Edición Noticias Salud

LOS CONTRAS DE COMER DESPUÉS DE LAS 7 DE LA NOCHE

Continúan los debates entre los expertos acerca del consumo de las calorías nocturnas, el motivo muy simple, ‘comer de noche causan mayores estragos, como la obesidad’.

Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo’. Una frase muy conocida que se debe aplicar en el diario vivir. Especialmente si TÚ eres de las que gustan comer en las noches. Durante las noches, los niveles de insulina aumentan, provocando que todo aquello que se ingiera se convierta en grasa, especialmente los carbohidratos, y si tú quieres perder libras demás, este hábito es terrible.

Lo negativo de comer en las noches

Acidez estomacal. Ir a dormir después de cenar puede provocar que los ácidos del estómago suban al esófago y con ello, una sensación de ardor en la garganta o en el pecho. Y más aún si consumes alimentos altamente grasosos, condimentados, picantes o ácidos.

Afecta el ciclo metabólico. Mientras duermes, es más difícil para el organismo metabolizar los alimentos. Esto favorece el aumento de peso y enfermedades como diabetes tipo 2, problemas gastrointestinales y hasta depresión, explica un artículo publicado en la revista TheScientist.

Levantarse para ir al baño. Cuando cenas tarde aumenta la necesidad de micción y excreción. Esto hará que despiertes en la madrugada para ir al baño. Recuerda que los alimentos se van a digerir durante tus horas de sueño. La recomendación es que si comes muy tarde opta por alimentos ricos en fibra ya que tu cuerpo tarda en procesarlos.

Mala calidad de sueño. El tipo de alimentos que cenas y la hora en que los tomas influye directamente en la calidad de sueño. Se recomienda evitar grandes cantidades de carbohidratos, grasas, condimentos y azúcares. Además de carne, refrescos chocolate y café porque alteran el ciclo del sueño. Opta por comidas ligeras como fruta, té y leche, así como alimentos calientes o tibios por su efecto relajante.

Enfermedades del corazón. Después de algunos años de investigaciones, Eric Rimm, profesor asociado de Medicina en Harvard Medical School de Harvard, explica que principalmente los hombres que cenan tarde aumentan hasta 55% las posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca. Recomienda cuidar los hábitos alimentarios para reducir el riesgo de padecimientos coronarios, por ejemplo, reducir el consumo de alimentos altos en sodio.

 

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *