo que está sucediendo... Para lograr esto, pueden pedirle su opinión a la hora de buscar un nombre, dejarle que sienta las primeras patadas en el vientre de su madre, pedirle ayuda para cuando nazca el bebé. 

Cuando mamá esté en la maternidad

  Le han de explicar que, aunque su madre va a permanecer unos días en el hospital, él va a estar bien atendido y no se le va a abandonar. Durante la ausencia de la madre, el niño ha de permanecer en casa de alguna persona en la que él confíe y quiera (sus abuelos, una vecina, un amigo) Permitan que se lleve su juguete preferido o un objeto que pertenezca a la madre (un pañuelo, una fotografía): sentirá menos su ausencia. 

   Si es posible, el padre ha de visitar a diario al niño y la madre ha de llamarle por teléfono. En el caso de que el hospital o clínica lo permita, puede ir a ver a su madre y al recién nacido. 

Cuando el bebé ya está en casa 

   Han de reforzarle cuando mantenga una actitud positiva hacia el pequeño; potenciará que este comportamiento se repita. 

  El niño está adquiriendo un nuevo rol en su vida: hermano mayor. Haga que se sienta orgulloso y responsable de este nuevo “puesto” permitiéndole hacer cosas “de mayores” y que se adecuen al mismo tiempo a su edad (por ejemplo, le pueden dejar que coma en la mesa con los adultos, que se acueste un poco más tarde). 

  Una de las mayores rabietas entre hermanos viene dada cuando el pequeño rompe algún juguete del mayor. Evite esta situación no permitiendo que el bebé coja los juguetes de su hermano, a no ser que éste mismo sea quien se los deje.

 

   Aunque cada persona es diferente, por lo general el comportamiento humano lleva los mismos patrones de conducta y esas personitas que tenemos en casa, ante una situación así, actuarán de forma muy parecida, así que tenga presente estas sugerencias. Y ya sean para usted o para un ser querido... Recuérdelas!!!

Participe en actividades físicas con su familia!!

Las actividades en familia son fundamentales para lograr un acercamiento y comunicación entre sus miembros, pero la convivencia entre padres e hijos cada vez está más limitada, por eso debemos hacer algunos cambios

  La diversión es la clave para ayudar a su familia a volverse más activa. Los niños participan en actividad física porque la disfrutan. Entonces – ¡hágala divertida! Que sus actividades sean sencillas y no competitivas. Usted es el modelo de su familia para que ellos sean activos. Los expertos recomiendan que tanto niños como adultos hagan actividades físicas durante por lo menos una hora al día, dividido en varios períodos de actividad, algunos más activos que otros. Animan también a los miembros de la familia a hacer estas actividades juntos, no sólo para inculcar en los niños hábitos saludables de por vida, sino por lo divertido que es ser una familia activa. 

  “El mantenerse activo es parte importante de un estilo de vida saludable”, observa Anna Martin, asesora en nutrición y asuntos de la familia y del consumidor con Extensión Cooperativa de la Universidad de California. “Los padres deben alentar a sus hijos a estar activos dándoles el buen ejemplo y planeando actividades físicas en las que pueda participar toda la familia”.

  Los especialistas sugieren que el ejercicio diario incluya un total de media hora de actividad moderada y otra media hora de actividades que requieran mayor esfuerzo físico. Recomiendan también limitar la cantidad de tiempo que se pasa frente a la televisión, computadora y videojuegos a no más de 2 horas diarias; asimismo, apuntan a la necesidad de beber suficiente agua al estar activos y comer alimentos saludables.

  “Las actividades en familia no tienen que costar mucho dinero, pues hay muchas actividades gratis o a bajo costo en las que puede participar toda la familia”, señala Martin. Sugiere hacer una lista en familia de actividades físicas que todos disfruten, algunas al aire libre y otras en casa, para poder mantenerse activos en familia en toda época del año, aunque esto debiera ser más marcado durante las vacaciones de los chicos.

  Hay infinidad de actividades que se pueden hacer bajo techo y que todos los miembros de una familia pueden disfrutar. Estas son algunas sugerencias: 

  Bailar, hacer ejercicios de estiramiento, formar una banda familiar y hacer música tocando “instrumentos” hechos de artículos de cocina como cacerolas y sartenes como tambores y arroz en botellas de plástico como maracas. 

  Actuar como los personajes de cuentos o libros favoritos. 

 Esconder objetos por toda la casa y hacer un “mapa del tesoro” para dar pistas para encontrar los objetos escondidos. 

 Hacer de los quehaceres diarios una actividad divertida pretendiendo que se trata de baloncesto y “encestando” los juguetes o ropa sucia en la caja de juguetes o canasta de la ropa. Jugar al boliche con pinos caseros hechos de envases de leche, botellas de jugo o cajas de cereal vacíos y una bola pequeña de hule. 

   Y como las anteriores hay infinidad de actividades que pueden realizarse dentro de la casa y que son muy alegres, amenas y divertidas.

  Pero también hay otras actividades familiares que son alegres y divertidas, pero que a diferencia de las anteriores, deben realizarse al aire libre. He aquí una breve lista de sugerencias:

   Salir a caminar o llevar al perro a caminar. 

  Hacer burbujas de jabón y correr tras ellas tratando de atraparlas. Aunque existen en el mercado algunos aditamentos expresamente fabricados para eso, sin embargo es más divertido hacer en familia esos aditamentos. Para ello mezcle una taza de champú para bebé con 3 tazas de agua y use un popote o alambre delgado para soplarlas. 

   Ir a nadar en familia si viven cerca de una alberca pública, río o lago. Organizar unas olimpiadas familiares donde todos compitan en diferentes actividades, como salto y carreras. 

  Y lo mejor es que los materiales necesarios para muchas actividades al aire libre sólo cuestan unos cuantos dólares. Por ejemplo, pueden:

  Trazar con gis o tiza un campo de tejo o rayuela en la acera o patio. Patear una pelota grande y suave. Llenar una bolsa de tela con frijoles secos y jugar a pasarla de una persona a otra sin dejar que caiga al suelo. Brincar la reata o saltar a la cuerda o lazo. Jugar en familia al fútbol, voleibol, baloncesto, etc. Montar en bicicleta o en patines.

 

   Cuando se trata de mantener activa y divertida a la familia, ¡su mejor aliado es la imaginación!...    Utilícela!!!!!

Disfruta el desarrollo de tu bebé en cada etapa

Los niños crecen por etapas y cada una de ellas lleva su tiempo y tiene su proceso. Algunas son más rápidas que otras, pero todas son igual de importantes y bonitas y los padres deben saber disfrutarlas cada una en su momento

Andrea Menchaca -Agencia Reforma-

 Los primeros meses y años de un niño son fundamentales para su desarrollo físico, emocional y psicológico. Trabajar con la estimulación de tu pequeño le ayudará a que tenga un mejor crecimiento.  ¿Tu bebé tiene 4 meses y no sonríe a la gente o no sostiene la cabeza firme?¿Tiene 6 meses y no intenta agarrar los objetos que están a su alcance? ¿Llegó a los 9 meses y no balbucea?

   Estos indicadores son sólo algunos que deberían poner a los papás en alerta para buscar ayuda profesional y descartar cualquier problema.

   La atención temprana es fundamental si se sospecha que el bebé presenta alteraciones o retraso en el desarrollo psicomotor.

  Muchas veces los padres notan que su bebé no hace ciertos movimientos o no tiene ciertas reacciones de otros niños en la misma etapa, pero lo dejan pasar creyendo que eventualmente lo podrán hacer.

  Los especialistas advierten que la evaluación e intervención oportuna marca la diferencia en el desarrollo del niño y puede prevenir muchas otras situaciones. 

   Hasta hace dos décadas era en la primaria, cuando veían que su hijo no aprendía a leer. Después, cuando la etapa preescolar fue obligatoria, detectaron el problema un poco antes.

  “Pero hoy los niños llegan a preescolar a los 3 años y si nosotros vemos la etapa donde hay mayor plasticidad cerebral es al año”, advierte el también profesor de la Escuela Normal de Especialización Humberto Ramos Lozano.

  La plasticidad cerebral es la capacidad de las células nerviosas para regenerarse anatómica y funcionalmente, a consecuencia de estimulaciones ambientales, con el fin de conseguir una mejor adaptación al entorno.

  En tanto que, el especialista en neurodesarrollo Víctor Hugo Treviño agrega que está comprobado que en los primeros meses años de vida si se estimulan ciertas funciones, las neuronas de alrededor se especializan en esa función.

Niños vulnerables

    La intervención para pequeños vulnerables debe ser lo más inmediata posible, porque esto da la oportunidad de organizar su sistema nervioso, señala la psicóloga infantil Cristela Acosta.

   “Hay niños que por alguna causa son vulnerables: por ejemplo los que son producto de un embarazo de alto riesgo, ya que sospechamos que su sistema nervioso viene un poquito desorganizado.

    A los bebés, desde que están casi recién nacidos, si el papá o la mamá durante la convivencia, detectan que son algo distintos a los demás, ya sea porque tienen un tono muscular elevado, rígido o totalmente flácido, hipotónico, es fundamental que lo digan a su pediatra para que éste los refiera a un especialista, que están en capacidad de atender a bebés de 40 días de nacidos, hasta en edades más avanzadas.

   Los terapeutas infantiles, después de evaluar al menor deben darle un programa de trabajo individualizado, acorde a su problema, nivel de desarrollo y con la expectativa inmediata que se tenga para él.

   “Se trabajan metas a muy corto plazo, porque el sistema nervioso durante el primer año tiene cambios muy rápidos”, comenta.

Consulta con el pediatra si tu bebé: 

  A los 2 meses...  No responde a los sonidos fuertes, no observa los objetos mientras se mueven, no sonríe a la gente, no lleva las manos a su boca, no sostiene su cabeza cuando la levanta si está acostado boca abajo.

    A los 4 meses ....»  No observa los objetos mientras se mueven, no sonríe a la gente, no sostiene su cabeza firme, no susurra, se arrulla o hace sonidos, no trae objetos a su boca, no se empuja hacia abajo con sus piernas si sus pies están en una superficie dura ó tiene problemas moviendo un ojo o ambos en todas las direcciones.

     A los 6 meses ....»  No intenta agarrar las cosas que están a su alcance, no muestra afecto por sus cuidadores, tiene dificultad en poner cosas en su boca, no hace sonidos de vocales (a, e, o), no se da la vuelta estando acostado, no se ríe o da gritos. Se ve muy rígido, con los músculos apretados, se ve muy blando, como muñeco de trapo.

   A los 9 meses ....» No soporta el peso en sus piernas, no se sienta con ayuda, no balbucea (mamá, baba, papá), no le interesa ningún juego interactivo (palmaditas), no responde a su propio nombre. Parece no reconocer a los adultos con que convive, no ve hacia dónde apuntas, no pasa un juguete de una mano a otra.

 

    A los 12 meses....»  No gatea, no se para con apoyo, no busca cosas que están escondidas, no dice palabras como mamá o papá,  no aprende a hacer gestos como saludar o negar con la cabeza, no apunta hacia objetos, pierde habilidades que ya tenía.

 

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 
Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux