Doctora consejos

Respuesta al uso de ropa íntima entre los hombres

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:
 Leyendo su columna me llamó la atención acerca de los hombres que visten ropa femenina.

  Soy un hombre casado en la misma situación. Desde niño me fascina la ropa íntima femenina, en una ocasión estaba con mi mujer y ella me pidió que usara su ropa íntima, lo cual aproveché para hacerle creer que ella me inició en estos gustos. Con esto quisiera aclarar que habemos un porcentaje muy grande con esta inclinación. Y que alguien muy cercano, quien menos uno se imagina, se inclina por estos gustos, hasta me atrevería a decir que puede ser un hermano o hasta el mismo padre de familia.

 En lo personal conozco padres de familia, ministros de iglesias, oficinistas de traje y corbata, vaqueros con botas y sombrero, que usan toda clase de lencería, cierto que nuestra preferencia sexual son las mujeres, los que tenemos el gusto de la ropa íntima femenina lo hacemos por atracción sexual a las mujeres.
Gracias.... Casado en Lencería

Querido Casado:
  Estoy totalmente de acuerdo contigo. La ropa íntima femenina es erótica para la vista y los sentidos tanto para el hombre como para la mujer, y cada pareja debe decidir cómo disfrutar sus relaciones íntimas.

  Soy de la firme creencia que mientras los dos consientan y eso que se hace no cause daño físico ni problemas legales, se vale de todo.

 Mi preocupación por el lector que escribió primero sobre este tema no es que él use lencería en la intimidad de su hogar, sino que a escondidas de su esposa se sale a la calle vestido de mujer. La palabra clave aquí es “a escondidas” porque eso apunta a que existen sentimientos de vergüenza que deben ser atendidos.

   Gracias por escribir, tu punto de vista es valioso y puede ayudar a quienes gustan de este estímulo sexual.

Es acusada por su familia

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Doctora Consejos

Querida Doctora Consejos:
 Necesito su ayuda porque en mi familia se hizo un gran chisme por algo que dije sin mala intención, mis palabras fueron cambiadas y ahora mis hermanas y mis cuñadas están enojadas conmigo. Es muy largo de explicar, me siento muy deprimida porque todas cambiaron conmigo y cuando me acerco a ellas, se quedan calladas y se miran entre sí.

 No sé ni cómo aclarar las cosas. No he hecho nada malo pero me siento como si lo hubiera hecho.
 Ayúdeme porque también estoy muy enojada de que me traten como si tuviera lepra.
--- La Acusada

Querida Acusada:
 Entiendo cómo te has de sentir. Los malos entendidos en las familias son terribles. Mi consejo es que escribas una carta dirigida a todas las involucradas. En esa carta, sin reproches, vas a exponer los hechos, por ejemplo vas a decir: “el día fulano de tal yo dije tal cosa. Mis palabras se referían a tal asunto, mi intención no era mortificar a nadie”… Explica bien qué fue lo que dijiste y qué fue lo que querías decir, también explica que te has sentido muy mal que se hayan entendido de manera diferente.

 Termina tu carta diciendo que te disculpen si dijiste algo inapropiado y que te gustaría que todo se aclarara para que te volvieran a tratar como antes.

 Después de eso, saca fotocopias a la carta y en la próxima ocasión en que todas estén juntas, entrega a cada quien una copia de la carta. Si te es posible, organiza tú misma la reunión para que todas lean al mismo tiempo la carta y esto dé pie a que haya un diálogo.   

Te deseo buena suerte

Perdió al amor de su vida pues ella no quiere regresar

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Querida Doctora Consejos:

 Me gustaría expresar ante todo la dicha que siento cada semana al leer su columna.

 El motivo de la presente es porque necesito su ayuda.  Hace más de 3 años tuve la dicha  de conocer el amor de mi vida. Una mujer con un gran corazón y belleza inmensa  Ella me cautivó desde el primer instante. Nuestro amor creció día a día. Ni los celos ni la infidelidad ni los vicios existen en nuestras vidas.

 Tenemos muchas cosas en común y eso ayudó a sembrar nuestro amor.

 En nuestro camino hubieron días nublados pero sin tormenta y la violencia nunca existió en nuestro vocabulario. Sé que la envidia de vernos felices era el descontento de muchos. Y  cuando todo parecía ir mejor cada día, de repente mi interior se quemaba sin explicación. Un malestar inexplicable y la soledad se apoderaban de mi ser, y lo peor es que sin motivo me alejaba de ella. Pero gracias a Dios regresábamos. Muchas veces le decía que sentía en mi corazón que alguien o algo nos quería destruir.  El año pasado ella se vino a vivir conmigo y la felicidad rodeaba nuestra hogar.

  El deseo de ella es casarse y tener familia. Yo estaba y estoy dispuesto a hacer sus sueños realidad, pero de repente aparecía en mí un tsunami que destruía todo lo construido. No entendía a mis sentimientos. Era una lucha interna difícil de explicar. Fui un cobarde al no buscar ayuda. Un ignorante al permitir que se alejara de mi vida. Nos separamos y durante ese tiempo busqué ayuda y me acerqué a Dios con todo mi corazón. Gracias a él todo está solucionado. Ahora estoy seguro que nada ni nadie podrá destruir nuestro amor. Fui a buscarla y le pedí perdón. Yo la amo. Pero sus labios me dijeron que “no” aunque su corazón al igual que el mío se dicen que sí. Ahora no sé qué hacer, me gustaría escuchar su consejo.

 Mil gracias su lector.

--- El Vagabundo
 

  Querido Vagabundo:
  Es triste que ustedes dos se hayan separado, por algo que pudo haberse evitado. Dices que has cambiado… ojalá que de verdad lo hayas hecho.
 Los síntomas que denotas en tu carta son los del conquistador, que es encantador durante la conquista, pero que cuando se siente atrapado --aunque sea con yugo de seda-- se aleja y se resiste porque teme que sus días de conquistador terminen para siempre.

  Esa actitud refleja que la persona no está lista para una relación de entrega duradera. Pero si de verdad anhelas regresar con ella, esta vez para siempre, mi consejo que en lugar de pedirle que regrese a vivir contigo, la invites a salir al cine o al café.

 Llévale una rosa, cántale una canción al oído. Llévala a bailar… Y así, paso a paso, vuélvela a enamorar.
 De esta forma, al volver a tratarte como enamorado, quizá ella pueda comprobar que en verdad has cambiado.

  Buena suerte

Perdió el deseo de estar con su pareja

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial cuando no se cuenta con ayuda. Por eso creamos “Doctora Consejos”, una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

Por: Sylvia Carlock

Querida Doctora Consejos:


  La verdad este no es un tema del cual me guste hablar pero verdad es que estoy desesperada.
 No me atrevo ir al médico por vergüenza y no sé a quién recurrir. Mi problema es el siguiente: tengo 28 años, llevo una vida en pareja desde hace 10 años, pero ya hace un año que no me dan ganas de tener intimidad con mi pareja. El ya se dio cuenta y lo que me tiene preocupada es que el tiempo pasa y yo sigo igual.

   Hace un año tuve un aborto espontáneo y desde ese momento como que ya no quiero que mi pareja me toque. ¿Habrá influido eso en lo que me está pasando?, necesito que me aconseje por favor y me diga qué hacer.

  ¿A quién puedo dirigirme? Necesito ayuda. Me doy cuenta que mi familia está en crisis y sé que es por mi culpa. Me siento  presionada, no sé qué más hacer. Lo que realmente me desespera es que quisiera saber qué es lo que me pasa. Por favor espero ansiosamente una respuesta.

  ---  La Desesperada

Querida Desesperada:
  Definitivamente necesitas consultar a un doctor. Después que tuviste el aborto espontáneo, es posible que tu cuerpo haya quedado con el balance hormonal alterado. Solamente un médico que te haga los exámenes pertinentes podrá determinar qué es lo que pasa en tu organismo.

  No tengas vergüenza de platicarle tu problema. Un médico está entrenado para escuchar a sus pacientes en absoluta confidencialidad.

  Estás demasiado joven para que el deseo sexual se haya apagado en tu cuerpo, este es un asunto que debes atender inmediatamente.

  Por tu edad supongo que tu pareja es joven y esta situación debe ser incómoda para él también.
 Tanto tú como él necesitan estar en perfecto estado de salud para disfrutar su relación de pareja. Acude al médico lo más pronto posible.

     Buena suerte.

Share/ Comparta

Follow Us/ Siganos:

Suscríbase!

Registrese para información de lo que pasa en El Aviso Magazine. Enterese de concursos, eventos y más!

 
 
 

Respetamos su Privacidad

 

Redes Social Network

Anunciese Advertise your Business

(323) 586-9199

4850 Gage Ave. Bell, CA 90201

Our Business is to bring YOU Business!

Joomla25 Appliance - Powered by TurnKey Linux