Entretenimiento

Como Cosa Curiosa

Por un tal: Luis Ruiz

Qué pasooooó razaaa, cómo están mis relucientes tuerkitas y mis oxidados tornillitos, bien?, Ojalá que sí!… Ya!, ya!, no te encaa…brites. Total, si no estás oxidado, po’s qué güeno y te felicito (aunque habría que preguntarle a tu vieja, si eso es cierto, je, je, je)

Y como ya es costumbre, voy a empezar echándoles uno… aunque sea algo rapidín.

Resulta que el funerario se queda trabajando una noche hasta muy tarde. Su trabajo era examinar el cuerpo de los muertos antes de ser enviados a enterrar o cremar. Cuando examinaba el cuerpo del Sr. Ruiz, que estaba por ser cremado, hizo un asombroso descubrimiento: el Sr. Ruiz tenía el miembro más largo que jamás hubiera visto!

-¡Ay, en la moder!… con razón muchas en el pueblo andaban rete alborotadas por este hombre -dice el voz alta el hombre-… Pues lo siento mucho Sr. Ruiz, dice el funerario al muerto, pero no puedo enviarlo a cremar con ese tremendo miembro. Este tiene que ser guardado para la posteridad.

Dicho esto utiliza sus herramientas y separando el pene del cuerpo, lo puso en su portafolios y se fue a casa. A la primera persona que se lo muestra fue a su esposa.

Tengo algo que mostrarte que no vas a creer, le dijo, y acto seguido abre el maletín y….

¡Ay, Dios mío! -exclama ella. – ¡Ay, no la ___ingues… no  p u e d e   s e r… ¡¿A poco se murió el tal Ruiz!?…

Ja!, ja!, ja!… ta’güeno, ehh!.. y ni la hagan de pex, porque es mi chistorete, yo le pongo el nombre que quiera,.. ma!, pos’estos!

Y cambiando de terma, fíjensenn que esta semana iba a tocar el tema del méndigo Trompas de hule y copete de mono de ventrílocuo, pero la neta, ya chole con eso, así que pensé que sería mejor dedicar este tema a las mujercitas, a esas damintas que la próxima semana festejaran el Día Internacional de la Mujer… un cariñoso abrazo a todas ellas.

Pero como cosa curiosa, pensé que sería mejor aconsejar a mis cuates, para que las comprendieran y las quisieran como son y es que ellas piensan, lo que nosotros ni soñamos. Ellas necesitan, lo que nosotros ni imaginamos. Ellas compran, lo que nosotros no entendemos para qué…

Pero no solo la mujer es cosa curiosa, de hecho la vida está llena curiosidades. Por ejemplo: ¿se han dado cuenta mis querido leitores, cuántas cosas necesitan nuestras mujercitas y nosotros sin saber pa’ qué son?… Empecemos con los productos de baño. ¿Para qué necesitan tantas cosas?

“Así estás hermosa, amor” -intentamos decirles- pero ellas siguen apilando frascos, pomadas, cajas, más frascos, cremas, enjuagues, pinturas, lociones, esencias, shampoos -por lo menos 3 diferentes-, y uff!, qué güeva de sólo nombrarlas.

Cada vez que nos lavamos los dientes frente al espejo, como cosa curiosa nos damos cuenta de que sólo el cepillo de dientes es nuestro, todo lo demás es de ella!!!….  ayyy!, qué lindas!!!

digo_mujeresY siguiendo con las cosas curiosas… ¿qué me dicen de los zapatos, eh?;  Yo quisiera que alguien me explicara por qué si sólo tenemos dos pies, ¿cómo es que ellas guardan veinte, treinta o más pares de zapatos?… Además, debemos reconocerlo, ¿cuándo fue la última vez que tú te fijaste en los pies de una mujer? (no en las piernas) sólo los pies… ¿Verdad que ya ni te acuerdas?

Pero ahí no paran las cosas curiosas, porque a la hora de dormir, queeé?…  Señoras, por favor entiendan que a todos nos gusta ser abrazados y sentirnos queridos pero NO a lo largo de toda la noche.  Uyy!, Y ni hablar de esas noches frías (o aunque estén tibias), porque se cubren con lo que sea, ellas siempre tendrán manos y pies fríos, fríos, y como cosa curiosa, siempre insisten en calentarlas con nuestros cuerpos. ¡Aaah!, y pobres de nosotros si no lo permitimos, porque empieza una laaarga letanía: que ya no la queremos. Que hemos de tener otra y quién sabe cuántas cosas más.

Pero de todas estas cosas curiosas, lo más pior, son las compras (aunque muchos hombres padezcan del mismo mal); sólo ellas pueden arrastrarnos toda una tarde por varios almacenes para probarse innumerables prendas y pedirnos que opinemos sobre cada una de ellas.

Además no debemos olvidar cómo le quedaba la prenda No. 23 y el precio, porque si no, no podremos compararla con la prenda 38 o el color de la 19 y cuánto cuestan éstas; y entonces ella dirá que “no le prestas atención” y “para qué la acompañas” y si le respondes “porque tú me lo pediste’ ella se ofenderá aún más… así que te recomiendo esta frase infalible:  “Ésta te queda mejor, mi amor”.

¡Ahh!, y nunca, pero nunca se te ocurra decir que se ve gorda con una prenda… Porque sería tu muerte en vida por varias semanas o meses!

…. Así que, mi tornillito, si como cosa curiosa se te sale decirle algo a tu vieja que no le gusta y te hace bronca y reclama, tú, con una sonrisa socarrona tu dile: “Pero mi amor… Si yo no dije nada, esto es cosa del __indejo ese del…. … Yo  No’mas  Di gO!

More From The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *